Home

Deportes

Artículo

AL KHOR, QATAR - NOVEMBER 02: A view of Al Bayt Stadium and a FIFA World Cup , ahead of the 2022 FIFA World Cup in Al Khor, Qatar on November 02, 2022. Al Bayt Stadium is with a capacity of 60 thousand people, this stadium is inspired by the tents called "byt al sha'ar" used by the local people for many years. (Photo by Getty Images/Mohammed Dabbous/Anadolu Agency)
Copa del Mundo de la Fifa en Qatar 2022. - Foto: Getty Images/Mohammed Dabbous/Anadolu Agency

deportes

La insólita razón por la que hay más perros que gatos en las calles de Qatar

En su mayoría, los animales han sido abandonados por sus amos.

Desde el pasado, 20 de noviembre, se está llevando a cabo el evento deportivo más importante del año, la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022. En medio de dicha celebración se han despertado varias curiosidades por parte de los turistas que visitan el país de Medio Oriente, las que más se han destacado tienen que ver con la cultura, las políticas y la religión que se profesa en Qatar.

Sin embargo, recientemente hubo otro suceso que captó la atención de los visitantes, a diferencia de otras capitales del mundo, en Doha es más frecuente ver gatos deambulando por las calles que perros. Varias organizaciones civiles sin ánimo de lucro se han encargado de atender a estos animales que por lo general se encuentran mal alimentados y con afecciones de salud.

Algunas de las entidades más conocidas que ayudan a estos felinos son Trap Neuter Return Qatar (TNRQ), la Sociedad de Bienestar Animal de Qatar (QAWS, por sus siglas en inglés), Paws Worlds, Pet Boarding y Happy Tails. Estas entidades buscan refugios para los gatos o les proporcionan comida y agua en platos que dejan en las calles para su consumo.

“Durante esta era ‘loca’ por el coronavirus, nos ofrecemos como voluntarios para alimentar a estos gatos sin hogar que nos han dado un verdadero propósito”, describe la organización TNRQ en su página web oficial. La entidad también ha esterilizado a varios felinos con el fin de evitar una sobrepoblación de estos, que, por lo general, son abandonados por sus amos.

Es por esto, que la QAWS le ha sugerido a los residentes y visitantes de Qatar llamar a la organización cuando encuentren a una colonia de gatos callejeros, para que puedan ser atendidos con el fin de validar si se encuentran enfermos y poder reubicarlos en un albergue, en dado caso de que haya disponibilidad para ellos.

Recomendamos firmemente que los dueños hagan todo lo posible para mantener a sus mascotas con ellos, sin importar a donde se muden”, advirtió la asociación en su página oficial ante la creciente cantidad de felinos que son abandonados por sus dueños.

Luisito Comunica puso a prueba algunas leyes ‘extremistas’ frente a policías en Qatar y esto pasó

Uno de los creadores de contenido que se encuentran en Qatar por estos días es Luis Arturo Villar Sudek, más conocido como Luisito Comunica. Este mexicano de 31 años cuenta con una masiva comunidad de seguidores en redes sociales y plataformas digitales.

A través de su canal de YouTube, donde cuenta con 39,7 millones de seguidores, Luisito Comunica publicó un video en que puso a prueba algunas de las leyes ‘extremistas’ que hay en Qatar. De hecho, antes de que iniciara el Mundial, ya se venía informando sobre las reglas que debían cumplir los turistas para no incumplir la ley local.

Según comentó el creador de contenido, en redes sociales vio publicaciones en las que decían que, en Qatar, no estaba permitido ingresar a mezquitas, tomar fotos en lugares públicos, fumar en la calle o hablar con mujeres locales, entre otras.

Muchas cosas se han dicho sobre Qatar; algunas de las cuales desde un principio me parecieron muy exageradas. En este video pongo a prueba y desmiento algunos de estos mitos”, anticipó el mexicano en la descripción del video.

El primer mito o ‘ley extremista’ que puso a prueba Luisito Comunica fue la de no fumar en la calle. “Esto me parece un poco absurdo. El fumar es una parte super importante en la cultura árabe en general (...)”, comentó.

Para poner a prueba esta regla, se ubicó en una zona céntrica en Qatar y, en presencia de policías, prendió un cigarrillo y procedió a fumarlo. Ante su acción supuestamente prohibida, las autoridades no hicieron nada para detenerlo. “Este es un mito que, desde que lo leí en las noticias, dije: ‘me hace nada de sentido’. En los países árabes fuman mucho”, aseveró.

La siguiente norma que el creador de contenido puso a prueba fue la de no tomar fotos ni grabar en lugares públicos: “Esto, en papel, según la ley, sí es cierto, pero no significa que siempre se va a ejecutar. Ahora pueden ver que hay un policía detrás de mí. No obstante, sí hay escenarios en los que llegan a pedirte que borres (...). Nos pasó hace tantico”.

La tercera norma puesta a prueba por Luisito fue la de no hablar con mujeres locales. No obstante, sobre este punto hizo una precisión y comentó que depende del contexto. Por ejemplo, si se les pregunta por una dirección en la calle, su respuesta será bastante amigable y así lo probó en su video.