cundinamarca

Más de 22 mil millones de pesos serán invertidos para reconstruir la vía Tenjo–Siberia en Cundinamarca

En enero de 2022 iniciará la restauración del importante corredor vial, que lleva décadas en muy mal estado.


Una suma de 22 mil millones de pesos anunció el Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, para las obras de reconstrucción de 7,2 kilómetros en el corredor vial que del municipio de Tenjo conduce a Siberia.

Con el arreglo de dicha vía, que lleva décadas necesitando esa intervención debido a su mal estado, se beneficiará a los 25.000 habitantes del municipio de Tenjo y otros de la Sabana Centro, así como a los sectores turismo, agropecuario, industrial, artesanal y gastronómico, entre otros.

Este proceso de reconstrucción inició en la administración del exgobernador de Cundinamarca Jorge Emilio Rey Ángel y actualmente recibirá estos recursos gracias a que la Asamblea de Cundinamarca aprobó que se obtengan a través de un crédito.

Agradecimiento especial a la asamblea de Cundinamarca, que nos ha permitido las facultades para buscar estos recursos vía crédito, por supuesto, trabajando en equipo con la alcaldesa, con los concejales y con la comunidad, que sabía que teníamos el compromiso de realizar esta vía, de completar todo el tramo que inició en el gobierno pasado”, dijo el Gobernador García.

Las vías de Cundinamarca presentan considerables deterioros y algunas se han convertido en auténticas trochas intransitables.
Las vías de Cundinamarca presentan considerables deterioros y algunas se han convertido en auténticas trochas intransitables. - Foto: Revista Semana

Según Sonia Patricia González Bernal, alcaldesa de Tenjo, este importante corredor vial actualmente se encuentra en muy mal estado por diferentes causas, como fallas técnicas de bacheo y la escasa gestión de gobiernos anteriores para darle solución a esta problemática.

Frente al asunto del mantenimiento de las vías en Cundinamarca, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) publicó para comentarios un documento Conpes (Consejo Nacional de Política Económica y Social) en el cual se hacen recomendaciones para poder desarrollar y financiar la infraestructura en Bogotá y Cundinamarca.

“El presente documento tiene como objeto ratificar el apoyo del Gobierno nacional para el desarrollo del Programa Integral de Movilidad para la Región Bogotá–Cundinamarca y actualizar dicho programa describiendo las políticas, los programas y los proyectos que orientan el desarrollo del sistema de transporte y movilidad que lo componen, en su visión 2027, 2035 y largo plazo”, dice el documento Conpes.

Según el documento, la capital del país debe priorizar sus esfuerzos en sacar adelante distintos proyectos como la expansión de la línea del metro hasta las localidades de Suba y Engativá; así mismo, el desarrollo de la troncal Calle 13 del límite occidente del distrito a la carrera 50, la troncal alimentadora de la avenida Ciudad de Cali entre la avenida Manuel Cepeda y la calle 80, y el regiotram norte.

Una de las principales dificultades que expone el documento Conpes es la falta de herramientas para financiar este tipo de iniciativas de infraestructura, que son fundamentales para el desarrollo de la ciudad.

La provisión de un sistema de transporte público de calidad, sostenible, que emplee energías limpias y sea más asequible para sus usuarios, no solo requiere del desarrollo de infraestructura, sino que supone importantes recursos para cubrir el diferencial tarifario”, dice el texto.

El Conpes resalta que entre 2015 y 2019 el diferencial entre los ingresos por tarifa al usuario y los costos operacionales del sistema oscilaron entre los $ 594.000 millones y los $ 892.000 millones anuales.

“En 2020, incluyendo las nuevas condiciones operacionales, este déficit aumentó a cerca de $ 2,1 billones; de estos, cerca de $ 938.000 millones están asociados a necesidades derivadas de la covid-19 por las condiciones de operación presentadas para el transporte público durante la pandemia”, dijo.

Debido a lo anterior, el documento resalta que las autoridades deben hacer un esfuerzo para conseguir los recursos necesarios que puedan acortar esa diferencia entre los costos del transporte y la tarifa final del usuario.

“Considerando la escala y complejidad de los proyectos de movilidad identificados para la región Bogotá–Cundinamarca, y las limitaciones en materia de recursos de los entes territoriales y la Nación, resulta necesario que los entes territoriales realicen la adecuada evaluación, priorización, secuencia, diseño y ejecución de sus proyectos, así como buscar la consecución de fuentes alternas de financiamiento que no dependan únicamente de los presupuestos públicos actuales”, dice el Conpes.

Algunas de las recomendaciones que hace el Conpes para conseguir más recursos es la implementación de cobros por congestión y la instalación de peajes urbanos.

“La tecnología para la puesta en marcha y control de medidas como los cobros por congestión, cuyos estudios de estructuración reflejan la necesidad de inversiones de las entidades territoriales en temas de tecnología para el cobro y control. Para reducir estas inversiones del sector público, se han explorado mecanismos tipo APP urbanas o concesiones para el desarrollo de infraestructura. Por otro lado, el apoyo político también es necesario para viabilizar algunas de estas medidas como la implementación o actualización del valor de sobretasas o contribuciones”, dice el texto.

El Conpes resaltó que, hasta el momento, las principales fuentes de financiación del Distrito y Cundinamarca para el desarrollo de infraestructura han sido la sobretasa a la gasolina y los impuestos de valorización y la plusvalía. En segunda instancia, para las vías principales de la red regional, las concesiones con peajes han sido un mecanismo exitoso liderado por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), dado que estas vías tienen importancia nacional.

El documento también señala que sería bueno llevar a cabo iniciativas que desincentiven el uso de vehículos y que ayuden a descongestionar las vías de la capital.

“La selección de fuentes de financiamiento puede a su vez constituirse en una herramienta que contribuya a la optimización de los patrones de movilidad y a mejorar la calidad del servicio y el bienestar de los ciudadanos, imponiendo, por ejemplo, desincentivos a la utilización del vehículo particular por medio de costos adicionales o contribuyendo a fomentar vía por ejemplo la concesión de estaciones e inmuebles conexos, la renovación urbana”, dice el documento.

Algunas de estas recomendaciones hechas por el Conpes son la implementación de áreas con restricción vehicular que se podrán definir y generar contraprestaciones o precios públicos a favor de la entidad territorial y la contribución (pago) por el servicio de parqueadero o de estacionamiento en vía.

Noticias relacionadas