deportes

Sale el sol para James Rodríguez: llega primera oferta a las oficinas de Al-Rayyan

Hasta ahora todo lo relacionado con el colombiano eran simples rumores o conversaciones con su agente.


Las vacaciones de James Rodríguez se han prolongado más de lo normal a la espera de definir lo que sucederá con su futuro y las opciones que le pueda poner sobre la mesa su agente Jorge Mendes, encargado de pasear su nombre por Europa con la consigna de cumplir el deseo del jugador de volver a las grandes ligas.

Pero una cosa es su anhelo por jugar de nuevo en el viejo continente y otra la facilidad de conseguir ofertas. Aunque Mendes tiene contactos en la Premier League, en España, en Portugal y hasta en Turquía, de momento no se ha sobrepasado la línea del simple interés a una oferta formal.

Por más que James quiera salir del Al-Rayyan, el contrato que firmó hasta el año 2024 lo obliga a buscar un equipo que quiera invertir en la rescisión o, por el contrario, sentarse con los dueños del club catarí y acordar una salida amistosa en los próximos días, antes de abrir el mercado de verano que iniciará oficialmente el próximo 1 de julio.

La constante en las últimas semanas es que el nombre del colombiano esté más cercano a América que a Europa, surgiendo candidatos a ficharlo como Boca Juniors y el Inter de Miami de David Beckham.

SANTIAGO, CHILE - OCTOBER 13: Radamel Falcao García of Colombia celebrates with teammates Alfredo Morelos and James Rodríguez after scoring the second goal of his team during a match between Chile and Colombia as part of South American Qualifiers for Qatar 2022 at Estadio Nacional de Chile on October 13, 2020 in Santiago, Chile. (Photo by Claudio Reyes - Pool/Getty Images)
James Rodríguez espera un equipo que le prometa minutos para seguir en el radar de la Selección Colombia - Foto: Getty Images

Lo que no estaba en los planes es que fuera a salir una oferta desde Brasil, de un equipo hasta ahora desconocido en entorno del jugador. De acuerdo al periodista Felipe Sierra, Botafogo se encuentra negociando directamente con Al-Rayyan en un intento por anticiparse a las ofertas que pueda llevar James y su agente en un futuro próximo.

“Han ofrecido 5.3 millones de dólares; conociendo que el deseo del ‘10′ es volver a Europa”, indica la versión del comunicador que ya ha hecho ‘eco’ en medios brasileños. Sierra añade que “la negociación por el colombiano la impulsa el equipo del multimillonario John Textor, también dueño de Lyon y Crystal Palace”.

Preparado físicamente

Sea cual sea la decisión que tome James, debe estar atada al objetivo de tener los minutos necesarios para retomar su mejor versión. Néstor Lorenzo, nuevo técnico de la Selección Colombia, se refirió hace poco al tema del ‘10′ y aseguró que estará en los planes de la Tricolor siempre y cuando demuestre argumentos en su club para ser convocado.

Pero para un deportista de alto rendimiento, jugar ‘picaditos’ con sus amigos no es suficiente. Por eso, James ha decidido contratar la asistencia de un profesional para reactivar su cuerpo y prepararse para una eventual pretemporada en el equipo que decida contratarlo.

El fisioterapeuta Carlos Palomeque compartió hace poco una serie de videos en los que se ve el arduo trabajo que realiza junto al jugador de la Selección Colombia. Aunque la parte central del entrenamiento incluye trabajo con pesas para piernas, brazos y abdomen, también incluye un segmento en el que se pone a prueba la destreza mental y los reflejos, al mejor estilo de los pilotos de la Fórmula 1.

El trabajo de Palomeque es bien reconocido entre los deportistas colombianos que lo buscan a la hora de optimizar sus capacidades físicas o recuperarse de lesiones. Yerry Mina, Darwin Andrade y hasta la medallista olímpica Caterine Ibargüen forman parte de la lista de figuras con las que ha trabajado el fisioterapeuta.

El objetivo de James con este riguroso entrenamiento es estar listo para la apertura del mercado de verano en Europa en julio. Ese momento marcará la recta final del periodo de vacaciones para el colombiano que espera tener buenas opciones sobre la mesa, aún cuando está pendiente de resolver la vigencia del contrato con el equipo catarí que espera recibir alguna remuneración económica por parte del equipo que decida ficharlo.