salud

¿Qué enfermedades se producen por falta de vitaminas en el organismo?

Los suplementos dietéticos son otra manera de obtener las vitaminas que el cuerpo necesita.


La avitaminosis es la falta de una o más de las vitaminas esenciales por falta de ingestión de estas o por mala absorción del organismo, de acuerdo con el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

Además, según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, las vitaminas son un grupo de sustancias que son necesarias para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normales.

De hecho, existen 13 vitaminas esenciales, las cuales son:

  • Vitamina A: ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, tejidos óseos y blandos, membranas mucosas y piel sanos.
  • Vitamina C: también llamada ácido ascórbico, es un antioxidante que favorece los dientes y encías sanos. Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber el hierro y a mantener el tejido saludable. También es esencial para la cicatrización de heridas.
  • Vitamina D: también se conoce como “la vitamina del sol” debido a que el cuerpo la produce luego de la exposición a la luz solar y esta vitamina le ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Asimismo, ayuda a mantener niveles sanguíneos apropiados de calcio y fósforo.
  • Vitamina E: es un antioxidante, conocida también como tocoferol. Ayuda al cuerpo a formar glóbulos rojos y a utilizar la vitamina K.
  • Vitamina K: es necesaria porque sin ella, la sangre no se solidificaría (coagularía). Algunos estudios sugieren que es importante para la salud de los huesos.
  • Vitamina B1 (tiamina): ayuda a las células corporales a convertir los carbohidratos en energía. También es esencial para el funcionamiento del corazón y las neuronas sanas.
  • Vitamina B2 (riboflavina): funciona en conjunto con las otras vitaminas del complejo B. Es importante para el crecimiento corporal y la producción de glóbulos rojos.
  • Vitamina B3 (niacina): es una vitamina del complejo B que ayuda a mantener saludable la piel y los nervios. En dosis altas también tiene efectos que reducen el colesterol.
  • Vitamina B6 (piridoxina): la vitamina B6 ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento de la función cerebral.
  • Vitamina B12 (cianocobalamina): es importante para el metabolismo. También ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central.
  • Folato (ácido fólico o B9): actúa con la vitamina B12 para ayudar en la formación de glóbulos rojos. Es necesario para la producción del ADN, que controla el crecimiento tisular y la función celular.
  • Ácido patoténico (B5): es esencial para el metabolismo de los alimentos. También desempeña un papel en la producción de hormonas y colesterol.
  • Biotina (B6): es esencial para el metabolismo de proteínas y carbohidratos, al igual que en la producción de hormonas y colesterol.

Por tal razón, las deficiencias vitamínicas pueden causar problemas de salud y puede incrementar el riesgo de problemas de salud, entre ellos enfermedad cardíaca, cáncer y salud ósea deficiente (osteoporosis).

Otras enfermedades podrían ser ceguera nocturna, pelagra, raquitismo, obesidad, trastornos metabólicos y anemia, según el portal portugués.

Sobre la misma línea, reveló que algunos síntomas por falta de vitaminas en el organismo son: piel seca y áspera con descamación; retraso en el crecimiento de niños; problemas en el desarrollo cognitivo y motor en niños; sueño diurno o cansancio, pero los síntomas de la deficiencia de vitaminas varía dependiendo de la vitamina faltante.

Cansancio frecuente puede ser uno de los síntomas que desarrolla el organismo al tener deficiencia de vitamina B6. Foto GettyImages.
El cansancio frecuente puede ser uno de los síntomas que desarrolla el organismo al tener deficiencia de vitamina B6. - Foto: Foto GettyImages.

Hay que señalar que la cantidad de cada vitamina que necesitan las personas depende de la edad, el sexo y otros factores, como el embarazo y el estado de salud, pero la mejor manera de obtener todas las vitaminas diarias es consumir una dieta equilibrada que contenga una amplia variedad de frutas, verduras, productos lácteos enriquecidos, legumbres (frijoles secos), lentejas y granos integrales, según la biblioteca de Estados Unidos.

De todos modos, antes de consumir algún medicamento o alimento lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique que es lo más adecuado para cada persona.