Tendencias
De izquierda a derecha: Juan Carlos Nieto, líder de seguridad ciudadana de Somos Comunidad; Lucy Guzmán, alcaldesa de Santander de Quilichao; Elkin Noriega, secretario de Gobierno de Valencia; Elisa Caro Ríos, fundadora de Artesanías Siglo XXI; y Álex Quitián, coronel de la Policía Nacional.
De izquierda a derecha: Juan Carlos Nieto, líder de seguridad ciudadana de Somos Comunidad; Lucy Guzmán, alcaldesa de Santander de Quilichao; Elkin Noriega, secretario de Gobierno de Valencia; Elisa Caro Ríos, fundadora de Artesanías Siglo XXI; y Álex Quitián, coronel de la Policía Nacional. - Foto: guillermo torres-semana

foros semana

Diálogos de resiliencia, una apuesta para la seguridad humana en los territorios afectados por el conflicto

Representantes de organizaciones internacionales, líderes de las comunidades, miembros de la Policía y autoridades locales se reunieron para profundizar sobre los mecanismos que mejoran la seguridad en los municipios más afectados por el conflicto armado. Estas fueron las principales conclusiones del ‘Diálogo Nacional de Resiliencia’.

En el marco de la Actividad Somos Comunidad –una iniciativa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) con la cual se busca mejorar la seguridad ciudadana y la resiliencia al crimen y a la violencia en 35 municipios del país–, se propició un espacio que permitió conocer las principales conclusiones y retos que se identificaron en los 26 Diálogos de Resiliencia municipales y regionales, en materia de seguridad y de capacidades comunitarias e institucionales para abordar los problemas de seguridad humana desde un enfoque territorial que responda al contexto de los municipios.

Durante este evento, organizado por Usaid, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (Fupad), Foros Semana y la Iniciativa Global contra el Crimen Transnacional Organizado (GI-TOC), Joshua Mitrotti, director de Somos Comunidad, resaltó que la seguridad es un compromiso que debe ser liderado por las instituciones civiles y que requiere de la participación de distintos actores que lo nutran. “No puede ser solo una responsabilidad de la Policía”.

Por su parte, Julie Peña, especialista en género e inclusión social de Somos Comunidad, resaltó que “visibilizar a las mujeres, a la población LGBTIQ+ y a otras poblaciones tradicionalmente marginadas comienza por reconocer que las violencias afectan a las personas de manera diferenciada”. Es decir, las mismas comunidades se deben convertir en entornos protectores que se pueden fortalecer y enlazar con mecanismos institucionales.

Mark Shaw, director global de GI-TOC, se mostró positivo por la implementación de estos mecanismos y agregó que desde la organización creen en los sistemas locales de seguridad, “pues las comunidades son las que mejor entienden los retos y oportunidades en esta materia”. Otro de los puntos importantes que sobresalieron durante el encuentro fue la resiliencia comunitaria como la base para promover la seguridad y la convivencia pacífica. Lucy Guzmán, alcaldesa de Santander de Quilichao (Cauca), explicó que en esta zona del país recuperaron espacios importantes para la comunidad, que se habían dejado de utilizar por algún hecho violento, y “los resignificamos. Eso representó la creación de tejido social”.

Desde la fuerza pública, el coronel Oleskyenio Flores, subjefe de la Oficina de Planeación de la Policía, explicó que desde hace 20 meses iniciaron un proceso de transformación integral con el objetivo de mejorar a la institución bajo la premisa de entender que los uniformados forman parte de la comunidad. Cuando el servicio es de calidad, garantiza el ejercicio de libertades, de derechos y de entendimiento de las correlaciones ciudadanas”. Además, enfatizó en que el servicio debe ser entendido desde los territorios y no solamente desde Bogotá.

Elisa Caro Ríos, fundadora de Artesanías Siglo XXI, y Elkin Noriega, secretario de Gobierno de Valencia (Córdoba), hicieron un reconocimiento al programa Somos Comunidad, el cual les ha permitido fortalecer la confianza y les ha dado esperanza a sus pueblos para que se respire paz en el territorio.

El evento culminó con la entrega de un documento al Gobierno nacional que recopila propuestas que surgieron en las comunidades para aportar en el proceso de construcción del Plan Nacional de Desarrollo.