deportes

Revelan video del dramático rescate a nadadora que se desmayó en mundial de natación

Angustiantes momentos se vivieron en las piscinas de Budapest, donde se llevó a cabo la cita orbital.


El pasado miércoles 22 de junio, la nadadora Anita Álvarez puso en vilo a todo el mundo tras desmayarse en plena competencia en el mundial de natación. La deportista fue salvada por Andrea Fuentes, entrenadora de la nadadora estadounidense.

Todo esto fue producto de una descompensación que Álvarez sufrió mientras realizaba sus ejercicios en la final de natación artística.

Andrea Fuentes, integrante española del Equipo de Natación de Estados Unidos, nada para recuperar a Anita Alvarez, estadounidense integrante de su grupo, del fondo de la piscina durante un incidente en las finales de natación artística libre femenina en solitario. Sucedió durante el Campeonato Mundial Acuático de Budapest 2022, en el Complejo de Natación Alfred Hajos en Budapest (Hungría) el 22 de junio de 2022 (Foto de Oli SCARFF / AFP)
Andrea Fuentes, integrante española del Equipo de Natación de Estados Unidos, nada para recuperar a Anita Alvarez, estadounidense integrante de su grupo, del fondo de la piscina durante un incidente en las finales de natación artística libre femenina en solitario. Sucedió durante el Campeonato Mundial Acuático de Budapest 2022, en el Complejo de Natación Alfred Hajos en Budapest (Hungría) el 22 de junio de 2022 (Foto de Oli SCARFF / AFP) - Foto: AFP

No obstante, hasta este viernes solo se habían conocido algunas fotografías de la dramática escena que se vivió en suelo húngaro.

El medio Eurovisión transmitió la rutina de la atleta de 25 años y captó en vivo lo sucedido. Tras la presentación de la norteamericana, las cámaras observaron que algo andaba mal por los gestos de sus compañeras, que al ver a Álvarez en el agua, de inmediato pidieron la asistencia.

Mientras la transmisión oficial mostraba las imágenes de la rutina, en el fondo se podía oír el relato de los periodistas que contaban los dramáticos momentos. Seguido a esto, las cámaras volvieron a enfocar la piscina, donde se puede ver cómo Fuentes está nadando con Álvarez en sus brazos para sacarla del agua. A su alrededor, los socorristas comienzan a revolucionarse para asistirla y algunos integrantes del equipo de USA corrieron para ayudarla.

Parece que está teniendo problemas y la entrenadora acaba de arrojarse a la piscina para sacarla. Esto pasó el año pasado en los clasificatorios olímpicos, ella se esforzó tanto. Hay dos personas en la pileta ahora”, contaron en la emisión.

“La entrenadora y los jueces están ahí, ella reaccionó muy rápido, por supuesto, es una nadadora olímpica. Ella se movió rápido para darle apoyo. Pueden ver ahora cómo la están ayudando afuera de la piscina. No vamos a mostrar imágenes más cercanas porque puede ser un poco perturbador”, aclararon a los televidentes para no mostrar los momentos dramáticos.

Así fueron los angustiantes momentos

“Todo se puso negro”

La deportista de natación sincronizada estadounidense Anita Álvarez, que el miércoles fue rescatada del fondo de la piscina tras sufrir un desmayo en el Mundial de Budapest, afirmó que “todo se volvió negro”, en una entrevista que publica este viernes el diario El País.

“No. Solo sentí que estaba dejando todo en la piscina”, afirmó la nadadora, de 25 años, al ser cuestionada sobre su desempeño, que al parecer se fue al límite.

“En la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, me recuerdo pensando: ‘¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!’”, afirmó en la entrevista que publica este viernes el medio español.

“En el pasado he sentido que me desvanecía. Esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación. Seguí, seguí, seguí…”, relató la nadadora estadounidense.

“En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre, pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se puso negro”, explicó. “No recuerdo nada más”, añadió Álvarez, que se quedó desmayada en la piscina, a la que saltó su entrenadora, Andrea Fuentes, para sacarla del agua.

La nadadora afirmó que “al principio me chocaron” las fotos del rescate en el fondo de la piscina, pero “después me lo tomé con calma. Ahora pienso que las fotos son hermosas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme, como una superheroína”, afirmó.