natación

Nadadora Andrea Fuentes y su impresionante relato de cómo le salvó la vida a Anita Álvarez: la imagen recorre el mundo

“Los socorristas no se tiraban al agua, estaban como paralizados”, aseguró la entrenadora española de la nadadora estadounidense, que hoy se lleva los aplausos del mundo por su acción de rescate.


La nadadora del equipo de sincronizada estadounidense Anita Álvarez fue rescatada del fondo de la piscina por su entrenadora española Andrea Fuentes tras sufrir un desmayo. La imagen recorre el mundo.

“Los socorristas no se tiraban al agua, estaban como paralizados y yo les estaba gritando desde la otra punta”, aseguró Fuentes al señalar que, al ver que nadie acudió a su rescate, ella se lanzó. “He visto que se quedaron embobados, he visto cómo se iba hundiendo e iba nadando lo más rápido que podía. He hecho la apnea más rápida de mi vida, más que cuando entrenaba para los juegos”, agregó la entrenadora en diálogo con el periódico El País, de España.

“El socorrista ha llegado a su ritmo, la cojo, la sacó, pero no respiraba porque tenía la mandíbula súper dura, cerrando la boca muy fuerte. Casi que le he metido dos cachetadas para que despertara. ‘Anita, respira’. El socorrista la mantenía boca arriba y yo he hecho primeros auxilios y hay que girarla para que no trague agua. Tenía que arrastrar a los dos, casi. Si estuviese sola la sacaba más rápido, el socorrista me está dando patadas bajo el agua. Es normal, no es deportista olímpico, yo podía sacarla antes”, aseveró, al indicar que el socorrista resultó siendo un obstáculo. “Al final, ha sacado agua y al cabo de dos minutos ha empezado a respirar”, agregó.

Escuche la narración completa de la nadadora y entrenadora española Andrea Fuentes:

Cuádruple medallista olímpica en Pekín y Londres, Fuentes saltó a la piscina al rescate de su discípula, que estaba hundida en el fondo y no respiraba tras terminar su rutina durante la final del solo libre. “Anita está bien y tomándose el día para descansar. Ha sido evaluada por el médico del equipo y por los servicios médicos del evento. Le queda todavía una prueba en los Mundiales 2022 y decidirá si se siente bien para competir mañana si está médicamente autorizada”, dijo Alyssa Jacobs, portavoz del equipo.

Álvarez, nadadora de 25 años de edad de origen mexicano, está incluida en el equipo estadounidense para la final del ejercicio libre por equipos del viernes. De manera que su participación sigue vigente tras su milagrosa recuperación. Fuentes se tiró a la piscina con pantalón y camiseta, buceó hasta el fondo y arrastró a Alvarez hasta la superficie antes de recibir ayuda para sacarla del agua. “Me asusté porque veía que no respiraba, pero ya se encuentra muy bien, a tope”, dijo la española.

“No se me va a olvidar, no he vivido muchas experiencias de estas. Ha sido un susto grande, aunque no es la primera vez que le pasa. Es una deportista a la que le gusta llegar al límite, pero hoy se ha pasado 20 pueblos. Le he dicho que no lo haga más”, agregó.

La nadadora española ha publicado historias y posteos en sus redes sociales dando cuenta de lo que sucedió:

“Anita está bien y los médicos también dijeron que está bien. Todos sabemos que sucede en otros deportes: ciclismo, maratón, atletismo… algunos no llegan a la línea final y algunos incluso terminan gateando o desmayándose. Nuestro deporte también es muy duro. Ahora es el momento de descansar y recuperarse. ¡Mañana es el día destacado y las finales de dúo gratis! Listos para dar lo mejor de nosotros”, escribió la deportista a través de su cuenta en Twitter.

El equipo de natación de Estados Unidos informó posteriormente en un comunicado que la nadadora se encontraba bien. Este es el tercer Mundial de natación de la deportista estadounidense, que también se habría desmayado durante un clasificatorio para los Juegos Olímpicos en Barcelona el año pasado.