Home

Deportes

Artículo

El futbolista de Portugal, Bruno Fernándes, manifestó que los jugadores no deben hablar de estos temas. Foto: Reuters.
El futbolista de Portugal, Bruno Fernándes, manifestó que los jugadores no deben hablar de estos temas. Foto: Reuters. - Foto: reuters

deportes

Qatar 2022: Bruno Fernandes evitó hablar de política y derechos humanos, luego de invasión de hincha con bandera LGBTI

Un activista saltó a la cancha y detuvo el partido entre Uruguay y Portugal.

Este lunes 28 noviembre se enfrentaron Portugal y Uruguay por el grupo H de la Copa Mundo de Qatar 2022. Y aunque la victoria selló la clasificación de la selección europea, el ingreso de un hincha al campo de juego con la bandera representativa de la comunidad LGBTI se robó la atención y despertó el tema político y de derechos humanos de las personas homosexuales en ese país asiático.

El volante Bruno Fernandes, el mejor jugador del partido en el que Portugal venció el lunes a Uruguay y clasificó a octavos del Mundial de Qatar 2022, rechazó opinar sobre la invasión de un hincha al campo de juego con consignas políticas y en defensa de los derechos humanos.

“No tengo una gran opinión sobre esto, sobre el mensaje que quiso dar el espectador que invadió el campo de juego”, dijo el volante del Manchester United en el estadio Lusail, en Doha, donde anotó un doblete para la victoria lusa. Añadió que respeta “todos los derechos humanos, pero en estas cuestiones políticas (los jugadores) no tenemos ningún peso, lamentablemente”.

En el minuto 50 del partido que Portugal venció 2-0 a Uruguay por la segunda fecha del Grupo H, un individuo con una bandera arcoíris y una camiseta con un mensaje a favor de las mujeres iraníes y en contra de la invasión rusa en Ucrania ingresó en el campo de juego, constataron periodistas de la AFP.

Después de atravesar la cancha en dos ocasiones corriendo, fue detenido por la seguridad el estadio y escoltado con tranquilidad por los agentes, constataron los periodistas.

Este suceso se produce en un contexto de fuertes críticas a Qatar, organizador del Mundial, por el incumplimiento de derechos fundamentales, sobre todo en relación con el colectivo LGBT+, en un país en el que la homosexualidad está perseguida judicialmente. La escena se pudo ver fugazmente a través de las imágenes de la señal internacional de televisión.

El momento en que un hincha saltó a la cancha con una bandera LGBTI en medio del partido Portugal vs. Uruguay

El juego ya de entrada tenía como atractivo la actuación del astro portugués Cristiano Ronaldo y el enfrentamiento entre los dos mejores equipos de la zona. Sin embargo, durante el segundo tiempo del partido, más exactamente al minuto 50, ocurrió un hecho que muy pocas personas se esperaban y que no había ocurrido hasta el momento en el desarrollo de la Copa del Mundo en Qatar.

Mientras el partido continuaba empatado sin goles y la selección de Portugal buscaba arrinconar a los uruguayos para poder abrir el marcador, un hincha saltó al campo de juego y detuvo las acciones del partido, mientras corría por la mitad de la cancha con una bandera que hace alusión a la diversidad y al movimiento LGBTI.

El hombre, que vestía pantaloneta blanca y camiseta azul, fue perseguido por dos agentes de seguridad del Campeonato del Mundo. Mientras corría, el hombre dejó tirada en la cancha la bandera LGBTI, para luego ser alcanzado por los hombres de seguridad, ser arrestado y salir del campo de juego entre “abucheos” de gran parte de los hinchas en el estadio. Por su parte, el árbitro del partido agarró la bandera y la sacó de la cancha.

Qatar ha estado en el ojo de la polémica mundial por haber prohibido toda manifestación en favor de los derechos de las comunidades homosexuales, por lo que se había advertido, una y otra vez, en la previa de la Copa del Mundo, que no se tolerarían este tipo de actos porque son vistos como ofensivos con la religión que practican los cataríes.

Y aunque la transmisión oficial del partido intentó no mostrar el momento en que invadió el activista, las imágenes fueron captadas por miles de personas que se encontraban en el estadio y fueron compartidas rápidamente en redes sociales y usadas como crítica contra la Copa del Mundo de Qatar, país al que se ha acusado de no respetar los derechos humanos permanentemente, pero más aún, en el marco de la preparación del evento deportivo.

*Con información de la AFP.