Home

Deportes

Artículo

Dimayor se comprometió a colaborar con las autoridades para demostrar la transparencia de la organización y sus clubes
Dimayor se comprometió a colaborar con las autoridades para demostrar la transparencia de la organización y sus clubes - Foto: Captura de pantalla - Dimayor

deportes

¿Por qué Bogotá no será sede de la Copa América femenina? Responde el presidente de la Dimayor

Fernando Jaramillo, quien también forma parte del comité ejecutivo de la Federación, explicó por qué la capital no tendrá partidos de este torneo que se llevará a cabo en nuestro país.

Del 8 al 30 de julio, Colombia realizará la Copa América femenina 2022 que dará los cupos para la Copa Mundial de la FIFA Australia – Nueva Zelanda 2023.

Hace pocos meses, Ramón Jesurún confirmó que ya estaban definidas las sedes de este campeonato. Cali será la sede de la final, mientras que Armenia y Bucaramanga serán las ciudades que alberguen partidos previos.

Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, ofreció una rueda de prensa con pocos medios en la que dejó claro todo sobre la Liga Femenina 2022 y explicó a SEMANA, por qué la capital de la República no tendrá ni un solo partido del evento deportivo del que será anfitrión nuestro país.

En el caso de la Liga Femenina, se jugará así: 17 equipos, 17 fechas. Clasifican los 8 mejores a la siguiente fase. Cuartos de final, semifinales y final (partidos de ida y vuelta), para un total de 150 partidos del campeonato.

“Yo creo que hay que evolucionar en el formato del campeonato, el semestre pasado no se hizo más regional por un tema presupuestal y logístico complicado. Esta vez se decidió que es todos contra todos desde el punto de vista de competitividad y campeonato”, aseguró el líder del fútbol profesional colombiano.

Cada equipo podrá contar con 5 extranjeras, una más que el campeonato anterior. “Aunque tenemos un potencial de fútbol femenino en Colombia, nos damos cuenta que tampoco encontramos muchas jugadoras a la vuelta de la esquina. Además, los equipos van a disputar torneos internacionales y quieren jugadoras con recorrido. Es opcional, no obligatorio”, confirmó Jaramillo.

La Liga Femenina de 2022 contará con un presupuesto mayor al que venía teniendo de 1.400 millones de pesos en la administración de Ernesto Lucena, anterior ministro del Deporte. El pasado mes de noviembre se confirmó que se aumentó a 3.000 millones.

Ese dinero será supervisado por el Comité Olímpico Colombiano. “Es un convenio con el Ministerio del Deporte y la Federación Colombiana de Fútbol y ya está en marcha para que los recursos lleguen. Esos recursos se van a destinar al tema del fútbol femenino, son 3.000 millones de pesos porque este campeonato con el nuevo fixture y 17 clubes nos vale más. Cuesta el doble que el anterior, casi 4.000 millones de pesos”, destacó el presidente de la Dimayor.

El torneo arranca el 20 de febrero y termina el 5 de junio. “Es más largo el torneo y lo terminamos antes de la Copa América para dar tiempo al equipo nacional. El calendario es bien apretado porque tenemos Copa Libertadores en octubre”, confirmó Jaramillo y agregó que se está pensando en un campeonato adicional en 2021 para el segundo semestre. “MI intención es que se haga, pero no está fácil porque necesitamos presupuesto, patrocinadores”, dijo.

Uno de los puntos a evaluar y en el que se pone la lupa es el de los contratos. Cada equipo podrá contar con la mitad de su plantilla profesional y la otra mitad amateur. “Antes eran 20 con contrato y ahora es 15 con contrato y 15 que se pueden inscribir amateur. Entre más le demos la oportunidad a los clubes de tener un equipo competitivo con menor costo y darle mirar nuevos talentos también, mucho mejor. Lo de las 15 jugadoras con contrato es obligatorio, si no es así no pueden jugar”, aclaró y adicionó: “Las garantías laborales las define cada club. Creo que esta decisión es para darle amplitud al juego y no estrangularlos”, refiriéndose a aquellas jugadoras que pese a no ser profesionales, recibirán como pago incentivos económicos, de transporte, alimentación y vivienda.

Los partidos más atractivos tendrán transmisión por el canal oficial, Win Sports. Sin embargo, Jaramillo confirmó que desde su entidad se habilitarán links para llevar el resto de juegos a la audiencia. Se espera poder brindar buenos horarios a los equipos femeninos que normalmente juegan al medio día en medio de inclementes climas. “Sobre la transmisión queremos mantenerla y hacer un esfuerzo de tener los links para que la gente acceda a ver los partidos y tengan exposición. Poner horarios con Win para que la gente se interese y tenga más cubrimiento”, dijo y agregó que se evalúa si se hacen preliminares a los equipos masculinos. “Nos falta mejorar canchas en Colombia para que aguanten dos partidos”, asumió Jaramillo.

Fernando Jaramillo, además de ser el presidente de la Dimayor, es miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol y explicó por qué Bogotá no tendrá un solo partido de la Copa América Femenina que contará con Cali, Armenia y Burcaramanga como sedes.

“No se consideró Bogotá porque no hubo interés manifiesto. Todas las otras ciudades supieron de la Copa América nos dijeron que querían y se los dimos”, respondió.

El Valle del Cauca ha sido sede de los amistosos femeninos y ha sido la región más interesada en convertirse en la sede oficial de las mujeres de nuestro país en el balompié. “Hay que tener reciprocidad, por eso la final va a ser allá. Trabajamos en temas de seguridad, ajustes logísticos pero es muy poco lo que nos falta de acuerdo a las condiciones de Conmebol, confirmó el presidente.

SEMANA consultó al IDRD sobre el desinterés de tener algún partido del fútbol femenino en el marco de la Copa América y dijeron todo lo contrario a los dirigentes de nuestro país. “La Federación había informado públicamente que la Copa América Femenina sería jugada en los estadios que se habían preparado para la Copa América Masculina (las ciudades sede y el Ministerio del Deporte hicieron inversiones grandes para poner los estadios a punto). Nos sorprendió que la Federación hubiera escogido otras ciudades, sobre todo, porque en Bogotá, además de tener interés, apoyamos fuertemente la organización de la Liga Femenina BetPlay”, dijeron desde la entidad y fueron vehementes al asegurar que mostraron interés. “La Federación no nos dio más información, nos enteramos por medios que habían escogido a otras ciudades”, puntualizaron desde el IDRD.