alimentación

Tres licuados de papaya para perder peso naturalmente: así se pueden consumir

Esta fruta se conoce como la más popular para cuidar el estómago. Así mismo, se puede preparar de diferentes formas con ingredientes naturales, económicos y fáciles de conseguir.


Una de las metas que varios sujetos suelen proponerse desde que comenzó este año es bajar de peso. Existen diversas razones para hacerlo, por lo general se debe a dos factores: salud o estética.

Independientemente del argumento por el que alguien busque bajar de peso, en la actualidad hay múltiples opciones para lograr el cometido. Sin embargo, no todas son favorables y algunas impactan al organismo.

La cuestión que nace a partir de ello es: ¿cómo se disminuyen algunas tallas, sin impactar al cuerpo? De acuerdo con expertos en nutrición y dietas, lo más viable es migrar a alternativas naturales, como el consumo de frutas. En un caso más concreto, ingerir licuados de papaya.

Las creencias populares y medicinas ancestrales han considerado a la papaya como la fruta ideal para el estómago, pues es un alimento que se recomienda para las personas que sufren de estreñimiento. El portal web Medical News Today consigna que esta tiene una amplia variedad de beneficios para la salud y eso la convierte en el ingrediente perfecto no solo para bajar de peso, sino también para prevenir enfermedades.

La papaya tienen propiedades antibacterianas o antiinflamatorias. Foto: Getty images.
La papaya tienen propiedades antibacterianas o antiinflamatorias. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Las principales características nutricionales de la papaya son: es una excelente fuente de vitamina C, contiene carbohidratos, fibra y proteína, además también es rica en vitamina A, magnesio, cobre, y ácido pantoténico.

Respecto al factor de la pérdida de peso, el portal mexicano de Cocina Vital indica que se trata de una fruta depurativa, la cual “ayuda a agilizar el tránsito intestinal, ayudando a que los alimentos se digieran fácilmente, y por consiguiente a bajar de peso”.

En la misma línea, Adelgazar en Casa comparte tres preparaciones de licuados en los que la papaya toma el protagonismo y, junto a otros ingredientes, es mezclada para disminuir tallas, aumentar la energía del organismo y evitar el consumo de refrescos con azúcar.

Licuado de papaya, linaza, avena y miel

Ingredientes: dos tazas de agua, una taza de papaya cortada en trozos, dos cucharadas de avena en hojuelas, una cucharadita de miel y una cucharada de semillas de lino o linaza.

Preparación: lavar y proseguir a cortar la papaya en cubos medianos. Luego, agregar la fruta a un vaso de licuadora con los otros ingredientes. Después, añadir agua hervida y mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea. Para terminar, servir y disfrutar primordialmente en los desayunos.

Licuado de papaya, leche y canela

Ingredientes: tres tazas de papaya, media taza de leche de almendras, un cuarto de cucharada de canela en polvo, media taza de avena en hojuelas y hielo (opcional).

Preparación: pelar la papaya y cortarla en pequeños trozos. Después, incorporar al vaso de licuadora con la leche, canela y avena para proseguir a triturar hasta obtener una combinación con pocos grumos. Para finalizar, agregar hielo y disfrutarla en días soleados en los que una persona suele tener sed.

Licuado de papaya, yogur, fresas y coco

Ingredientes: 125 gramos de yogur natural sin azúcar o yogur griego, media taza de papaya, una taza de fresas, 50 gramos de almendras, una cucharada de ralladura de coco y una taza de agua de coco.

Preparación: Primero, poner a remojar las almendras en un recipiente con agua fría, mínimo 30 minutos antes de realizar el licuado. Luego, agregar uno por uno cada uno de los ingredientes a la licuadora, se recomienda que lo último que se añada sea el agua de coco y tratar de que esta cubra los otros alimentos. Finalmente, mezclar todo hasta obtener la consistencia deseada.

Para bajar de peso: el citado portal recomienda consumir cualquiera del trío de licuados con papaya en ayunas, durante siete días seguidos. También podría tomarse como reemplazo de la cena.

Adicionalmente, tener en cuenta que las frutas deben estar frescas, lavadas y conservadas. De igual forma, para lograr mejores resultados se recomienda eliminar la ingesta de grasas saturadas y harinas refinadas. Por otro lado, tener horas adecuadas de sueño, tomar abundante agua y comer platillos balanceados.

Cabe señalar que antes de incorporar este tipo de preparaciones a una regulación alimentaria, lo mejor es consultar con médicos especialistas para que estos den el aval de su consumo.