vida moderna

Manzanilla con jengibre: ¿cuáles son sus beneficios y cómo preparar la infusión?

Estas plantas resaltan por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes.


En la naturaleza abundan elementos que poseen características beneficiosas para la salud y que han sido utilizados generación tras generación por sus propiedades medicinales. Entre ellos, el jengibre y la manzanilla son ingredientes reconocidos por su acción antiinflamatoria y calmante, los cuales alivian los síntomas relacionados con distintas afecciones, como el colón irritable.

La manzanilla es una planta que actualmente se encuentra en muchas regiones del mundo y continúa siendo utilizada por sus propiedades para mejorar la salud. De acuerdo con el portal Psicología y Mente, esta es una de las hierbas medicinales más antiguas que se conocen y se le conceden propiedades terapéuticas, como mejorar la digestión, calmar la ansiedad, disminuir el estrés, reforzar el sistema inmune y ayudar a tratar las heridas e impurezas de la piel.

Entre otros beneficios de la manzanilla se resalta que contiene componentes, como los ácidos orgánicos, terpenos y alcoholes, los cuales la hacen una planta ideal para tratar la inflamación y calmar molestias provocadas por los dolores menstruales, la inflamación abdominal o los problemas digestivos.

Según señala el portal Cuerpo Mente, el jengibre, una raíz originaria posiblemente de la zona tropical de Extremo Oriente y que hoy se cultiva en varias regiones del mundo, se utiliza frecuentemente con fines medicinales, para el tratamiento de afecciones intestinales, náuseas y vómitos.

Asimismo, se resalta la riqueza en aceites volátiles, así como de sustancias fenólicas, enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas y minerales, que lo convierten en el ingrediente ideal para favorecer el bienestar del organismo.

Entre algunos de sus beneficios, señala el mencionado portal, el jengibre se utiliza para contrarrestar el mal aliento, favorecer la digestión y aliviar los síntomas del resfriado. Sin embargo, se aconseja no exceder en su consumo, puesto que las dosis altas de esta raíz en cualquiera de sus presentaciones puede provocar gastritis.

También le puede interesar...

Infusión de manzanilla con jengibre para el intestino

La manzanilla y el jengibre se pueden preparar de distintas formas, para obtener los beneficios de ambos alimentos. Inclusive, el jengibre se puede añadir en las recetas de cocina, para aportarle sabor a la comida.

Sin embargo, para el caso del colon irritable resulta provechosa la combinación de estas plantas, para potenciar su propiedades y tratar las incomodidades producidas por dicha afección.

Para preparar la infusión, son necesarios los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • Opcional: 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación:

En una olla, agregar las dos tazas de agua y ponerlas a hervir. Cuando el agua ya esté en su punto de ebullición, se le añade la raíz de jengibre, previamente rallada, y las flores de manzanilla.

Bajar el fuego y dejar que las plantas se infusionen por cerca de 2 y 3 minutos. Una vez pase este tiempo, se deja reposar durante 15 minutos a temperatura ambiente. Finalmente, al momento de servirla, se puede endulzar con un poco de miel.

Esta infusión también se puede tomar fría. Para ello, solo basta agregar unos cuantos cubos de hielo.

La manzanilla es una planta con aroma y sabor milenario. Foto: Getty Images
Esta infusión también se puede tomar fría. Para ello, solo basta agregar unos cuantos cubos de hielo. - Foto: Getty Images

¿Cómo tomarla?

En primer lugar, cabe señalar que en ningún momento esta infusión reemplaza el tratamiento médico indicado por los profesionales. Por ello, se debe consultar con el doctor de cabecera ante cualquier malestar que provoque demasiada incomodidad, como el colón irritable.

Se aconseja tomar esta bebida máximo tres veces al día y no exceder en su consumo durante la semana.

Asimismo, si la persona es alérgica al jengibre o a la manzanilla, evitar el consumo de la infusión.

Finalmente, se recomienda que los remedios caseros sean solo complementarios a un correcto tratamiento por parte de los especialistas.