Tendencias
Piel
Las manchas se producen por falta o incremento de la melanina. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Manchas en la piel: ¿cuándo hay que preocuparse?

Este tipo de manchas están asociadas a problemas del desarrollo de vasos sanguíneos o vascularización, ¿cómo se llaman?

La piel es un órgano dinámico que suele adaptarse al entorno, pero en ese proceso puede sufrir complicaciones. Es por ello que Sanitas dice que al ser tan versátil, lo más aconsejable es prestarle atención de manera constante y responsable.

Al ser el órgano más predominante y con mayor exposición, los expertos consideran que actúa como una capa protectora de la temperatura diaria de las bacterias y es impermeable.

Sin embargo, eso no quiere decir que la piel no pueda adquirir afecciones y, por eso, se debe saber en qué momento una persona debería preocuparse por las manifestaciones que refleja la parte exterior del cuerpo

Teniendo en cuenta datos compartidos por la Academia Española de Dermatología y Venereología, “La piel sana posee un sistema de reparación muy desarrollado para conseguir mantener la integridad pese a las agresiones”, pero no siempre es así; el hecho de que no tenga una buena apariencia con manchas, significa que podría haber complicaciones.

El portal web Medlineplus dice que las manchas son marcas irregulares que aparecen en la piel y su tonalidad varía de claro a oscuro, según el sujeto que las tenga. Usualmente, estas se generan por: cambios de melanina y en la sangre, bacterias o inflación por erupciones cutáneas.

Sumado a esto, la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) complementa que la melanina es la que le da el color a la piel y esta incrementa o disminuye por los factores como: la genética, el calor, lesiones, exposición a la radiación, condiciones médicas como el Vitiligo, metales pesados, entre otros.

Manchas en la piel por uso del celular
La piel es versátil y actúa como un agente protector en la mayoría de órganos. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aunque hay manchas que no representan ningún riesgo, el portal Estetic detalla que hay un tipo que se le conoce como manchas vasculares; son de color rojo y están asociadas a problemas del desarrollo de vasos sanguíneos o vascularización.

Es por ello que la doctora Juliana Machada, dermatóloga colaboradora del Instituto de Dermatología Integral, menciona en el citado sitio que “podemos hablar de hemangiomas, que son dilataciones vasculares y que aparecen, principalmente, en los primeros años de vida y que hasta en un 80 % de los casos desaparecen por sí solos con el paso del tiempo”, pero deben ser atendidas.

Por otro lado, los puntos rubí también pertenecen a este tipo de manchas, son lesiones que se redondean y a pesar de que son benignas hay que tenerlas en cuenta. ‘’Aparecen frecuentemente en personas adultas y se localizan en espalda, cuello y rostro en forma de manchas rojas de dos a seis milímetros”, dice la experta.

En la lista, también figuran las arañas vasculares, conocidas en términos médicos como telangiectasias, el Manual MSD consigna que pueden darse por la presión de la sangre en las varices o por asuntos hormonales. Para prevenirlas se recomienda llevar una dieta baja en sodio, evitar utilizar pantalones ajustados, mantener un peso saludable y demás.

Por último, con poca frecuencia se encuentran “las llamadas manchas de ‘’vino de Oporto’' por su intenso color. Estas no desaparecen y representan un problema estético si están en cara o cuello’', sostiene la dermatóloga Juliana Machada.

Por su parte, el citado manual de salud considera a estas últimas manchas como un trastorno de la piel y hay quienes optan por eliminarlas con láser o taparlas con cremas estéticas, pero lo cierto es que los dermatólogos consideran evitar aplicar menjurjes para no sufrir de otras patologías.

Manchas pigmentadas

No representan una preocupación puntual, pero es importante mencionarlas por su común aparición en la piel. Estetic da a conocer que suelen adquirir tonos marrones por la sobreestimulación de la melanina y son:

  • Los lunares.
  • Las pecas.
  • Los lentigos solares, por sobreexposición al Sol.
  • El melasma, el cual aparece en el rostro y tiene vínculo con las hormonas femeninas.