Home

Deportes

Artículo

La periodista Andrea Guerrero
La periodista Andrea Guerrero - Foto: Tomada de la cuenta en Instagram: andreaguerreroquintero

deportes

La emotiva reflexión que hizo Andrea Guerrero desde el Mundial de Qatar

La periodista contó cómo ha sido juzgada en las redes sociales e hizo un llamado a la empatía.

Como parte del cubrimiento deportivo, varios periodistas colombianos se encuentran por estos días en Qatar y han tenido que dejar el país casi un mes para poder realizar sus tareas profesionales.

Esto significa que han tenido que renunciar a compartir tiempo con sus familias para poder atender sus obligaciones laborales, lo que representa perderse importantes momentos como cumpleaños, reuniones en los colegios, entre otras.

Esto fue lo que le sucedió a la periodista Andrea Guerrero, que hace unos días no pudo ocultar la emoción por tener que ver a su hija Luna en su clausura del colegio, de forma virtual.

Guerrero se encuentra en el cubrimiento especial del Mundial en Qatar y por eso no pudo estar presente en la primera clausura del colegio de su pequeña hija, lo que hizo que se mostrara triste ante las cámaras.

Sin embargo, algunos la atacaron a través de las redes sociales, asegurando que si estaba triste allá o si era maltratada en ese país, lo mejor era que se regresara.

“Mucha gente con buena intención me ha preguntado por mi situación aquí, otros mala leche, aseguran que estoy sufriendo o triste; todo lo contrario, yo estoy feliz, dichosa, este país nos mostró un mundo desconocido, para nosotros con tantos prejuicios, pero es un país increíble en todo sentido”, comenzó diciendo.

Aseguró que ha podido respetar sus costumbres y que se lleva muchas cosas buenas no solo del Mundial sino también de Qatar.

“Pero me parece importante decir que la gente no puede deshumanizarnos, cuando estoy viendo el video de luna cantante, claro que lloro y mis compañeros me apoyaron, porque soy una mamá y siento, como todos los demás”, dijo.

Además, aseguró que no es que ella sea infeliz, porque está haciendo lo que ama en su trabajo y estando en Qatar. “Los invito a que también sean compasivos, soy un ser humano, una mamá, que siente”, concluyó.

Aunque desde Qatar Andrea Guerrero se mostró triste, sin duda estaba orgullosa de su hija. En un mensaje que publicó junto a un pantallazo de video, la periodista confesó haber llorado mucho.

“Hoy no fue un día fácil, mi niña tuvo su presentación de Navidad y yo estoy en Qatar. La acompañé como pude, lloré mucho, respiré y aprendí que un día entenderá que también es por ella, ¡y que verla feliz me llena de fuerza para estar aquí! Te amo”, dijo Guerrero en Instagram.

El susto que se llevaron dos periodistas colombianas en Qatar, ¿qué les pasó?

Catalina Amaya y María Camila Díaz, periodistas del noticiero radial W Radio, se llevaron un gran susto en medio del cubrimiento del mundial de futbol de Qatar 2022, sin embargo, no pasó a mayores.

De acuerdo con lo que contaron al noticiero radial, decidieron visitar un lugar típico de Qatar que no es muy visitado por los turistas, pero sí por los residentes de este país; allí llegan las familias para escuchar música, bailes y otro tipo de actividades de recreación.

Minutos después, se enteraron de que el ministro de cultura catarí haría presencia en el lugar en un evento organizado por el gobierno local, por ello, pensando en que podrían obtener una entrevista, decidieron entrar al recinto donde se realizaría la reunión y esperar adentro.

Sin embargo, una vez arribó el ministro, un grupo de seguridad se les acercó y les pidió que los acompañaran. Sin entender lo que está pasando, fueron llevadas a un lugar para interrogarlas, saber por qué estaban en ese lugar, quién les había autorizado la entrada, entre otras preguntas.

El nerviosismo se apoderó de las periodistas que no entendían lo que estaba pasando y qué reacción tendrían las autoridades cataríes, teniendo en cuenta que sus normas de seguridad son altamente exigentes.

Finalmente, tras verificar su identidad y confirmar que eran periodistas que se encuentran allí cubriendo el Mundial de Fútbol, fueron liberadas.

Según contó Amaya al noticiero radial, todo hizo parte de un malentendido porque no podían ingresar así no más al lugar, sino que debían contar con una autorización previa, inscribirse con los organizadores para poder hacer parte del evento.