Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 1/19/2019 3:40:00 PM

El gobierno revisa los datos para sacar los ‘colados' del turismo

La decisión de ajustar la metodología para medir con mayor precisión la llegada de turistas al país le permitirá al Gobierno diseñar mejores políticas y a los empresarios les dará la oportunidad de hacer cuentas realistas.

El gobierno revisa los datos para sacar los ‘colados' del turismo Gremios y empresarios coinciden en que las mejores condiciones de seguridad y logística permitirán al país aumentar el flujo de visitantes extranjeros. Foto: 123RF

Para nadie era un secreto que las cifras de turismo en el país estaban infladas. A los empresarios no los convencían los millonarios guarismos divulgados y, por eso, desde hace años criticaban el dato cada vez que las entidades oficiales reportaban un crecimiento geométrico en la llegada de turistas extranjeros al país. Las cuentas no les cuadraban.

Por eso, gremios y empresarios del sector respiraron tranquilos esta semana cuando el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, dirigido por José Manuel Restrepo, anunció oficialmente su decisión de depurar las cifras sobre comportamiento del turismo extranjero en Colombia y la nueva metodología que aplicará para calcular estos datos.

Le sugerimos: ¿Por qué no llegaron al país 6 millones de turistas extranjeros como se había anunciado?

Esto implica que en el conteo de turistas extranjeros el país adoptará los lineamientos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), de manera que los reportes sean comparables con los que realizan otras naciones a nivel mundial y se pueda medir con precisión el movimiento de visitantes. De paso, la decisión implica desinflar los datos que en los últimos años habían reportado sobre turistas extranjeros, que en realidad correspondían a migrantes desde Venezuela, a colombianos que residen en el exterior y tienen otras nacionalidades, pero vuelven al país a visitar a sus familiares. E incluso quienes viajan en cruceros por el Caribe y solo pasan parte del día en ciudades de la costa.

La nueva metodología, en términos prácticos, tendrá en cuenta la definición de la OMT que señala como turistas extranjeros a los ciudadanos de otras nacionalidades que pernoctan al menos una noche en el país. Pero ¿por qué, si la definición suena lógica, había tanto colado?


El viceministro de Turismo, Juan Pablo Franky, asegura que tiene la meta para este año de llegar a 4,8 millones de turistas extranjeros.

Hasta 2004 la llegada de turistas extranjeros al país no reportaba aumentos significativos. A pesar de la belleza natural de los paisajes colombianos, las cifras eran bajas. Con los cambios adoptados en materia de seguridad aumentó el flujo de visitantes extranjeros, y el Gobierno decidió adoptar un sistema formal de medición y mejorar la institucionalidad de este tema. Encargó, entonces, de llevar esta contabilidad al Ministerio de Comercio, al Departamento Nacional de Planeación y a las autoridades migratorias.

De hecho, estos visitantes no hacen sellar sus pasaportes ante Migración Colombia porque no quieren internarse en el país. También incluyeron a los excursionistas, viajeros de los cruceros que pasan el día en una ciudad y, eventualmente, consumen en restaurantes o tiendas, aunque no se quedan a dormir.

Pero una medida adoptada en 2011 generó inconvenientes en el cálculo. A partir de ese año incluyeron un componente denominado ‘pasajeros o visitantes de frontera’, lo que Gustavo Toro, presidente de Cotelco, el gremio de los hoteleros, señala que obedeció más a un hecho político que a la realidad del sector.

Le recomendamos: ¿Gobierno puso en cintura a Booking y AirBnB?

Esta definición incluye a quienes ingresan a las ciudades de frontera, pero desarrollan allí mismo algún tipo de actividad, ya sea comprar víveres o buscar servicios de salud o recreación, pero que no necesariamente utilizan los servicios turísticos. De hecho, estos visitantes no hacen sellar sus pasaportes ante Migración Colombia porque no quieren internarse en el país. También incluyeron a los excursionistas, viajeros de los cruceros que pasan el día en una ciudad y, eventualmente, consumen en restaurantes o tiendas, aunque no se quedan a dormir.

