energía

Cinco desafíos que tendrá el nuevo Gobierno para seguir consolidando el sector energético

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, hizo un llamado para defender el sector de propuestas populistas que podrían acabarlo.


El próximo 29 de mayo se llevará a cabo en Colombia la primera jornada de votación para elegir al próximo presidente de Colombia, y de acuerdo con el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, son cinco los grandes desafíos que deberá asumir el próximo Gobierno y que son transcendentales para que el sector energético pueda seguir consolidándose en el mediano largo plazo.

El primer desafío está relacionado con la inflación, que es un tema que estará presente varios años y afectará al sector y a los usuarios finales. “Creo que no vamos a ver nunca precios de 400 o 500 euros el megavatio por hora, como lo han vivido en los últimos meses algunos países de Europa, pero la inflación será un tema que tenemos que manejar como sector y gobierno”, aseguró el ministro.

Además, dijo que la inflación es un tema que afecta sobre todo a las familias más vulnerables, ya que en un hogar de estrato uno se puede gastar entre el 8 % y 12 % de sus ingresos en el pago de los servicios públicos.

Este es un tema al que hay que ponerle atención a lo largo de todos los eslabones de la cadena, pensando en el usuario final. Es una responsabilidad compartida para presentar esa presión inflacionaria que se va a dar en los próximos años”, agregó.

Mantener la institucionalidad

El ministro Diego Mesa también hizo un llamado a “la defensa del sector, a mantener la institucionalidad y a que las instituciones del sector como la Creg, la Upme y las superintendencias, se sigan manteniendo con criterios técnicos”.

En esa línea, aseguró que lo peor que puede pasar en el país es que “empresas que han sido sólidas por muchos años pasen por periodos de inestabilidad en sus esquemas de gobierno corporativo y se pierda la competitividad”.

Innovación regulatoria

En cuanto a este desafío, el ministro de Minas y Energía manifestó que la regulación del sector, que está en cabeza de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), debe ser cada vez más predecible y se debe seguir avanzado para acabar con la sobre regulación.

“Las empresas deben saber para dónde va la regulación y que puedan contribuir a que el proceso sea armonioso y predecible. Además, se debe hacer de manera conjunta”, agregó.

Aerogenerador, panel solar. Energía eólica
Con el Banco Mundial se está discutiendo una propuesta para traer una tasa de descuento compensada que permita financiar proyectos de energías limpias. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Garantizar las inversiones

En tiempos en los cuales Colombia y diferentes empresas le están apostando al desarrollo del hidrógeno y la energía eólica costa afuera, el tema de inversión toma relevancia, ya que estos proyectos son de largo alcance.

Por ello, el ministro Diego Mesa aseguró que se está discutiendo con el Banco Mundial una propuesta para traer una tasa de descuento compensada para lanzar un fondo, a través del Fenoge, que permita financiar proyectos eólicos costa afuera, hidrógeno, almacenamiento de energía y de otro tipo, pero que aporten a la transición energética de Colombia.

Esta tasa de descuento se deberá trasladar directamente al sector privado para que los proyectos que actualmente no cierran con una tasa compensada puedan tener una reducción final del 20 %, 25 % o 30 %.

“Con este tipo de tasas hay una gran oportunidad para apalancar mucha más inversión del sector financiero y equity industrial de parte de las empresas al ver que pueden reducir los costos de los proyectos de una manera significativa”, dijo el ministro.

Llegada de las primeras turbinas eólicas del país
Se deberá desarrollar la infraestructura de transporte y logística que requieren los parques eólicos costa afuera y de hidrógeno. - Foto: MinMinas

Mejor y más infraestructura

El último desafío que es relevante para el sector está relacionado con la infraestructura, ya que, según el ministro Diego Mesa, los procesos deben garantizar que los proyectos de expansión de las líneas de transmisión, tanto nacionales como regionales, se construyan en tiempos razonables.

Así mismo, se debe consolidar el proceso que inició la Upme para liberar puntos de conexión a la red que estaban ocupando empresas que no tenían ninguna intención de construir nuevos proyectos de generación de energía. También se deberá desarrollar la infraestructura de transporte y logística que requieren los parques eólicos costa afuera y de hidrógeno.

Es importante tener una infraestructura de talla mundial para que estos proyectos puedan salir adelante. Esto lo venimos trabajando con los ministerios de Transporte y de Comercio para definir cuáles serán los incentivos para desarrollar estos sectores, que son realmente los que van a hacer que estos proyectos salgan adelante”, afirmó el ministro.

Llamado a la defensa del sector

El ministro Diego Mesa aseguró que el sector está avanzando por el camino adecuado, pero le “preocupa mucho leer programas de gobierno que dicen que van a acabar con la exploración de hidrocarburos y las plantas térmicas, que digan que no habrá más hidroeléctricas, ni minería a cielo abierto, y que van a entregarle participación a las comunidades en proyectos de energía renovable”.

Según él, esto no se puede permitir desde el sector. “Hay que salir a defender este sector porque si todas estas cosas se materializan, se acabaron los tres sectores (energía, hidrocarburos y energía)”, aseveró.