gente

Kevin Spacey debe indemnizar a productora de ‘House of Cards’: juez

La serie fue reducida y finalizada tras la salida del actor.


Según el fallo de un juez de Los Ángeles este jueves, se ratificó que el actor estadounidense Kevin Spacey deberá pagar casi 31 millones de dólares a la productora de la serie House of Cards, de la cual fue despedido en medio de un torbellino de acusaciones por conducta impropia.

Esta es una nueva derrota legal para el actor de Hollywood, en su larga batalla judicial contra la productora MRC.

Cabe mencionar que Spacey protagonizó cinco temporadas de House of Cards hasta que varias denuncias de acoso sexual contra compañeros de trabajo fueron divulgadas por medios de comunicación.

MRC no tenía conocimiento de este tipo de conducta por parte de Spacey con miembros del elenco o del equipo de trabajo del programa”, afirmó la productora en uno de los documentos judiciales.

“Spacey rompió con estipulaciones en los acuerdos de actuación y producción ejecutiva que fijan los estándares de conducta en el lugar de trabajo, incluyendo incumplir la política de acoso de MRC”, indicó la productora luego de conocerse las denuncias por acoso y agresión sexual en 2017; además, se suspendió al actor.

Sobre este caso, un juez de arbitraje falló en octubre de 2020 que Spacey debía pagar 29,5 millones de dólares, además de gastos de representación, a la productora, la cual tuvo que rediseñar la serie debido a la salida del personaje de Frank Underwood, quien era el protagonista.

El dos veces ganador del Óscar había solicitado a la justicia invalidar la indemnización millonaria, argumentando que el juez de arbitraje incurrió en fallas procesales al momento de evaluar los daños.

Sin embargo, el juez Mel Red Recana, del tribunal superior de Los Ángeles, ratificó la decisión, ordenando al actor a cumplir con la indemnización.

Spacey niega todas las acusaciones de acoso en su contra, que frenaron su premiada carrera y que correspondieron con el surgimiento del movimiento #MeToo, el cual nació a partir del caso del todopoderoso productor Harvey Weinstein.

En otro lío judicial que afronta el actor, Spacey se declaró no culpable ante un tribunal de Londres por acusaciones de acoso sexual presentadas por tres hombres y que datan de hace más de diez años.

Tras haber sido dejado en libertad al final de una primera audiencia que tuvo lugar el pasado 16 de junio, Spacey se declaró no culpable de las presuntas agresiones cometidas, en su mayoría, en el barrio londinense de Lambeth, donde se encuentra el célebre teatro Old Vic, del que fue director artístico entre 2004 y 2015.

Dos de los cargos que se le imputan al actor se refieren a agresiones sexuales cometidas en marzo de 2005 en Londres a un mismo denunciante, que hoy tiene más de 40 años.

La otra agresión sexual es de un segundo denunciante en agosto de 2008, actualmente en la treintena, e implica actividades sexuales con penetración sin su consentimiento.

El actor es acusado de otra agresión sexual en abril de 2013 en Gloucestershire, en el suroeste de Inglaterra, a un tercer hombre, también de unos 30 años.

El señor Spacey niega enérgicamente cualquier tipo de criminalidad en este caso”, había afirmado su abogado, Patrick Gibbs, el 16 de junio.

Spacey fue inicialmente acusado en 2017 en el estado de Massachusetts (noreste de Estados Unidos) de haber puesto las manos en el sexo de un muchacho de 18 años en un bar, después de emborracharlo, en julio de 2016. Estos cargos fueron retirados en 2019.

El actor fue despedido de House of Cards y también quedó fuera de una película de Ridley Scott, Todo el dinero del mundo, en la que fue reemplazado por el actor canadiense Christopher Plummer.

*Con información de la AFP.