Pero el aumento de ciudadanos venezolanos en Colombia, a partir de 2012, empezó a encender las alarmas sobre la realidad de las cifras. A partir de abril de 2016 se presentó el fenómeno migratorio de proporciones que nadie calculaba, que terminó de inflar las cifras de turismo. Pese a que muchos venezolanos no llegaban al país con el propósito de conocer, ya sea porque buscaban una nueva opción de vida o porque iban de paso hacia otros países, quedaron contabilizados en los registros de visitantes extranjeros. Se estima que el fenómeno migratorio llegó a 1,2 millones de venezolanos el año pasado en el país.


Jean-Claude Bessudo, de Aviatur, cree que la depuración le permitirá al sector comenzar a trabajar en la búsqueda de nuevas oportunidades en turismo.

Estos componentes hicieron que las cifras de turistas reportadas por el Ministerio de Comercio se estimaran para 2018 en 6,5 millones de personas. Pero que una buena parte de ellas no eran en realidad turistas, sino visitantes de frontera, migrantes o turistas de cruceros. Para el viceministro de Turismo, Juan Pablo Franky, ante esta nueva realidad decidieron eliminar las cifras de viajeros de fronteras o pasajeros que no necesariamente buscan hacer turismo en el país, y adoptaron la metodología de la OMT.

Paula Cortés, la presidenta de Anato, el gremio de las agencias de viajes, asegura que el crecimiento del turismo en el país sigue siendo muy interesante

El ajuste es drástico: de los 6,5 millones de visitantes del extranjero que se proyectaba llegarían a Colombia en 2018, la cifra pasó a 4,3 millones. De ellos, el Ministerio estima que los extranjeros no residentes fueron 3,14 millones de personas; otros 382.279 corresponden a pasajeros de cruceros, y 857.277 a colombianos residentes en el exterior que llegaron a visitar a sus familias. También ajustaron las cifras a partir de 2011, y encontraron que los crecimientos han oscilado entre el 7 y el 13 por ciento, cifras muy positivas, pero lejos de los reportes que en el pasado hablaban de más del 100 por ciento. Para este año, el Gobierno espera que el número de visitantes extranjeros se acerque a 4,8 millones.

Le sugerimos: Las 9 cosas que todo usuario de aerolíneas debe conocer

Tener cifras reales es clave para el desarrollo del sector, asegura María Claudia Lacouture, exministra de Comercio y experta en temas de turismo. Considera que a lo largo de los años han venido mejorando y actualizando las cifras para seguir los parámetros de la OMT. En este sentido, destaca que el cambio en la metodología le permitirá al Gobierno tener mayor claridad para generar las políticas que permitan potencializar mucho más el turismo. Y los empresarios podrán diseñar las herramientas, productos y servicios que resulten más atractivos para los viajeros internacionales.


Potenciar el turismo en Colombia debe ser el gran reto del Gobierno y el sector privado, asegura la exministra y experta en el tema María Claudia Lacouture.

El presidente de Aviatur, Jean-Claude Bessudo, también aplaude el cambio. Bessudo ha sido uno de los principales críticos de las cifras reportadas, y varias veces llamó la atención de que se incluyeran exiliados o excursionistas como si fueran visitantes extranjeros. Por esto, destaca que el Gobierno se haya dado el lapo de ajustar los números, pues considera que estos son fundamentales para construir el progreso del sector. Y aunque las cifras ajustadas son menores, Paula Cortés, la presidenta de Anato, el gremio de las agencias de viajes, asegura que el crecimiento del turismo en el país sigue siendo muy interesante, pues mientras que la industria mundial crece al 5 por ciento, en el último año en el país tuvo un aumento del 10 por ciento.

La decisión de sincerar el tema del desarrollo del turismo resulta clave para el país. Pero la entidad oficial de la estadística, el DANE, debería realizar estos reportes. De lo contrario, el Gobierno corre el riesgo de que funcionarios de turno decidan cambiar la interpretación o las definiciones para medir el turismo. La medida, sin embargo, requiere hacer apropiaciones presupuestales para transferir la tarea a ese departamento administrativo. El desafío es hacerlo en momentos en que el gobierno habla de un recorte fiscal.

EDICIÓN 1979

PORTADA

SOS a la economía

La crisis del coronavirus tiene a la economía colombiana en emergencia. Se requiere pensar en fórmulas rápidas y drásticas para evitar un colapso. ¿Cuáles son las opciones?

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1979

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.