deportes

Juan Toscano se convirtió en el primer mexicano en ser campeón de la NBA

Los Golden State Warriors se quedaron con el tan anhelado anillo luego de tres años sin ganar.


Después de seis encuentros, que empezaron a disputarse desde el pasado 2 de junio, el jueves se definió al campeón de la NBA. Como visitante, en el TD Garden, los Golden State Warriors se impusieron a los Boston Celtics y no necesitaron del séptimo partido para quedarse con el título.

Más allá de volver a ganar la NBA, este encuentro dejó un hecho histórico porque los Warriors le dieron una oportunidad inmejorable a uno de sus jugadores. Este campeonato de baloncesto se disputa desde 1949, y en toda su historia nunca hubo un campeón de origen mexicano, hasta la noche del 16 de junio de 2022.

Juan Ronel Toscano Anderson se convirtió en el primer jugador mexicano en conseguir el tan anhelado anillo, ese mismo que han tenido ídolos del deporte como Kobe Bryant, Michael Jordan, LeBron James, su compañero de equipo Stephen Curry y muchos más.

Aunque no nació en México, ya que es de Oakland, California, su mamá es de Michoacán. Con nacionalidad y sangre mexicana, selección a la que representa, Toscano marca un antes y un después en la historia de la NBA.

Su cercanía con México también es en el ámbito deportivo, dado que entre 2015 y 2018 jugó en la liga profesional de ese país. Luego de pasar por Soles de Mexicali y Fuerza Regia de Monterrey, siendo campeón con este último, decidió regresar a Estados Unidos para unirse a los Santa Cruz Warriors en la NBA Development League.

Ya en 2020, gracias a su buen desempeño, los Golden State Warriors decidieron ficharlo y firmó un contrato por tres años. Ahora, con 29 años, Juan Toscano se consagró campeón del equipo que sigue desde que era niño, pues vivía cerca del Oracle Arena (Oakland), estadio donde jugaron los Warriors hasta 2019 antes de mudarse al Chase Center.

Ser campeón de la liga profesional de Estados Unidos no ha sido su único logro en la temporada. Cabe recordar que en febrero fue el ganador del concurso de clavadas del NBA All Star Weekend.

Vuelven al trono

Golden State Warriors venció (90-103) el sexto partido de las Finales de la NBA para proclamarse campeón (4-2) y recuperar el anillo tres años después, en la enésima exhibición de Stephen Curry, MVP de la final, en la serie, una victoria que significa el cuarto título para una generación dorada.

Este triunfo es el colofón para un equipo de ensueño, infravalorado en el inicio de la actual temporada y con Curry como as en la manga. El base logró por fin ser nombrado MVP de unas finales, la ‘espinita’ que parecía que no se arrancaría desde que ganó su primer anillo en 2015. Los Warrios fueron el equipo más sólido en las Finales, con la mancha de dos encuentros con más sombras que luces, para resurgir y seguir agrandando la dinastía de los de San Francisco.

Tres años después, la revolución y la rebeldía, promovida por Steve Kerr, vencían sobre todo lo demás. Ritmo alto, velocidad y triples inverosímiles, siempre caminando sobre el filo. Sin embargo, en este sexto partido, que terminó siendo el definitivo, el inicio no fue fácil para los de la Bahía. Boston comenzó acelerado y rápidamente se puso 10 por encima con un gran Jaylen Brown (34 puntos), conscientes de que era todo o nada.