vida moderna

¿Qué enfermedades puede causar el queso?

Se recomienda antes de elegir un queso, previo a su consumo, consultar con un nutricionista para determinar cuál es el más adecuado según la condición física.


Tener una dieta balanceada es imprescindible para una salud favorable sin importar la edad. Sin embargo, con el paso de los años, un plan de alimentación se debe adaptar según las condiciones y afecciones que el cuerpo tenga.

Entre tanto, el consumo de leche en muchas dietas es incluida, ya sea la que proviene de animal o la de un vegetal. No obstante, como bien se sabe, el queso es un derivado de esta bebida, y muy poco se habla de su ingesta y las desventajas que le aporta al organismo.

Por esto, es importante saber cuál es el queso más sano que lo beneficia, porque por ejemplo, un alto consumo de este producto con una gran contenido de sal o grasa, puede provocar hipertensión, o colesterol alto.

De acuerdo con un artículo publicado por Mejor con Salud, y escrito por Francisco María García, algunos estudios no necesariamente aseguran lo anterior, sin embargo, su consumo puede influir en la estructura del cuerpo.

Existe una amplia lista de quesos en el mercado que se adaptan a gustos y sabores, tales como los siguientes:

  • El queso cremoso, que se destaca por tener altos niveles de grasa.
  • El queso procesado que comúnmente se conoce como queso tajado, y en su transformación se ve alterado su sabor natural.
  • El queso azul se destaca por su sabor ácido que puede participar en la extensión de moho, propio de este tipo de producto.
  • El queso ricotta, es un derivado del suero de la leche de vaca, que está compuesto de zinc, calcio, y hasta vitamina A.
  • El queso parmesano es uno de los que más calorías tiene y grasa lo componen.
  • El queso mozzarella no es relevante por tener un alto aporte calórico.
Creativo
Foto referencia sobre queso con bocadillo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Hipertensión alta

La Clínica Mayo señala que la presión alta que ejerce la sangre al pasar por las arterias puede provocar enfermedades cardíacas. Además, sus síntomas no necesariamente son percibidos, sin embargo, algunos signos como los dolores de cabeza, sangrado, pueden ser una advertencia sobre esta afección.

A medida en que una persona envejece, las probabilidades de riesgo de padecer hipertensión también aparecen, siendo los hombres los más propensos a tenerla, asegura la entidad.

Por consiguiente, antecedentes familiares también son asociados con quienes tienen esta afección. No obstante, el consumo de cigarrillo, o un aumento de peso que se convierte en sobrepeso u obesidad, puede ser relacionado con la presión arterial alta.

El consumo excesivo de queso salado, puede ser nocivo para la salud, porque de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la sal: “Se estima que cada año se podría evitar 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal a nivel mundial se redujera al nivel recomendado”.

Por ejemplo, el consumo de sodio por debajo de los 5 gramos al día puede disminuir la tensión arterial, explica la organización internacional, precisando que esto también contribuye en la reducción del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Entre tanto, la OMS recomienda disminuir su ingesta, ya que se estima que una parte de la población mundial consume al menos entre 9 y 12 gramos, una medida superior a la sugerida que puede perjudicar el organismo.

Cabe señalar que varios alimentos que son de consumo diario tienen como nutriente la sal que se encuentra de forma natural en ellos.

Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images.
Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images. - Foto: Foto Gettyimages

Colesterol alto

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, señala que el colesterol “es una sustancia cerosa” que al ser bueno, ayuda en la producción de hormonas y células, pero que al encontrarse en altos niveles (LDL) puede provocar enfermedades cardiacas porque se adhiere a las paredes de los vasos sanguíneos colocando en riesgo la vida de una persona, ya que puede provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.