gente

“No doy mas”: la presentadora Alejandra Isaza revela que le quieren quitar la custodia de su hija

Denunció que estaba siendo víctima de violencia psicológica y que, se había cansado de vivir con miedo.


La presentadora del canal Teleantioquia, Alejandra Isaza, conmocionó las redes sociales este martes 30 de noviembre, al hacer una denuncia pública que, al parece, había callado por mucho tiempo. En sus redes sociales publicó una serie de mensajes contando a sus seguidores y, a los colombianos en general, sobre la situación que estaba viviendo en su casa.

Cada día crece en Colombia la tasa de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y de violencia de género; con el agravante de que al tener hijos se perpetúa la violencia a través de ellos”, comenzó relatando la presentadora. “Nos amenazan constantemente con quitarnos la custodia, los usan como herramientas para seguir dominado, sometiendo, nos agreden psicológicamente, económica y patrimonialmente”, y enseguida confesó que ella también era parte de este círculo de violencia.

Las palabras de esta mujer retumbaron en el corazón de muchas otras víctimas, al expresar sus sentimientos y haciendo un llamado de ayuda. “Me canse de vivir con miedo, me canse de vivir amenazada, me canse de vivir denunciada, me canse de resistir ataque tras ataque, me cansé de cargar este peso en silencio”, reveló Isaza.

Este año me han separado 3 veces abruptamente de mi hija con mentiras y manipulaciones al sistema, no puedo ni siquiera publicarla en redes sociales como lo hace cualquier mamá, tengo procesos legales en mi contra, hasta en la fiscalía”, afirmó la presentadora, haciendo referencia a las dificultades que ha vivido, y por las cuales, según dice, estaría siendo vulnerada injustamente.

A reglón seguido reclamó justicia, hizo un llamado a las autoridades para que protegieran los derechos de la mujer, y también criticó a aquellos padres que piden la custodia de sus hijos sin tener el tiempo necesario para dedicarles, por lo que los niños resultaban al cuidado de niñeras.

Terminó su mensaje con un, “NECESITO AYUDA!!! No doy mas”. La presentadora expresó todas estas palabras con una foto de su pequeña, cabe resaltar que la menor está de espaldas por las restricciones que la Fiscalía le habría puesto.

Luego de esta primera confesión, Isaza publicó diez fotografías más en las que se puede observar a la presentadora con los ojos rojos y llorosos, en diferentes situaciones de su día a día. Con estas imágenes buscaba retratar su verdadero rostro, detrás de todas las cámara y expresando la situación que vivía con su familia.

Esta ES LA MUJER REAL, que guardó silencio durante meses por miedo, que vivió bajo amenazas de que le quitaran a su hija ‘y me las cumplieron’, a la que la silenciaron ‘por tener seguidores en redes sociales’, a la que le quitaron el derecho de sentirse orgullosa de ser mamá, de publicar fotos y videos con su hija en redes”, comienza la presentadora recalcando el sentimiento que la llevó a no decir nada por tanto tiempo.

Y continúa revelando que últimamente no ha estado bien, que tuvo que retomar su carrera mudándose a Medellín, que ha tenido complicaciones de salud. “Esta soy yo, la Alejandra que este año llego a pesar 46 kilos, a la que no le venía el periodo, la que vomitaba, no comía y no dormía de la presión a la que estaba y estoy siendo sometida”, aseveró haciendo referencia a la tristeza con la que se puede ver en cada fotografía.

Respecto a su recuperación, Isaza comentó que le había costado retomar su salud, además de los otros ámbitos de su vida, como su su economía, o su espiritualidad; reconoció que le había sido difícil enfrentar todo lo que había callado y haber dejado su autoestima a un lado. En ese sentido, la presentadora dijo que había dado lo mejor de sí misma en su rol de mamá, por lo que no le parecía justo que le quisieran quitar la custodia.

Porque yo lo único que hice, fue tomar decisiones por y para mi hija; decidí ser libre, tratar de ser feliz, trabajar en mi y siempre estar para ella con amor y una sonrisa”, concluyó su mensaje, el cual ha recibido un sinnúmero de respuestas de mujeres que le expresan su apoyo y se ponen a su servicio para luchar por verdadera “justicia”.