construcción

Más de 5.000 familias en Colombia no cuentan con una vivienda digna, advierte Anif

Esa asociación pide que el país fortalezca sus programas de vivienda.


La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) hizo fuertes reparos esta semana ante la situación que atraviesa el país en materia de comercialización y construcción de vivienda nueva, un tema que, si bien advirtió que avanza a buen ritmo, sostiene que necesita un fuerte impulso por parte de las autoridades nacionales.

En su Reporte Anif del Sector Construcción, el gremio (que representa a los principales bancos e instituciones financieras del país) sostuvo que preocupa el alto número de familias en Colombia que no cuentan con un lugar adecuado para vivir, ya sea por hacinamiento o porque no cuenta con las características mínimas para considerarse digna.

“El acceso a vivienda digna es sin duda uno de los pilares claves para el desarrollo del país, en tanto permite tener una sociedad productiva y equitativa en la que se logra articular el bienestar de la población y el desarrollo productivo. Lo anterior parte de que garantizar una vivienda adecuada en la que los hogares puedan descansar y desarrollar sus actividades permite que las personas tengan las condiciones necesarias para participar de forma activa en actividades productivas que lleven al progreso económico”, dijo en su informe.

Para este análisis, la Anif tomó como referencia la Encuesta de Calidad de Vida, revelada recientemente por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), según la cual, en materia de tenencia, a nivel nacional el 39.4 % de los hogares contaba con vivienda propia, el 38.6 % con una vivienda arrendada o subarrendada, el 15.4 % eran ocupantes con permiso del propietario, el 3.6 % eran ocupantes de hecho y el 3.1 % vivía en propiedades colectivas.

“Si bien eso es a nivel nacional, en cuanto a cabeceras el arriendo o subarriendo se ubicó como la tenencia predominante, mientras que en los centros poblados y el rural disperso la tenencia predominante en la vivienda propia”, agregó esta asociación, la cual agregó que esto sin duda es un reto, puesto que todavía hay un gran número de personas que no tienen un techo propio.

Ante esto, la Anif resalta que los programas de vivienda se convierten en políticas sociales claves para corregir las inequidades y garantizar el acceso a vivienda digna y de esta manera consolidar el desarrollo y bienestar de la sociedad. Teniendo presente que contar con una vivienda propia ayuda a fortalecer la economía del hogar.

“Ahora, si bien la mayoría de los hogares en Colombia habitan en viviendas (99.1 % según la ECV) el 31.0 % de estos se encuentran en déficit habitacional. Es decir, más de 5.000 hogares no cuentan con viviendas adecuadas, bien sea porque se encuentran en déficit cualitativo (23.5 %) o cuantitativo (7.5 %). Ese porcentaje alcanza el 68.2 % en los centros poblados y el rural disperso, mientras que en las cabeceras municipales se ubica en 20.4 %”, explicó.

Según el Reporte Anif del Sector Construcción, esas tasas se incrementan aún más en la periferia del país, dejando al descubierto las brechas regionales y geográficas que existen en materia habitacional.

“Esas cifras reflejan entonces la necesidad de seguir avanzando y fortaleciendo los programas de vivienda que se han articulado desde los distintos gobiernos. Para eso es necesario entender que se requiere de la estructuración de políticas a gran escala que permitan el desarrollo de viviendas sostenibles y de calidad que garanticen las condiciones de vida de los ciudadanos y el desarrollo de la sociedad”, dijo al respecto.

Una de las soluciones a esta problemática, según la Anif, parte de aumentar la provisión de vivienda nueva, promover los programas de acceso a vivienda de interés social e interés prioritario y mejorar la infraestructura complementaria del acceso a la vivienda. De tal forma que se propenda por el mejoramiento de las condiciones actuales de las viviendas y el cierre de las brechas existentes.