Dolor de espalda
Los dolores se pueden presentar durante las jornadas de trabajo por no tener una correcta postura corporal. - Foto: Getty Images

salud

¿Qué dolores se pueden desencadenar debido a una mala postura?

La alineación correcta del cuerpo ayuda a evitar dolores y lesiones.

Una buena posición puede ayudar a mejorar la confianza y el humor. Mejorar la postura demandará de tiempo y de un esfuerzo consciente, pero los beneficios valdrán la pena. La alineación correcta del cuerpo evitará un exceso de presión sobre las articulaciones, los músculos y la columna vertebral, lo que eliminará el dolor y la probabilidad de padecer de una lesión. Una mala postura puede desencadenar varios dolores:

1. Dolor de cabeza: una mala postura puede tensar los músculos de la parte posterior de la cabeza, del cuello, de la parte superior de la espalda y de la mandíbula, lo que puede ocasionar que se ejerza una presión sobre los nervios cercanos provocando lo que se conoce como “cefalea tensional” o “cefalea producida por un espasmo muscular”.

2. Dolor de espalda y cuello: el dolor, la tensión y la rigidez en la espalda y el cuello pueden ser ocasionadas por lesiones y otras afecciones como la artritis, hernia de disco y osteoporosis. Sin embargo, la postura es un factor frecuente que influye en estos síntomas. El dolor de espalda y cuello se pueden volver crónicos por lo que es pertinente consultar al médico para saber si se trata de una mala postura o de una enfermedad que requiera atención pronta.

3. Dolor de rodilla, de cadera y de pies: la debilidad muscular, la rigidez o falta de equilibrio, la falta de flexibilidad y la mala alineación de las caderas, las rodillas y los pies pueden ocasionar que la rótula se deslice suavemente sobre el fémur.

Dolor de espalda
Escoliosis Anatomía de la curva de la columna vertebral, corrección de la postura. Tratamiento quiropráctico, alivio del dolor de espalda. - Foto: Getty Images/iStockphoto

4. Dolor y pinzamiento en los hombros: la tensión, la debilidad o el desequilibrio muscular asociados con una mala postura pueden generar que los tendones del manguito rotador se irriten provocando dolor y debilidad. Una postura encorvada hacia adelante puede provocar que estos tendones se pincen, lo que puede generar un desgarro en los manguitos rotadores o una lesión más grave que puede causar un dolor más intenso.

5. Dolor en la mandíbula: una postura con la cabeza inclinada hacia adelante puede ocasionar que los músculos que se encuentran debajo de la barbillas se tensionen. Esto podría generar dolor, fatiga y un chasquido en la mandíbula, además de dificultad para abrir la boca, dolores de cabeza y dolor de cuello.

6. Fatiga y problemas respiratorios: las malas posturas pueden restringir la caja torácica y comprimir el diafragma, ocasionando que la capacidad pulmonar se reduzca generando una respiración poco profunda.

Dolor de espalda
El dolor, la tensión y la rigidez en la espalda y el cuello pueden ser ocasionadas por lesiones y otras afecciones como la artritis, hernia de disco y osteoporosis. Sin embargo, la postura es un factor frecuente que influye en estos síntomas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Consejos para mejorar la postura

1. La persona debe pararse derecha para luego, inhalar levantando los brazos y llevándolos hacia atrás; luego se debe exhalar llevando los hombros hacia abajo como si se quisiera tocar los bolsillos traseros del pantalón con los omóplatos.

2. La persona debe sentarse en el borde de una silla, colocando las manos en los muslos internos y dejando los pies sobre el suelo. La persona debe inhalar y balancear la pelvis y las costillas hacia adelante mientras abre el pecho y mira hacia arriba. Exhala y balancea la pelvis y la columna vertebral hacia atrás mirando hacia atrás en dirección al piso.

3. La persona debe recostarse boca arriba en una cama con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre el colchón. La persona debe inhalar y luego exhalar lentamente para subir la pelvis hacia arriba para elevar los glúteos y la espina dorsal.