Home

Gente

Artículo

Kim Kardashian y Kanye West lograron un acuerdo en su proceso de divorcio, en especial en lo que tiene que ver con la relación y manutención de sus hijos. - Foto: Fucsia.co

gente

Kim Kardashian y Kanye West llegan a un millonario acuerdo de divorcio

El rapero tendrá que pagarle una buena cantidad a la empresaria por la manutención de sus hijos.

Ya se venían completando dos años que Kanye West y Kim Kardashian anunciaron que su relación no iba más, luego de una boda mítica y cuatro hijos, dos concebidos biológicamente y otros dos a través de vientres de alquiler, todo porque la salud de Kim se vio seriamente comprometida con sus dos primeros embarazos.

Estos y muchos más detalles sobre esta relación rodaban por todos los medios internacionales y las redes sociales hacían las veces de mensajeras de fotos y videos de cual evento o situación visitara la pareja, siendo una de las más asediadas por la prensa, al punto de no estar seguros ni siquiera en uno de los hoteles más lujosos de París, donde robaron y amordazaron a la más mediática de las Kardashian, antes de que West fuera a su encuentro.

A ese punto llega la fama de estos dos personajes que ahora, según confirma TMZ, ya tienen un acuerdo muy concreto de su divorcio, que tal como informan debía darse en este momento, pues de no llegar a él iban a tener que verse las caras en un juicio que prometía ser el más televisado y famoso del año, digno de una serie de Netflix.

Eran dos los puntos más álgidos que tenían que quedar claros y firmados en un documento para que Kanye y Kim pudieran ser felices cada uno por separado. El primero era la custodia y la manutención de los cuatro pequeños que tienen: North, Chicago, Saint y Psalm.

Según el medio estadounidense, la custodia será compartida y los dos tendrán un 50% de tiempo para estar con ellos, algo muy razonable ante cualquier ruptura de un matrimonio con hijos, sin embargo, se dice que la Kardashian será quien más pase tiempo con ellos, pues no dará tan fácil su brazo a torcer a la hora que Kanye se invente sus dichosos viajes fuera del país y se quiera llevar a los pequeños.

Por otro lado, West tendrá que desembolsar una cantidad considerable de dinero como parte de la manutención de sus hijos, que residirán junto a su madre. Se dice que el rapero deberá pagar sagradamente los primeros de cada mes 200 mil dólares, pero esto no es todo, además deberá pagar el 50% de los gastos escolares de cada uno de los pequeños, incluida la matrícula del colegio, y el 50% de los gastos de seguridad de sus hijos, sin importar si están con él o con la Kardashian.

Lo que sí se rescata de este acuerdo es que Kanye se mantiene al tanto de lo que suceda entre sus hijos y si se llega a generar alguna discusión entre ellos, tendrán que mediar ambos padres. Solo cuando no sea posible la presencia de uno, el otro solucionará.

En cuanto a las propiedades que compartía la pareja no hubo ninguna disputa, pues tanto Kanye como Kim firmaron un acuerdo prenupcial que dejaba muy claro qué era lo de ella, qué lo de él y lo que se conseguía en medio de la relación se iba dividiendo para evitar discusiones futuras. Ahora, sí se debe aclarar que la Kardashian solicitó ante un juez ser descarada como mujer divorciada, lo que le atribuyó varios beneficios desde marzo de 2022, un año y un mes luego de solicitar la terminación de su matrimonio con el cantante.

Esta medida cayó como un baldado de agua fría para el intérprete de Stronger, quien intentó anularla sin éxito alguno. Además, él pasó por varios abogados en su proceso de divorcio hasta que fueron Nicholas A Salick y Robert Stephan Cohen los que aceptaron ayudarle, quienes también mediaron en el divorcio de Bill Gates.

Kim siempre estuvo con su abogada Laura Wasser, quien resultó ser un as para dejar a la más famosa de las Kardashian como la reina que es.