Home

Deportes

Artículo

Messi, Argentina. Qatar 2022. Foto: REUTERS/Mohammad Ponir Hossain//REUTERS/Jennifer Lorenzini
La albiceleste se medirá a Australia en la próxima ronda del torneo. - Foto: REUTERS/Mohammad Ponir Hossain//REUTERS/Jennifer Lorenzini

qatar 2022

Bangladés, el país asiático con hinchas de Argentina; cientos de personas celebraron la clasificación del equipo de Messi

Hablan un idioma totalmente distinto y están a miles de kilómetros de distancia, pero aman a Argentina.

Mientras Argentina aseguraba su pase a octavos de final del Mundial 2022 gracias a su triunfo por 2-0 sobre Polonia, miles de fans celebraban con pasión en un terreno de césped de Bangladés en las primeras horas de este jueves.

Desde niños hasta ancianos, muchos vestidos de azul y blanco u ondeando banderas argentinas, la multitud permaneció de pie durante casi todo el partido mientras lo veían en pantallas gigantes en la principal plaza de la Universidad de Daca, la capital.

La potencia sudamericana -y su estrella Leo Messi- cuentan con una importante base de seguidores en este país del sur de Asia, donde el críquet es el rey aunque el fútbol está ganando peso.

Un voluntario dijo a la AFP que unas 12.000 personas podrían ver cómodamente los encuentros a través de tres enormes pantallas LED instaladas en el campus.

Tawsif Imran, un estudiante, afirmó que había acudido con sus amigos para ver a su futbolista favorito, Messi, jugar en su (presumiblemente) última Copa del Mundo.

Cuando era niño, mi padre me contaba que Argentina es un gran equipo. Pero cuando crecí, y empecé a entender el fútbol, me convertí en un gran fan de Messi”, explicó a la AFP durante el descanso.

“Espero que ganemos, (Messi) se lo merece”, añadió.

Poco antes, el astro del París Saint-Germain había errado un penal, dejando a la audiencia muda. Pero cuando Alexis Mac Allister marcó su primer tanto, el campus estalló con el sonido de las vuvuzelas y los petardos.

Otro seguidor de Argentina, Shamsul Arefin, aseguró que era su tercer día viendo partidos del Mundial en pantallas gigantes.

“Si Dios quiere, llegaremos hasta la final y ganaremos”, expresó.

El ruido fue ensordecedor cuando Julián Álvarez marcó el segundo gol en el minuto 67, y el sonido de las motocicletas se mezcló con el de las celebraciones.

El lugar fue una escena de pura alegría cuando el pitido final del árbitro confirmó que Argentina había clasificado a las eliminatorias.

Aficionados bangladesíes de Brasil, que a veces mantienen debates tranquilos pero también violentos con sus homólogos de Argentina, acudieron asimismo al juego para animar a sus rivales.

Soy fan de Brasil. Pero mis amigos que van por Argentina me han traído hoy aquí. Deseo un Brasil-Argentina en semifinales”, dijo el empresario Rashidul Islam.

Los vendedores ambulantes de comida y bebida también disfrutaron del encuentro, felices por la multitud presente. Humayun Kabir, un vendedor ambulante de ropa, dijo a la AFP que sus ventas de remeras de la selección se habían disparado en este Mundial.

“Estoy ganando más dinero que en cualquier otra temporada”, aseguró con una amplia sonrisa, explicando cómo los aficionados locales querían sentirse parte de la emoción.

Argentina se enfrenta a Australia en octavos el domingo.

“Seguro que vendremos a animar a Messi”, confirmó Humaira Tasneem, una estudiante de la Universidad de Daca.

*Con información de la AFP.