deportes

“No he gritado al atleta; si uno lo hace, la reacción de un joven es con violencia”: se defiende el presidente de la Federación de Atletismo

Ramiro Varela habló sobre las acusaciones de los deportistas que denunciaron malos tratos al atleta Bernardo Baloyes


Ramiro Varela, presidente de la Federación Colombiana de Atletismo, habló con SEMANA y desmintió las supuestas humillaciones de las que se le acusa contra Bernardo Baloyes.

Él iba a a disputar la prueba de clasificación de 200 metros planos como principal objetivo y estaba en los planes de los 4x400 metros metros, y buscaba llegar a la final, junto con Anthony Zambrano, pero una lesión lo marginó de esta posibilidad.

El presidente del deporte que más medallas aportó a nuestro país en Tokio 2020 aseguró con vehemencia, en entrevista con SEMANA desde Japón: “Unos comentarios periodísticos sí, pero no hubo tratos humillantes ni denuncias directas”.

SEMANA: ¿Qué fue lo que pasó específicamente con Bernardo Baloyes?

Ramiro Varela: Al atleta Baloyes le solicité el martes 3 de agosto, respetuosamente, una petición legal y soportada en hechos, que fue responda con un no reiterado. Él se disgustó y se fue, eso es todo. Tampoco he tenido enfrentamiento con otros atletas. (Anexo informes médicos del atleta Bernardo Baloyes, de salida de Colombia y en Tokio, antes de competencia).

Varela le entregó a SEMANA el siguiente documento de aptitud deportiva, que dice: “BERNARDO BALOYES, quien presenta dolor agudo en rodilla, el cual se documenta por ecografía como (una) tendinopatía rotuliana, la cual lo incapacita por el grado de dolor para competir”.

Aptitud deportiva Bernardo Baloyes
Aptitud deportiva Bernardo Baloyes - Foto: Ramiro Varela, presidente federación de atletismo

SEMANA: ¿Es cierto que usted les pidió a los atletas de marcha que devolvieran los uniformes?

R. V.: Los atletas de marcha estaban en otra ciudad (Sapporo). A ellos se les entregó en Bogotá un uniforme de competencia Nike (de canje). Los atletas solicitaron uniformes de Olímpicos. Se les dijo que estaban en camino y se les entregó por parte del COC. Por ello, a todos, se les pidió el uniforme inicial, porque tenemos en una semana el Mundial Juvenil de Nairobi y la dotación de ellos quedó incompleta. Unos entregaron y otros no. Y no pasó nada, Baloyes dijo no, y no pasó nada.

SEMANA: De acuerdo con testigos, usted gritó al atleta bolivarense, le pidió el uniforme y que se fuera de la Villa Olímpica. Además, y como si fuera poco, le exigió que devolviera el dinero de los viáticos del viaje porque no había podido competir. ¿Qué tiene que decir sobre esto?

R. V.: No he gritado al atleta. Si uno lo hace, la reacción de un joven es con violencia, y no hubo. No le pedí la totalidad del uniforme, se le solicitó que devolviera un uniforme entregado adicionalmente; él dijo que no había recibido doble y yo le dije que estaba bien. Tampoco le dije que se fuera de la Villa Olímpica. Eso es un despropósito en una ciudad como Tokio. Resulta que el día anterior, ante su lesión, con una ecografía que mostró un grave problema que no podía competir, el COC con mi consentimiento le envió un tiquete de regreso a Colombia para su tratamiento medico. Él se quejó por ello, le expliqué de buena manera. No entendía que se privilegiaba la salud de él.

SEMANA: ¿Qué fue lo que le reclamaron Caterine Ibargüen y Anthony Zambrano? ¿Después de lo que sucedió volvió a hablar con ellos?

R. V.: Yo no hablé con ellos sobre el tema del atleta Baloyes y no vi a Caterine. Con Zambrano hemos estado y hablado en cinco partes y nunca del caso Baloyes. No hubo tono ni reclamos míos, ni atletas ni capitanes intervinieron conmigo o con alguien de la delegación para reprochar mi actitud, que nada tenía que ver con la carrera. Me tocó solicitar, con el certificado medico, que salieran de competencia.

SEMANA: ¿Cómo intervino el presidente del COC?

R. V.: No intervino porque nadie lo enteró. Nunca hubo problema con nadie. Fueron hechos administrativos, sin grosería y menos humillación. ¿Cree que a un joven se le puede humillar en el 2021? ¿Y si ese joven es un brillante deportista, se le puede también humillar? No es cierto. Ciro Solano, el 7 de agosto, me dijo que se había enterado por internet del caso de Baloyes y que nadie había hablado con él sobre problemas, escándalos o humillaciones.

Varela le dijo a SEMANA que los triunfos históricos del atletismo colombiano en Tokio no se vieron empañados por su culpa: “Tengo varias pruebas del presidente del COC, Ciro Solano, y del enlace del COC con atletismo, Yaneth Lucumí, que demuestran lo contrario y la información no presenta prueba para tener esa conclusión”, escribió vía WhatsApp.

Informe de Atleta Bernardo Baloyes
Informe de Atleta Bernardo Baloyes - Foto: Ramiro Varela, presidente federación de atletismo
Informe de Atleta Bernardo Baloyes
Informe de Atleta Bernardo Baloyes - Foto: Ramiro Varela, presidente federación de atletismo

Sobre lo sucedido, Baloyes explicó que logró recuperarse de una lesión, pero en Tokio se resintió por lo que ya no pudo estar en competencia.

Yo me estaba recuperando de una tendinitis en el tendón rotuliano. Me recuperé. Cuando estaba en Tokio haciendo el calentamiento me resentí mucho de la rodilla. Hablé con el doctor y le expliqué lo que estaba pasando. Quedé muy triste porque ir a unos Juegos Olímpicos y no competir es muy duro para un atleta que se prepara cuatro años”, explicó.

Lo que indignó a Baloyes fue el episodio de que le pidieran de vuelta el uniforme que le correspondía y estaba destinado para él por representar al país en Tokio 2020.

Este suceso también molestó a Caterine Ibargüen, según Baloyes: “Es una humillación brutal. Un atleta olímpico no se prepara un año para que lo traten así o le quiten el uniforme. Caterine estaba brava con él y ella sabe que fue verdad y los demás atletas”.

“Después, cuando lo veo a él, me quita el uniforme y los viáticos. Si quiere los viáticos, se los devuelvo, no tengo ningún problema. Pero lo que él hizo conmigo fue una falta de respeto, porque merezco respeto como yo se lo doy a ellos”, señaló el atleta nacido en Isla Fuerte, Bolívar.

“El uniforme estaba destinado para mí porque cuando estaba en el aeropuerto de Bogotá me lo entregaron. ¿Por qué ninguno de mis compañeros está entregando los uniformes? Nunca en unos Juegos Olímpicos se pide el uniforme, ¿o acaso los demás países lo entregan?”, dijo sobre este episodio.