internacionalización

Las ventajas que tienen los colombianos que estudian en Francia

Actualmente, ese país es el cuarto destino de interés para los estudiantes de educación superior colombianos.


Francia se ha convertido en una plaza importante para los estudiantes colombianos, tanto así que hoy en día más de 4.000 jóvenes están matriculados en establecimientos de enseñanza superior y escuelas de idiomas en ese país. Hoy, este es el cuarto destino de interés para los alumnos nacionales.

Pero, ¿en qué radica el interés por este país europeo? Las razones no faltan: Francia tiene un abanico extenso de programas de estudios acreditados (más de 35.000), financiados desde el 70 hasta el 95 por ciento por el Estado.

Adicionalmente, el acuerdo de reconocimiento mutuo de los diplomas, que firmaron Colombia y Francia en 2010, facilita el proceso de postulación en ambos sentidos. Así las cosas, se han realizado alrededor de 200 acuerdos de doble titulación.

De igual forma, un estudiante internacional en Francia puede aplicar a muchos subsidios, lo que le permite sostenerse con mayor facilidad, y otro de los motivos para considerar este país como destino para estudiar tiene que ver con el perfil académico de los estudiantes colombianos, que es reconocido y buscado por las universidades francesas gracias a su buena formación.

Precisamente, con el fin de plantear a los alumnos colombianos las oportunidades de estudios y becas en Francia, se presentó durante la pasada Cumbre de Líderes por la Educación 2020, que culminó hace unos días, la nueva estrategia: “Bienvenido a Francia”, liderada por Campus France Colombia, agencia gubernamental francesa para la promoción de la educación superior y la movilidad académica hacia el país europeo.

La agencia, precisó su director, Pierre-Marie Biotteau, tiene como fin, entre otros, orientar, acompañar en la construcción del proyecto académico, asesorar en el proceso de postulación y guiar a los estudiantes en los trámites de visa.

La cumbre

Además de las oportunidades de estudio que tienen los jóvenes colombianos en Francia, la pandemia de la covid-19 y sus efectos en la educación fue otro de los temas abordados en la Cumbre de Líderes.

En este sentido, el Ministro de Educación Nacional en Francia, Jean-Michel Blanquer, aseguró en la apertura del evento que la educación es vital y la escuela es un derecho fundamental.

“No podemos permitirnos una generación sacrificada, ni aceptar tener alumnos con vacíos en su aprendizaje”, sostuvo el funcionario, quien también dijo que es inaceptable que la escuela, fábrica de las sociedades donde se aprende a vivir juntos, a hablar con el otro y a ejercer la ciudadanía, no pueda ser.

Y es que desde Colombia varias voces francesas recalcaron en el foro educativo la importancia de la escuela como lugar físico de aprendizaje y socialización, especialmente para los más jóvenes.

Como lo recordó el neurocientífico francés Stanislas Dehaene y presidente del Consejo Científico del Ministerio de Educación de Francia en su conferencia “Neurociencia y aprendizaje en el mundo de hoy”, la escuela tiene un rol particular para sacar el mejor partido de la plasticidad del cerebro que, en su concepto, es extraordinaria en los primeros años de la vida.

Hay que aportar al “supercomputador”, que es el cerebro del niño, una estimulación a la altura y privilegiar el aprendizaje de lenguas desde muy temprana edad. Por eso es fundamental, precisó, contribuir con una atención particular a la educación de los más pequeños, aun durante ese periodo de confinamiento.

Contacto con el idioma

Anne Tichadou, rectora del nuevo Liceo Francés Internacional de Bogotá, en el municipio de la Calera, precisó que no decidió aplazar el regreso al colegio ya que muchos alumnos no hablan francés y es importante que ellos tengan un contacto con el idioma para poder continuar sus clases en francés en el grado elemental.

Subrayó la importancia de tener una visión global de la educación de los más pequeños en esos tiempos de enseñanza virtual o híbrida, gracias a un esfuerzo particular para estar muy cerca de las familias, especialmente con el apoyo de una psicóloga y un equipo técnico reactivo que busca capacitar a los padres de familia en el dominio de la tecnología para ayudarles a conectarse.

Aunque todos los ponentes en la Cumbre coincidieron en la importancia de mantener una enseñanza de alto nivel, destacaron también los límites de la virtualidad.

Para la rectora del Liceo Francés de Pereira, que reabrió sus puertas en la primera quincena de octubre, el retorno a clases es una prioridad para el bienestar de todos: docentes, alumnos y padres.

Explicó que, si bien la enseñanza a distancia a través de clases en directo o clases inversas ha permitido que los alumnos desarrollen mucho más autonomía y habilidades a nivel técnico, es necesario favorecer la interacción física y recuperar la atención de los alumnos.

De otra parte, frente al “acelerador de cambio” que representa la crisis del Coronavirus, el propio Ministro Blanquer invitó a tener cuidado, al señalar que “si la educación virtual tiene sus virtudes, está lejos de poder sustituir de manera exclusiva la enseñanza presencial”.

En el conversatorio con sus homólogas francesas, Germán Nieto, rector colombiano en Cali, completó esta visión al recomendar no olvidarse de que “en los colegios se aprende a pensar, pero también a vivir, a convivir y a compartir, y a aprender con otros”.

Contenido elaborado con apoyo de la Embajada de Francia.