deportes

Juan Pablo Montoya se coronó campeón en su categoría en las 24 Horas de Le Mans

El colombiano logró ser líder de la clasificación en su categoría, mientras que en la general se ubicó 16.


Este domingo en horas de la mañana culminaron las 24 Horas de Le Mans, carrera que se disputó en suelo francés y en la que había participación del piloto colombiano Juan Pablo Montoya en la categoría Pro-AM, inferior a la categoría Overall donde se impuso el equipo Toyota.

A pesar de ubicarse en la casilla 11 en la clasificación general de la LMP2 Pro junto a sus dos compañeros del equipo DragonSpeed Oreca 07-Gibson, Hedman y Hanley, el equipo de Montoya quedó campeón en su respectiva rama consiguiendo así un triunfo más para Colombia en la historia.

Así lo confirmó la organización del evento. “Dragonspeed USA # 21 Oreca 07-Gibson de Hedman / Hanley / Montoya encabezó la clasificación Pro / Am, seguido por dos Oreca 07-Gibsons más: el # 70 de Realteam Racing (García / Duval / Nato) y el # 29 del Racing Team Holanda (van Eerd / van der Garde / van Uitert)”.

Muchos consideran que esta categoría no es requisito para lograr las tres coronas del automovilismo mundial (ganar las 500 millas de Indianápolis, GP de Mónaco de F1 y las 24 Horas de Le Mans), ya que tiene que ganar la clasificación general. Sin embargo, otros aseguran que es un gran logro para Colombia, pues ningún otro piloto en la historia ha conseguido este triplete.

Toyota se impuso en la categoría superior

El Toyota N.° 7 del argentino José María ‘Pechito’ López, del británico Mike Conway y del japonés Kamui Kobayashi, logró ganar las 24 Horas de Le Mans este domingo sin grandes preocupaciones.

Para la marca japonesa es el cuarto triunfo consecutivo en la prueba francesa desde 2018.

El Toyota N.° 8 del suizo Sébastien Buemi, del japonés Kazuki Nakajima y del neozelandés Brendon Hartley, y el Alpine N.° 36 del brasileño André Negrão y los franceses Nicolas Lapierre y Matthieu Vaxiviere, completaron el podio.

Esta 89.ª edición se celebró a finales de agosto en lugar de a mediados de junio, retrasada para poder recibir a 50.000 espectadores (un 20 % del número habitual), a pesar de la covid-19 y después de la puerta cerrada de 2020.

Tras salir desde la pole position a las 16h13 locales (14h13 GMT) del sábado, en una pista empapada, el N.° 7 controló la carrera. Ni la lluvia ni un pinchazo en las primeras horas, como tampoco unos problemas de abastecimiento en la mañana del domingo pusieron en peligro el triunfo de ‘Pechito’, Kobayashi y Conway. Tampoco sus rivales. El 8, triple ganador de la prueba, no pudo pasar del segundo puesto, después de un golpe en la primera curva.

Los otros dos constructores participantes en la nueva categoría reina de Hypercars, Alpine y Glickenhaus, tampoco lograron poner presión sobre los favoritos. Estos equipos no se beneficiaron del problema de fiabilidad que tuvieron los dos Toyota, que el equipo supo “sortear” para conseguir este doblete.

Con información de la AFP.