Home

Deportes

Artículo

Iván Mejía criticó fuertemente al Uribismo en su cuenta de Twitter.  Foto: León Darío Peláez.
Iván Mejía. Foto: León Darío Peláez. - Foto: Foto: León Darío Peláez.

deportes

Iván Mejía, de frente contra Uruguay por eliminación del Mundial Qatar 2022: “Fútbol amarrete”

El analista deportivo no se guardó nada contra el técnico de la celeste.

Este viernes el grupo H del Mundial Qatar 2022 definió sus dos clasificados a los octavos de final, dejando a Portugal y Corea en la siguiente fase y a Uruguay y a Ghana eliminados de la competencia, lo que no deja de ser una sorpresa, pues dentro de los pronósticos de muchos, los suramericanos estaban llamados a ser protagonistas en tierra árabe.

Pese a la victoria ante Ghana 2-0, los charrúas no pudieron superar la fase de grupos, pues quedaron en la tercera posición con el mismo número de puntos que Corea, que por la cantidad de goles anotados logró su tiquete a la siguiente ronda.

Durante el encuentro, llamó la atención de muchos que, luego de conseguir el segundo gol, los uruguayos levantaron el pie de acelerador, dando a entender que estaban conformes con el resultado y arriesgándose a que un gol de Corea, en el duelo contra Portugal, los dejara por fuera, que fue lo que finalmente sucedió.

Esta actitud no pasó desapercibida por el comentarista deportivo Iván Mejía, quien criticó la actitud de Uruguay y cuestionó lo hecho por el técnico Diego Alonso durante todo el Mundial.

El analista siguió minuto a minuto el encuentro y calificó de “amarrete” la propuesta de los charrúas que vieron cómo, sobre el minuto 91, Hwang Hee-chan marcaba el segundo gol para los asiáticos, sorprendiendo a Portugal y dejando por fuera a Uruguay.

“Marcaron dos por De Arrascaeta y frenaron la máquina. Otra vez, el fútbol amárrate le costó la eliminación a la miedosa Uruguay”, fue la primera impresión de Mejía sobre el partido de la selección suramericana.

Luego la emprendió contra Alonso, a quien señaló por las modificaciones hechas en los tres partidos y por no tener herramientas en la cancha cuando necesitó marcar la diferencia y buscar ampliar el resultado para asegurar la clasificación.

“El técnico Alonso se equivocó todo el torneo, en cambios y alineaciones. Cuando intentaron acelerar no había como desequilibrar”, concluyó Mejía.

Hizo la tarea pero no le alcanzó

Los charrúas hicieron la tarea en el primer tiempo, rompiendo además con el antirécord de ser el único equipo de los 32 participantes que no había marcado un solo gol hasta ahora. Giorgian De Arrascaeta, volante de Flamengo, fue el encargado de marcar los dos tantos uruguayos, el primero tras una gran jugada de Luis Suárez al 26′.

El pistolero, que llegaba en polémica por lo sucedido en Sudáfrica 2010, remató dentro del área y el rebote del arquero ghanés le quedó en la cabeza al ‘10′ para que la mandara a guardar sin oposición.

Al 32′ llegó la segunda dosis uruguaya, otra vez gracias a De Arrascaeta. El talentoso mediocampista recibió entrando por el costado izquierdo y definió cayéndose para vencer la resistencia de Ghana, que para ese punto ya dejaba espacios en busca de un empate rápido que nunca llegó.

Y es que los africanos habían podido evitar todo ese sufrimiento si André Ayew hubiera marcado el penal cruzando la barrera de los 20 minutos. Pero Rochet atajó y allí cambió toda la narrativa del partido, que todavía guardaba más sorpresas para el final, porque en el segundo tiempo Corea del Sur le remontó 2-1 a Portugal y eliminó a Uruguay, aún cuando había hecho la tarea para vencer (2-0) a Ghana.

De la risa al llanto

A Uruguay no le faltó nada en este partido. Trabajó desde el primer minuto por neutralizar la velocidad de los ghaneses y explotar sus propias cualidades, aprovechando que De Arrascaeta estaba en una noche inspirada, acompañado del espíritu guerrero de Suárez, Federico Valverde y de un Darwin Núñez al que le faltó poco para marcar su primer tanto mundialista.

El primer tiempo tuvo sonrisas y celebración en las tribunas, gracias un equipo que parecía encaminado a clasificar, una vez más, a los octavos de final de un Mundial. Pero en el segundo tiempo todo cambió y ni siquiera fue por los cambios, sino por una situación que nadie tenía en las cuentas: que Corea le diera la vuelta al partido frente a Portugal.

Suárez, que ya se encontraba sentado en el banquillo, enmarcó lo que fueron esos minutos de nerviosismo por la noticia del segundo gol coreano. Hee-chan marcó al 90+1, sentenciando la suerte de los celestes en la Copa del Mundo.

Fueron más de 8 minutos de reposición los que añadió el juez, una prórroga al sufrimiento que se convertiría en lágrimas cuando llegó el pitazo final. La amarga victoria 2-0 quedará solo en el recuerdo porque la reacción de Suárez fue romper en llanto, mientras otros de sus compañeros fueron a insultar a la terna, entre ellos José María Giménez, Diego Godín y Rodrigo Bentancur.