Tendencias
La ruptura de lazos familiares y los cambios abruptos en las dinámicas del hogar generan estrés en todos los involucrados, incluyendo, por supuesto, a nuestros amigos de cuatro patas. - Foto: 4Patas.com.co

vida moderna

Relaciones amorosas, ¿cómo terminarlas sin fracasar en el intento?

Terminar una relación a veces suele ser tan fácil como suena, y surge la pregunta de cuál es la mejor forma para hacerlo.

A menudo escuchamos situaciones en las que a las personas se les dificulta el rompimiento de una relación sentimental, más cuando esta ha durado un largo periodo de tiempo en pareja, por eso a continuación se presentarán algunas de las cosas que se pueden hacer para terminar dicho vínculo de la mejor manera y hacer un poco más llevadera la situación.

Hay que tener en cuenta que los vínculos afectivos se terminan por diversas razones y que en muchas ocasiones estas no tienen qué ver necesariamente por una discusión o infidelidad, pues es normal que a veces solo se apague la chispa del amor o simplemente la persona ya no desee estar comprometida.

Si ya se tomó la decisión definitiva de terminar una relación, lo más saludable es que se tengan en cuenta los sentimientos de la otra persona, en el marco de la responsabilidad afectiva, pero sin dejar de lado tus sentimientos y necesidades, buscando la mejor manera de comunicárselo a quien será tu expareja.

¿Qué puedo hacer?

  • Mentalizarse: cuando la decisión esté tomada, es importante pensar qué es lo que se quiere comunicar y la forma de hacerlo para estar preparado para el momento que puede resultar complicado en algunas situaciones, además de que puede ser de gran ayuda dialogar con algún amigo o amiga de confianza sobre cómo manejar el momento.
  • El lugar: tener en cuenta que la conversación puede despertar muchos sentimientos y desbordar en lágrimas, es fundamental, por lo que el lugar donde se vaya a dar la noticia debe ser uno que se considere seguro y principalmente cómodo para las dos partes involucradas, sin embargo si existe la posibilidad de que las cosas se salgan de control o hay algún temor sobre la seguridad o integridad, lo mejor es un lugar público.
  • Sin intermediarios: una ruptura compete principalmente a las dos personas implicadas, por lo que lo mejor es que ambas personas estén presentes al momento de dar fin, sin intermediarios y sin mensajes de texto, lo preferible es hablar personalmente con dicha persona para hacerle saber que se le está dando la importancia que conlleva el acontecimiento.
  • La honestidad: si ya no había amor en la relación, llegó una nueva persona o simplemente no hay la intención de mantener una relación por proyectos personales, la honestidad es la mejor opción, pues no es muy agradable irse sin que la persona sepa qué sucedió y quede con un sinsabor.
  • No doblegarse: puede ser doloroso y puede haber sentimientos que impliquen volver a la relación, pero si ya la decisión está tomada y las razones por las que fue tomada fueron evaluadas, es esencial no permitir ninguna manipulación o persuasión por parte de la pareja que pretenda hacer doblegar la decisión.

Post ruptura

Superar una relación, no es algo que se le facilite a todos, muchas veces a tristeza puede ser muy fuerte y la nostalgia no permite superar la ruptura, por lo que tras haber terminado ambas partes deben permitirse sentir, explorar sus sentimientos, ya sean de dolor, enojo o tristeza. Sentir es de humanos y las redes de apoyo como familiares o amigos pueden ser claves para la sanación, pues, es importante dialogar sobre dichos sentires y saber que se cuenta con más personas.

También es importante pedir ayuda cuando se crea necesaria, no es de débiles pedir ayuda psicológica si se cree que se está pasando por un cuadro depresivo o ansioso a raíz de la separación. Se puede seguir teniendo contacto con esa persona o simplemente aplicar el contacto cero, lo importante es pensar siempre en el bienestar y no hacer nada que no se desee.