estilo de vida

Aumento de veganos en Colombia impulsa el mercado de productos no-lácteos

Las principales cadenas de supermercados han comenzado a vender productos más saludables y de origen vegetal; con ello, nuevas marcas han optado por entrar al país.


Es cada vez más recurrente escuchar que algún conocido o amigo ya no consume productos derivados de los animales. Más que una moda, las personas han entendido que al erradicar estos alimentos de su dieta, se está beneficiando de manera directa al medio ambiente y a la salud.

Un análisis de Life Cycle afirma que este tipo de alternativas vegetales producen 77 % menos emisiones que los productos de origen animal.

Las tendencias alimenticias más conscientes a base de plantas como el vegetarianismo y el veganismo se han acrecentado en los últimos años. De hecho, según un estudio de Acumen Research, se estima que el tamaño de este mercado supere los 24 billones de dólares para 2026.

Los precios de estos productos son más elevados que los de origen animal. Sin embargo, según investigaciones sobre tendencias de consumo de Nielsen, nueve de cada diez colombianos están dispuestos a pagar más por los alimentos que tengan algún tipo de beneficio nutricional.

Y es que el 80 % de los adultos del país experimenta mala absorción a la lactosa, de acuerdo con un estudio de gastroenterología y hepatología. Por eso, nuevas marcas han comenzado a entrar en el mercado nacional como una solución a estos problemas.

Los estantes de los supermercados están cada vez más dotados de alimentos a base de plantas como hamburguesas, albóndigas o leches vegetales.

Recientemente se anunció la llegada al país de Violife, una serie de productos a base de plantas que se derrite y se estira como un queso tradicional. Es más, ofrecen quesos veganos mozzarella, original, tipo feta y cremoso.

Queso
- Foto: Getty Images/Image Source

La compañía, que es parte de Upfield, productor de margarinas, quesos cremas, mantequillas y untables a base de plantas, espera llegar a más de 100.000 consumidores en Colombia durante el primer año.

“Hemos visto que en el resto de los países que se ha lanzado ha crecido a doble dígito en muy poco tiempo. Después de la pandemia los consumidores están viendo de dónde vienen los productos que consumen, cómo están elaborados, si tiene preservantes. En Colombia hay un interés genuino que cada vez crece más. Creemos que los colombianos están preparados para recibir todo este tipo de productos”, afirmó Paola Shue, Head of Corporate Affairs & Comms LatAm de Upfield en una conversación con SEMANA.

Violife nació como una receta familiar en Grecia de un producto alternativo a base de plantas que funciona para las personas intolerantes a la lactosa. En Estados Unidos, Reino Unido y Panamá se ha posicionado dentro de los productos vegetales debido al crecimiento de tendencias de consumo responsable y sustentable.

Según Shue, el diferencial de los productos de Violife es que se encuentran elaborados a base de ingredientes que no tienen alérgenos. “Normalmente lo que observamos es que los quesos veganos son artesanales y se elaboran fermentando nueces y semillas, pero hay personas que desarrollan alergias. Por eso traemos una receta totalmente inclusiva”, expresó.

Dentro de las grandes preocupaciones de los consumidores está el sabor. Muchos temen que se aleje demasiado de un queso lácteo. Sin embargo, Álvaro Mazo, country lead de Upfield Colombia, afirma que se busca derribar los mitos que hay detrás de la alimentación vegana con respecto al sabor, la textura o el desempeño.

Los productos veganos han incorporado dentro de sus procesos de fabricación una visión y misión alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que ha venido impulsando la Organización de las Naciones Unidas desde 2015 y que corresponden a las nuevas lógicas de consumo que demanda en mercado nacional y global.