salud

Problemas de visión: ¿cómo prevenir la tensión ocular alta y cuáles son sus causas?

La presión intraolucar elevada genera el riesgo de padecer glaucoma.


Si bien no tiene nada que ver con la hipertensión, la tensión ocular alta también puede generar complicaciones de salud, específicamente en los ojos.

La tensión ocular o tensión intraocular es la presión que ejercen los líquidos del interior del ojo sobre las paredes del mismo y sobre sus estructuras firmes como la córnea, el iris y el cristalino, precisa información de la Clínica Baviera, de España.

A diferencia de otros órganos, el globo ocular no está relleno de sangre sino de líquidos transparentes, entre ellos el humor vítreo y el humor acuoso, que permiten que la luz y las imágenes que las personas perciben puedan entrar en el ojo y llegar hasta la retina.

“Además, estos líquidos tienen una importante función nutritiva y su circulación constante consigue que el globo ocular mantenga su forma esférica. Sin embargo, si falla el drenaje o aumenta su producción, se eleva la presión en el interior del ojo, que puede dañar las estructuras internas, afectando principalmente al nervio óptico y ocasionando el conocido glaucoma”, asegura el portal Saber Vivir, de España.

Varios factores pueden incidir en la pérdida repentina de la visión.
La tensión ocular elevada puede generar glaucoma. - Foto: Getty Images

Los expertos de la Clínica Baviera explican que el elemento principal que determina la presión intraocular es el balance entre la producción y la reabsorción o drenaje del humor acuoso del interior del ojo y, en aquellos casos en los que no es correcto, es importante controlarlo mediante la aplicación de medicamentos o una cirugía para prevenir la posible aparición del glaucoma.

El glaucoma, según el Instituto Nacional del Ojo, de Estados Unidos, es un grupo de enfermedades que pueden causar pérdida de visión y ceguera al dañar el nervio ubicado en la parte de atrás del ojo, conocido como nervio óptico. El glaucoma no tiene cura, pero el tratamiento temprano puede detener el daño y proteger la visión.

Según los especialistas, la principal causa de un anormal aumento de la presión intraocular es el mal funcionamiento del sistema de drenaje del humor acuoso, el cual se presenta con frecuencia por el estrés oxidativo provocado por el envejecimiento.

Por esta razón, la edad es uno de los principales factores de riesgo de este padecimiento, junto con el consumo de tabaco, la contaminación, los antecedentes familiares, el estrés y una alimentación poco saludable.

Una de las mejores formas de evitar que se presente una tensión ocular elevada es la adopción de ciertos hábitos de vida saludables como abandonar el consumo de tabaco y alcohol, adoptar una dieta sana y equilibrada rica en vitaminas C, B1, caroteno (provitamina A), licopeno, luteína y zeaxantina y practicar deporte al menos dos veces por semana.

La Academia Americana de Oftalmología recomienda que para prevenir que se suba la pensión ocular y se presenten riesgos de glaucoma es importante tener en cuenta los siguientes aspectos.

1. Visitas al oftalmólogo. Dado que es un padecimiento que normalmente no genera síntomas, sino hasta cuando se comienza a perder la visión, es importante visitar al oftalmólogo de manera regular para realizarse exámenes oculares. El especialista podrá detectar la enfermedad en sus etapas tempranas y luego controlarla y tratarla.

Cataratas - ojos - visión
La edad es uno de los principales factores de riesgo para padecer de glaucoma. - Foto: Getty Images

2. Cuidado con los asteroides. Tomar esteroides por largos períodos o en dosis altas puede aumentar la presión intraocular, en especial si la persona tiene glaucoma, por ello siempre es relevante consultarle al especialista sobre su consumo.

3. Comer bien. Es importante consumir muchos vegetales de hoja verde y frutas de colores, pues contienen vitaminas y minerales que protegen no solo el organismo, sino también los ojos.

4. Hacer ejercicio suave. El ejercicio intenso que aumenta el ritmo cardiaco puede también aumentar su presión intraocular. Sin embargo, una caminata a buen ritmo, y ejercicio regular a un paso moderado puede reducir la presión ocular y mejorar en general la salud.

5. Proteger los ojos. Las lesiones oculares pueden producir glaucoma. Es recomendable utilizar siempre gafas protectoras mientras se practican deportes o se trabaja en lugares expuestos a contaminación y al sol.

6. Dormir en una posición correcta. Si la persona tiene glaucoma debe evitar dormir con un ojo sobre la almohada o sobre el brazo. “Quienes tienen apnea obstructiva del sueño (AOS) están en riesgo de glaucoma o pueden tener una enfermedad más grave”, precisa la Academia Americana de Oftalmología.

7. Protegerse de la luz solar. Los rayos ultravioleta del sol pueden causar un tipo de glaucoma. La recomendación es usar gafas de sol de buena calidad.