deportes

Dimayor pone sanción sin precedentes a jugador del Bucaramanga: no podrá jugar en más de un año

El futbolista había agredido fuertemente a un árbitro en junio durante los cuadrangulares finales.


Una fuerte sanción sin precedentes en el fútbol colombiano recibió en las últimas horas el jugador del Atlético Bucaramanga Jefferson Gómez, luego de que durante los cuadrangulares semifinales de la Liga BetPlay del semestre inmediatamente anterior agrediera a uno de los árbitros del campeonato.

El hecho sucedió el pasado 8 de junio, cuando en el estadio Alfonso López de Bucaramanga se enfrentaron Atlético Bucaramanga y Atlético Nacional. En ese partido, el equipo visitante, que posteriormente sería campeón, se impuso con un marcador de 1 a 0. Sin embargo, el hecho más grave sucedió una vez finalizado el partido.

Aunque Jefferson Gómez no estaba convocado por su equipo para ese partido, ya que se encontraba recuperándose de una lesión, el jugador bajo a la llamada zona mixta, donde están los camerinos del estadio, y allí se encontró y agredió al asistente arbitral Alexander Guzmán.

El árbitro denunció que el jugador del Bucaramanga le dio un fuerte golpe en su cara que lo dejó herido en su ojo y ceja izquierda, por lo que tuvo que desplazarse inmediatamente a un centro médico después del partido, donde fue atendido.

Ante esto, en las últimas horas se conoció que el Comité Disciplinario de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) decidió multar y sancionar al futbolista de 26 años. El jugador de Atlético Bucaramanga deberá pagar una multa de 53 millones de pesos y no podrá participar en ninguna competencia del fútbol colombiano por los próximos 16 meses.

“Jefferson José Gómez Genes, jugador del registro del Bucaramanga, sancionado con dieciséis meses de suspensión y multa de 53 millones de pesos por incurrir en la infracción contenida en el literal d del artículo 64 del CDU de la FCF, en partido disputado de la cuarta fecha de los cuadrangulares de la Liga contra Nacional”, escribió la Dimayor a través de un comunicado.

Además, el comunicado del ente rector del fútbol colombiano agregó: “El comité conoció de los hechos constitutivos de una presunta infracción a través de los informes presentados por el árbitro del partido y el Comisario de campo, además de las imágenes reportadas, audios y videos del VAR. De igual manera, este Comité tuvo acceso a la denuncia oficial formulada por el oficial del partido ante la Fiscalía General de la Nación por los hechos que tuvieron lugar”.

La sanción dejó sorprendidos tanto a hinchas como personas del entorno del Atlético Bucaramanga, como a aficionados en general del Fútbol Profesional Colombiano, ya que no había sucedido antes que un futbolista tuviera que estar casi año y medio sin poder jugar por una sanción de Dimayor.

Jugador del Bucaramanga perdió un diente tras recibir rodillazo en partido

Cristian Blanco, futbolista del cuadro leopardo, recibió un fuerte golpe en la boca en el partido de este viernes ante Unión Magdalena y terminó sin uno de sus dientes, situación que desató una ola de memes en las redes sociales.

En la disputa de una pelota, Blanco se barrió, con la mala fortuna de estrellarse de frente con la rodilla de James Castro, jugador del conjunto rival. Después de unos segundos en el suelo, el defensor se levantó y ante las cámaras quedó registrada la pérdida de una de sus piezas dentales.

Aunque el afectado continuó disputando el partido, para el segundo tiempo decidió iniciar desde el banquillo. La transmisión oficial lo mostró nuevamente mientras hablaba con un compañero sobre lo sucedido, dejando en evidencia el estado de su dentadura luego del fuerte choque con el rival.

Afortunadamente, su salida no causó problemas para el Bucaramanga, pues el solitario tanto de Dayro Moreno fue suficiente para quedarse con los tres puntos ante uno de los equipos que mejor inició en el campeonato. Apenas a los seis minutos de juego, un remate lejano de Diomar Díaz fue atajado por el arquero Bejarano, que le dejó el rebote servido al goleador para que solo la tuviera que empujar.