Tendencias

Home

Ciclismo

Artículo

Egan Bernal en el Giro de Italia.
Egan Bernal se preparaba para afrontar el Tour de la Provence en el mes de febrero - Foto: AFP

ciclismo

Egan Bernal ya había tenido otros incidentes en carretera en los últimos meses

La situación del corredor colombiano es preocupante, luego de estrellarse con un bus municipal en Gachancipá.

La preocupación crece con el paso de los minutos tras confirmarse el accidente que sufrió Egan Bernal en Gachancipá (Cundinamarca) luego de estrellarse de frente con un bus de transporte municipal. De acuerdo con el reporte de las autoridades, el ciclista transitaba junto a un grupo de compañeros Team Ineos cuando el conductor se detuvo para dejar un pasajero en la vía. Egan no se percató de la maniobra y terminó chocando con la parte trasera del automotor sufriendo múltiples laceraciones en su cuerpo.

“El Ineos Grenadiers puede confirmar que Egan Bernal fue llevado al hospital luego de un accidente de entrenamiento en Colombia esta mañana. Bernal, que se encuentra en un campo de entrenamiento del equipo cerca de su ciudad natal, fue acompañado al hospital por personal médico del equipo y estaba consciente al llegar. Se encuentra estable y en proceso de evaluación adicional”, informó la escuadra británica a través de un comunicado oficial.

El colombiano, que se preparaba para arrancar su temporada en el Tour de la Provence, ya había sido objeto de varios incidentes en carretera que, por fortuna, no habían tenido resultados graves para su condición física.

En noviembre pasado, el campeón del Giro de Italia se encontraba junto a un compañero, escoltados por un vehículo que venía grabando y vigilando su entrenamiento. Cuando todo parecía estar en calma, Egan tuvo que hacer una pequeña maniobra de reflejos ante la imprudencia de un vehículo que pasó muy cerca de él.

Pese a no tener mayores consecuencias, ambos ciclistas, tanto Egan como su colega, lamentaron este suceso, que se observa constantemente en las carreteras. En su cuenta de Instagram, el corredor del Ineos publicó dicho video comentando el peligroso momento. “Yo me pregunto: ¿este man en qué iba pensando? Al menos estamos bien de reflejos”, escribió el deportista en la red social.

El pasado 18 de enero, el zipaquereño volvió inmerso en una situación que enmarca el peligro constante al que están sujetos los ciclistas en la vía. En video quedó registrado el adelantamiento que hace un vehículo a lo lejos, mientras el lote del Ineos pasa pegado a la baranda de seguridad en una vía de doble calzada que —según la norma— no permite rebasar en curva.

Por fortuna para Egan y sus colegas, el carro pasó sin golpear a ninguno de los ciclistas que se ven obligados a disminuir su velocidad para esquivar la maniobra, al tiempo que el escolta graba todo lo sucedido.

En 2019, después de salir campeón del Tour de Francia, el ‘joven maravilla’ fue parte de una campaña para pedir a los conductores que guarden distancia con los ciclistas que se encuentren en la vía. “La invitación es para que respeten la distancia de vida, son solo 1,5 metros. No es nada para salvar una vida. A los ciclistas les digo que respeten las señales de tránsito”.

“Yo creo que entre todos podemos ayudar a salvar más vidas para que nos crucemos en la carretera y podamos salir a entrenar juntos algún día. Respetemos las señales de tránsito, la distancia y montemos felices”, declaró Bernal en una campaña junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Los primeros reportes sobre el estado de salud del ciclista zipaquereño indican que tendría una fractura en el fémur y el peroné que aún no han sido confirmadas por la Clínica de la Sabana, centro asistencial al que fue trasladado luego del lamentable hecho. El Team Ineos se comprometió a informar sobre cualquier novedad respecto a la salud del campeón que estaría varios meses de baja en una temporada en la que aspiraba a regresar al Tour de Francia para pelear el título frente a Primoz Roglic y Tadej Pogacar.