macroeconomía

Actividad económica de Colombia se desaceleró y creció 8,5 % en junio en 2022

En el mes de mayo, el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) fue de 17,2 %, de acuerdo con la revisión al alza realizada por el Dane.


El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dio a conocer este martes los resultados del Índice de Seguimiento a la Economía (ISE) en Colombia, que reveló una desaceleración de la economía durante el mes de junio de 2022.

De acuerdo con la subdirectora general del Dane, Julieth Solano, el ISE en el mes de junio fue de 8,5 %, cuando en el mismo mes del año pasado había registrado un crecimiento de 14,47 %.

Fueron tres sectores los que más aportaron al aumento del ISE en junio, sumando en total una contribución de 5,1 puntos porcentuales. Se trata de las actividades de comercio, mantenimiento, transporte, alojamiento y servicios de comida (2,6 puntos porcentuales); administración pública y defensa, educación y salud humana (1,3 puntos porcentuales) y las industrias manufactureras (1,2 puntos porcentuales).

Julieth Solano también resaltó el buen desempeño que experimente el comercio al por menor y al por mayor, especialmente, por el impacto positivo del Día sin IVA que se llevó a cabo durante el mes de junio, el pago de la prima de mitad de año y la celebración del Día del Padre, lo que llevó a una contribución de 10,3 puntos porcentuales.

Respecto al comportamiento del ISE durante los primeros seis meses de 2022, la subdirectora general del Dane manifestó que, de las 12 actividades económicas, diez están presentando una variación positiva, siendo la más importante actividades artísticas, de entretenimiento y recreación (30,1 %).

Le siguen información y comunicación (16 %) e industrias manufactureras (10,6 %). Solo dos sectores están en rojo: agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (-3,1 %) y explotación de minas y canteras (-2,6 %).

Recesión Económica
Tres sectores fueron los que más aportaron al aumento del ISE en junio, con una contribución total de 5,1 puntos porcentuales. - Foto: Getty Images

“Este comportamiento se asocia a una menor dinámica de productos como la yuca, cuya producción está cayendo 28,9 % y del plátano, cuya producción está cayendo 16,9 %, así como las menores áreas renovadas para el cultivo del café, que están decreciendo en 41,8 %”, explicó.

También se observa caída en la producción de huevo, aves de corral y leche. Por su parte, el comportamiento negativo de la explotación de minas y canteras se explica por una menor producción de carbón (-17,4 %), ya que se produjeron 1,2 millones de toneladas menos frente al mismo periodo de 2021.

Además, la subdirectora general del Dane también reveló que el ISE del mes de mayo se revisó al alza y pasó del 16,5 % (dato reportado en julio) al 17,2 %. También se revisaron al alza los índices de enero (de 8,2 al 8,4 %) y abril (de 11,9 a 12,2 %).

Los productos con mayor incremento en ventas han sido los artículos deportivos, productos agrícolas, equipos de cómputo, electrodomésticos y calzado.  Foto: MinComercio
De las 12 actividades económicas, 10 están presentando una variación positiva durante los primeros 6 meses de 2022. - Foto: Foto: MinComercio

Gasto de los hogares en Colombia se desaceleró en julio

De acuerdo con Gastometría de la firma Raddar, el gasto de los hogares en Colombia en julio de 2022 fue de 88,2 billones de pesos y en los últimos 12 meses fue de 888,7 billones de pesos. Este gasto presentó un crecimiento anual corriente de 12,6 %, y real del 2,1 %.

Sin embargo, a pesar de tener una variación positiva, se evidencia que desde el mes anterior el gasto empezó a desacelerarse, lo cual este mes pudo verse aún más pronunciado por la inflación que llegó a los dos dígitos.

El gasto tuvo una variación de 16,7 % en pesos corrientes frente al mes anterior, que se explica por la estacionalidad de la prima y las vacaciones. Sin embargo, se observa que el crecimiento mensual fue menor al registrado en el mismo mes años anteriores, lo que puede ser muestra también de una contracción del gasto de los hogares.

Para el mes de julio, la inflación superó la barrera de los dos dígitos, cifra que no se había visto en los últimos 22 años, esto como un efecto de la alta variación en precios de alimentos y regulados, especialmente la electricidad. Como consecuencia de esto, los más afectados por el alto costo de vida son los hogares de ingresos bajos y medios, disminuyendo cada vez más su capacidad adquisitiva.

Otra consecuencia que trajo consigo la inflación de este mes es que nuevamente la variación del salario mínimo real fue negativa, lo que refleja la pérdida del poder adquisitivo de los hogares. Así mismo, con excepción de Bogotá, Pasto y Manizales, en las ciudades principales se evidenció una pérdida en la capacidad de compra, siendo Cúcuta la más afectada.

Para el mes de julio, el gasto de los hogares denota una desaceleración, mientras que los ingresos registraron una tendencia creciente, impulsado principalmente por los salarios. Además, las remesas aumentaron su aporte como fuente de ingreso, impactando directamente en el gasto de los hogares, gracias a que la divisa ha tenido alta tasa de cambio.