venus
(FILES) This file photo released by NASA shows the planet Venus in a composite of data from NASA's Magellan spacecraft and Pioneer Venus Orbiter - NASA announced two new missions to Venus on June 2, 2021, that will launch at the end of the decade and are aimed at learning how Earth's nearest planetary neighbor became a hellscape while our own thrived. (Photo by - / NASA/JPL-CALTECH / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / NASA/JPL-Caltech" - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS - Foto: AFP

exploración espacial

Video: el increíble sobrevuelo en Venus que compartió la Nasa

Se trata del segundo sobrevuelo en Venus de la sonda Solar Orbiter.

La Nasa reveló en las últimas horas impresionantes imágenes del sobrevuelo en Venus que realizaron las sondas Solar Orbiter y BebiColombo.

Lo más llamativo del video es la aparición del planeta Venus, el cual fue definido por los ingenieros de la Nasa como una enorme bola centellante que se aproxima a toda velocidad.

“Idealmente, hubiéramos podido resolver algunas características en el lado nocturno del planeta, pero había demasiada señal desde el lado diurno (...) Solo una franja del lado diurno aparece en las imágenes, pero refleja suficiente luz solar como para causar la media luna brillante y los rayos difractados que parecen provenir de la superficie”, dijo Phillip Hess, astrofísico de la Nasa en un comunicado, sobre el sobrevuelo que realizaron las sondas mencionadas anteriormente.

Además, dos estrellas fueron visibles en medio del recorrido en Venus, antes de que fueran eclipsadas por el planeta.

Vale destacar que ese fue el segundo sobrevuelo en Venus de Solar Orbiter, con seis más programados de 2022 a 2030, además de realizar uno en la Tierra para noviembre de 2021.

En días pasados, la Nasa anunció que está en la búsqueda de cuatro voluntarios a quienes remunerará por permanecer durante un año en un ambiente completamente aislado para simular que están en Marte. Vivirán en un módulo de 518 metros cuadrados impreso en 3D, llamado Mars Dune Alpha.

“Es fundamental para probar soluciones que satisfagan las complejas necesidades de vivir en la superficie marciana. Las simulaciones en la Tierra nos ayudarán a comprender y contrarrestar los desafíos físicos y mentales que enfrentarán los astronautas antes de partir”, explicó Grace Douglas, científica del departamento de Tecnología Avanzada de Alimentos de la Nasa, en un comunicado oficial.

De acuerdo con la información dada a conocer por la Agencia, el entorno simulará los desafíos de una misión en el planeta rojo, incluidas limitaciones de recursos, fallas en los equipos, demoras en las comunicaciones y otros factores estresantes.

La misión hace parte del experimento Crew Health and Performance Exploration Analog (CHAPEA) que comenzará en otoño de 2022. Entre las tareas de la tripulación se pueden incluir ‘caminatas espaciales’, investigación científica, uso de realidad virtual, controles robóticos e intercambio de comunicaciones, según informó la Nasa.

Tres misiones

El proyecto constará de tres misiones similares de un año cada una y la primera es precisamente para la cual se está realizando la convocatoria. Según la Nasa, los resultados proporcionarán datos científicos importantes para validar sistemas y desarrollar soluciones ante posibles problemas. Cada misión estará conformada por cuatro voluntarios, quienes permanecerán en el Centro Espacial Johnson de Houston, en Texas, en donde se construye el simulador.

Cada misión incluirá cuatro miembros de la tripulación que tendrán sus propios dormitorios ubicados en un extremo del hábitat. El otro lado estará dedicado a estaciones de trabajo, médicas y de cultivo de alimentos. Se construirá un espacio habitable compartido en el centro del hábitat, que incluirá una combinación de muebles fijos y móviles, iluminación personalizable, control de temperatura y sonido.

La Nasa también utilizará la investigación de las simulaciones Mars Dune Alpha para informar del riesgo y los intercambios de recursos, para respaldar la salud y el rendimiento de la tripulación en futuras misiones al planeta rojo, cuando los astronautas vivirían y trabajarían en ese lugar durante largos períodos de tiempo.

La convocatoria se abrió este viernes y los interesados podrán inscribirse hasta el 17 de septiembre. Sin embargo, es importante tener en cuenta que quienes se postulen deben cumplir una serie de requisitos para poder ser parte de este experimento, al tiempo que advierten de ciertos riesgos a los que pueden estar sujetos los participantes.

En el listado se encuentran, entre otros, la pérdida de la privacidad, lesiones físicas o una ínfima probabilidad de muerte. Por ahora, no se ha revelado la suma que recibirán quienes se hagan acreedores a permanecer durante 365 días en ese lugar.

Grace Douglas manifestó a través de la comunicación oficial que “esta es una oportunidad única y rara. Los seleccionados tendrán un papel histórico en la preparación de la humanidad para el próximo gran salto en el espacio”.