Tendencias
Mujer en el gimnasio.
Los ejercicio de fuerza ayudan a fortalecer la musculatura del pecho. - Foto: Getty Images

vida moderna

Los mejores ejercicios para levantar el pecho

Existen varios factores que inciden en la caída de los senos. Mientras que algunas mujeres optan por la cirugía para corregirlos, otras recurren al ejercicio.

A medida que pasa el tiempo, el cuerpo de la mujer experimenta diversos cambios. Uno de los más notorios es, precisamente, la firmeza de los senos. Si bien la vejez trae consigo este efecto, no es el único elemento que incide en el proceso.

Según reseña el portal especializado Mejor con Salud, detalles como el tamaño de los senos, la cantidad de bebés que se amamanten, el tipo de brasier que se utilice y cambios drásticos de peso también influyen en la pérdida de firmeza en los senos.

Para corregir este detalle, algunas mujeres optan por acudir al quirófano y realizarse una cirugía estética. No obstante, otra alternativa involucra el ejercicio, trabajando los músculos que se ubican debajo de los senos. En ese sentido, el entrenamiento se configura como una opción válida para mejorar la firmeza en esta importante parte del cuerpo para las mujeres.

El portal Eurofitness detalla algunos ejercicios que podrían ser de utilidad a la hora de fortalecer la musculatura del pecho, al mismo tiempo que se reduce el porcentaje de grasa corporal. Por supuesto, en aras de optimizar y acelerar los resultados, es conveniente complementar el entrenamiento con otros hábitos de vida saludable, como la alimentación balanceada y el descanso adecuado.

A medida que pasa el tiempo, los ligamentos de Cooper (una fascia fibrosa que mantiene a la mama en su posición) se van desgastando. El efecto inmediato es que los senos pierden su tensión y, como se dice popularmente, se caen.

Los ejercicios de fortalecimiento muscular resultan útiles para recuperar la firmeza en los senos. Algunos de los más efectivos son:

Flexiones de pecho

Las populares ‘lagartijas’ o flexiones de pecho son el ejercicio básico para fortalecer esta región del cuerpo. Para su ejecución, la persona debe ubicarse boca abajo, manteniendo su cuerpo en línea recta. Las palmas deben estar apoyadas firmemente en el suelo, mientras que los brazos permanecen rectos.

Partiendo de la posición inicial, los codos debe flexionarse hasta que el pecho casi toque el suelo. Posteriormente, se regresa a la posición original y se repite el movimiento.

Press con mancuerna o barra

Este ejercicio se puede trabajar tanto en posición recta como inclinada, de manera que aborde completamente la región del pectoral. Con un peso exigente, pero que se pueda controlar, la ejecución implica llevar la mancuerna o barra hasta el pecho para luego subirla y repetir el ejercicio.

Apertura de pecho

Se puede trabajar en el gimnasio con la máquina de poleas. Para su ejecución, el primer paso consiste en ubicarse en el centro y tomar el agarre con cada mano, ubicándolo a una altura donde el movimiento se sienta cómodo. Luego, se da un paso corto hacia adelante, dejando un pie por delante del otro.

Este ejercicio requiere juntar los agarres con cada mano, realizando un movimiento diagonal descendente. Es importante mantener los brazos estirados en la posición final para mayor activación del músculo.

Eurofitness también comparte algunos consejos para mantener la firmeza de los pechos y ralentizar su caída:

  • Tomar duchas frías, hidratar y masajear los pechos para activar la circulación y mejorar la elasticidad de la piel.
  • Utilizar ropa adecuada al momento de hacer ejercicio, evitando que el pecho sufra impactos o botes que puedan causarle algún tipo de daño.
  • Mantener una postura correcta durante el día para mantener la firmeza de los ligamentos de Cooper.
Mujer realizando ejercicio en la ciudad
Al momento de realizar actividades como correr, es recomendable usar ropa adecuada para evitar que los senos se golpeen o reboten excesivamente. A largo plazo podría incidir en la pérdida de firmeza. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Cuándo acudir a un médico?

Los senos caídos aparecen naturalmente con la edad, sin embargo, en caso de que surjan prematuramente, es conveniente consultar con un profesional de la salud para evaluar el caso.

De igual manera, en caso de que se experimenten síntomas como dolor o se note la existencia de algún bulto dentro del seno, lo mejor es acudir a un médico de confianza.