Home

Deportes

Artículo

El brasileño Neymar saluda al argentino Lionel Messi antes de la final de la Copa América en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil, el sábado 10 de julio de 2021. (AP Photo / Bruna Prado)
El brasileño Neymar saluda al argentino Lionel Messi antes de la final de la Copa América en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil, el sábado 10 de julio de 2021. (AP Photo / Bruna Prado) - Foto: AP

deportes

¿Qatar será el escenario para el encuentro entre Argentina y Brasil?: así está el historial de las dos selecciones

Los equipos latinoamericanos no se enfrentan en un mundial desde 1990.

El mundial de Qatar 2022 ha dejado unos encuentros inolvidables, así como ha sorprendido por algunos inesperados resultados, alejados de las apuestas de miles de espectadores.

Sin embargo, una de las expectativas que crece entre los hinchas y amantes del futbol es la posibilidad de que Argentina y Brasil se encuentren en un duelo a muerte en la semifinal de la Copa del Mundo.

Argentina venció este fin de semana a Australia clasificándose a los cuartos de final, mientras que Brasil necesita ganarle a República de Corea y al rival de la siguiente ronda, lo que para muchos parece que se podría lograr.

Esto significaría que un duelo entre Argentina y Brasil podría darse en un Mundial, lo que no ha ocurrido desde 1990.

Si bien las dos selecciones se han enfrentado en otros encuentros deportivos y en las mismas clasificaciones, este encuentro, en el marco del mundial, podría ser uno de los partidos más importantes de todos los tiempos.

Con estrellas deportivas de parte y parte, las dos selecciones sorprenderían con un fútbol único donde además se definiría el equipo que disputaría la final del Mundial.

Desde hace 32 años, Argentina y Brasil esperan la revancha en el marco de un mundial, algo que ha ocurrido en cuatro oportunidades.

En cuanto a las predicciones, se trata de un balance equilibrado aunque con una ligera inclinación hacia los brasileños; Brasil ha ganado en dos oportunidades, un empate y una victoria de Argentina.

En 1974 y 1978, los dos equipos se enfrentaron en la fase de grupos. En el primer encuentro, Brasil ganó y se clasificó; cuatro años más tarde empataron sin goles, pero esto le dio la clasificación a Argentina.

El tercer partido fue en 1982, donde los brasileños ganaron 3-1 sobre la albiceleste en uno de los partidos más recordados por la participación de Zico y Sócrates.

El último partido fue en 1990, cuando la Argentina de Diego Armando Maradona se impuso sobre los brasileños.

A estos encuentros mundialistas hay que sumar un ingrediente que exacerba la necesidad de una revancha y fue el encuentro de 2021 en la final de la Copa Libertadores, donde los argentinos, tras 28 años de sequía, lograron hacerse a la copa.

Los cánticos en los estadios de Qatar, de las aficiones de ambas selecciones, alientan a que esta revancha se vaya a dar lo más pronto posible y muchos están a la expectativa de ver a Messi y Neymar, ambos militantes del Paris Saint German, enfrentarse cara a cara.

Vale la pena recordar que los dos jugadores anunciaron que este sería el último mundial que jugarán, por lo que verlos en la cancha definiendo al primer finalista de la copa del mundo es algo que todos están esperando.

También es importante recordar que en agosto de este año se anunció que el partido entre Brasil y Argentina por eliminatoria, que se había aplazado, finalmente fue cancelado.

El partido Brasil-Argentina ya no se volverá a jugar, por lo que la fecha correspondiente permitirá” que ambas selecciones disputen amistosos contra otros equipos con miras a su preparación para el Mundial, indicaron las dos confederaciones en un comunicado divulgado por separado.

La cancelación definitiva del partido, programado para el 22 de septiembre, a dos meses del inicio de la Copa del Mundo, es un alivio para las potencias sudamericanas, que se habían mostrado desfavorables a disputarlo por considerar que afectaría su preparación hacia Catar.

La resolución del caso, que llegó al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), encargado de dirimir las disputas en torno al deporte, pone fin a uno de los mayores bochornos recientes del fútbol sudamericano.