El presidente Gustavo Petro ha encontrado duros críticos entre quienes lo apoyaron en campaña.
“Recuperar la credibilidad perdida puede ser muy difícil y los inversores pueden necesitar ver para creer”, dijo la entidad. - Foto: getty images

economía

Bank of America le mandó sablazo al presidente Gustavo Petro y su gobierno: “recuperar la credibilidad perdida puede ser muy difícil y los inversores pueden necesitar ver para creer”

La entidad señaló que “recuperar la credibilidad perdida puede ser muy difícil y los inversores pueden necesitar ver para creer”.

La entidad financiera Bank of America reveló este miércoles un informe en el que habla sobre las perspectivas del comportamiento de la economía colombiana para 2022 y 2023, y en el que se refiere a reformas como la pensional y laboral que pretende sacar adelante el actual Gobierno.

Respecto a la primera, el banco ve algunos escenarios de riesgo, como lo es el hecho de destinar desde los fondos privados al sistema público recursos para subsidiar por $500.000 para los adultos mayores más vulnerables.

Esto, según dice, podría ocasionar una reducción significativa en la demanda de bonos Títulos de Tesorería (TES), de acuerdo con Valora Analitik.

Respecto a la reforma laboral, explica que esto podría ocasionar mayor presión sobre las empresas, pues según estimaciones de Fenalco, este proyecto subiría los costos laborales de las empresas en casi un 26 %.

A nosotros esto nos suena como algo que perjudicaría el plan de diversificación de las exportaciones del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo. ¿Cómo puede Colombia desarrollar exportaciones no petroleras intensivas en mano de obra si los costos laborales suben un 26 %? Dado el ingreso per cápita relativamente bajo del país, sería muy difícil dar el salto a la exportación de bienes intensivos en capital, tecnología y/o conocimiento”, dice el reporte.

A su vez, destacó que en medio del escenario de incertidumbre, hay un bajo riesgo de incumplimiento soberano.

Además, vemos controles del Congreso que conducen a la moderación de las políticas (por lo que las reformas económicas descritas anteriormente probablemente se diluirán hasta cierto punto)”, continúa.

Esto también es consistente con el presupuesto de 2023, ya aprobado en su totalidad por el Congreso. En el peor de los casos, si los mercados se cierran durante todo el año, creemos que Colombia podría aprovechar los US$9.800 millones disponibles en la línea de crédito flexible del FMI y hacer más Bonos de Solidaridad”, agrega.

Y señala: “Recuperar la credibilidad perdida puede ser muy difícil y los inversores pueden necesitar ver para creer”.

J.P. Morgan puso el ojo en el alto costo de los errores de política, en trinos del presidente Petro

Una ‘seguidilla’ de trinos asonantes salieron de la cuenta de Twitter del presidente Gustavo Petro, los cuales han llamado la atención de los analistas, pues alcanzaron a causar una volatilidad significativa en los mercados colombianos.

J.P. Morgan, una de las mayores empresas financieras del mundo, se refirió a los tuits hace unos días del mandatario, en el primero de los cuales mencionó como alternativa para financiar la compra de tierras para adelantar la reforma agraria, una ruptura de la regla fiscal, es decir, la ley que obliga a mantener un límite máximo en el déficit fiscal.

Luego, el presidente habló de la posibilidad de aplicar controles de capital y un impuesto a la salida de los capitales golondrina, que llegan como inversión al país y luego se van.

Los trinos agregaron una volatilidad significativa en los mercados colombianos, el dólar se ubicó el jueves por encima de los 4.600 pesos, lo que condujo, según el análisis de J.P. Morgan, a que “el propio Petro minimizara el mensaje inicial en un trino siguiente”.

Todo eso ocurre en medio de una desafiante situación macroeconómica, a la que se le echa más leña para que el fuego avive, con “los errores de política en un momento de riesgos globales y grandes requerimientos de financiamiento externo de Colombia”, dice el informe de la entidad financiera.

La percepción, según el análisis, es que hay un mayor riesgo de política, lo que ya ha causado efectos. “El subíndice GBI-EM de Colombia (utilizado para el seguimiento de la deuda en mercados emergentes), subió 50 puntos básicos en los últimos dos días, mientras que la moneda se debilitó en un 2,5 %”.

El J.P. Morgan recalca que, aunque los comentarios de Petro están lejos de propuestas políticas concretas, “se están sumando a los desafíos macroeconómicos en medio del endurecimiento de las condiciones financieras mundiales: altos déficits gemelos (déficit fiscal y en la cuenta corriente o externo), expectativas de inflación que siguen al alza y evidencia de una economía sobrecalentada”.