ciclismo

Tour de Francia 2022: ¿a qué puede aspirar Nairo Quintana en la ‘grande bouclé’?

El ciclista colombiano terminó este domingo su última carrera de preparación en la Ruta de Occitania


Una Ruta de Occitania, con varios problemas por la intensa ola de calor en territorio francés, fue la última prueba de Nairo Quintana camino al Tour, que irá del 1 al 24 de julio. El colombiano llega con buenas sensaciones por los dos títulos que ha conseguido este año, aunque el gran objetivo en esta carrera de regreso a las competencias era estar, mínimo, en el podio, pero se tuvo que conformar con el séptimo lugar.

“Hemos rodado bien como todos los días”, dijo Nairo después de terminar la etapa final en la que fue protagonista al encabezar la estrategia para evitar cortes por los vientos de costado. “Nos defendimos muy bien en los abanicos. Contentos porque nos sentimos bien y tuvimos una buena preparación”, indicó el Cóndor como balance final de Occitania.

Aunque el colombiano llegaba sexto de la general este domingo, el segundo de bonificación conseguido por Jonas Gregaard (Uno-X Pro Cycling Team) en una meta volante le terminó jugando en contra. Lo positivo es que Nairo se mantuvo en el grupo líder y mantuvo una diferencia menor a los dos minutos respecto al campeón que fue Michael Woods del Israel Premier-Tech, rival directo del Arkéa-Samsic por el puesto en la categoría World Tour.

El director deportivo del Arkéa, Roger Tréhin, evaluó positivamente esta Ruta de Occitania en la que su escuadra logró el título por equipos y la camiseta al mejor escalador con el colombiano Winner Anacona. “El balance general es bastante satisfactorio. La guinda del pastel hubiera sido un podio general, pero Nairo demostró que ya estaba en ritmo dos semanas antes del inicio del Tour de Francia”, indicó Tréhin.

La sensación generalizada en el equipo es que el Cóndor tiene las piernas para ir por un buen puesto en la clasificación general, aunque en los intereses como conjunto parece más atractivo ir por etapas y sumar puntos en la clasificación de la UCI, que a final de año definirá si obtienen el preciado ascenso a la primera división del ciclismo mundial.

Bajo ese panorama, Nairo debe ser cuidadoso con cada esfuerzo extra que decida aplicar para mantenerse a rueda de Primoz Roglic y Tadej Pogacar, los grandes favoritos al título en París. La primera semana del Tour, con contrarreloj individual incluida, se antoja en un rol secundario para el boyacense que procurará no perder diferencias en terrenos incómodos como la ‘crono’ de la primera etapa, los vientos en la segunda y tercera, además del camino empedrado (pavé) de la quinta, trayecto que ya estuvo reconociendo hace unos días acompañado de su equipo.

La primera gran prueba, en la que seguro se moverá la general, será en la séptima fracción subiendo a la mítica Planche des Belles Filles de 8 % de inclinación en promedio. Esto será el viernes 8 de julio, antes de dos etapas más con final en alto en Lausana y Chatel.

ROQUEFORT-SUR-SOULZON, FRANCE - JUNE 17: Nairo Alexander Quintana Rojas of Colombia and Team Team Arkéa - Samsic cooling down prior to the 46th La Route d'Occitanie - La Depeche du Midi 2022 - Stage 2 a 34,3km stage from Belmont-sur-Rance to Roquefort-sur-Soulzon 461m / #RDO2022 / Stage shortened due to the high temperatures / on June 17, 2022 in Roquefort-sur-Soulzon, France. (Photo by Dario Belingheri/Getty Images)
Las fuertes temperaturas fueron un problema para el ciclista colombiano en la Ruta de Occitania - Foto: Getty Images

Si Nairo sale vivo de estas dos grandes pruebas podrá aspirar a pelear por un podio de la clasificación general, pero si las pérdidas son superiores a los 3 minutos, la estrategia del Arkéa seguramente cambiará a pelear por la clasificación de la montaña y las victorias de etapa en las dos semanas restantes.

El Col de Granon (etapa 11) y su favorito, el Alpe de Huez (etapa 12), son dos de las principales cartas que podrá jugar el boyacense en busca de la cuarta victoria de etapa en su carrera como habitual participante de la grande bouclé. Esperando que las piernas sigan fuertes para la última semana, puede aspirar a volver a ser protagonista en Peyragudes (etapa 17) y el Hautacam (etapa 18), justo antes de encarar el remate final hacia los campos elíseos.

Pensar que un equipo como el Arkéa puede pelear con los gigantes es una falacia, por lo tanto, todo dependerá del estado físico de Nairo y como responda a los ataques de Roglic y Pogacar. Las victorias de etapa sin duda son el gran objetivo del colombiano en este Tour, pero ese espíritu de valentía puede dar esperanzas de una buena ubicación en la clasificación general antes de, probablemente, despedirse de la escuadra francesa.