Cobre con compromiso verde

El proyecto de la mina de cobre Quebradona, en Jericó Antioquia, estrenará la figura de Sociedades Comerciales de Beneficio e Interés Colectivo (BIC), con la que busca convertir la riqueza mineral en progreso social económico y ambiental. *


Además de convertirse en la mina subterránea de cobre más moderna del país y de la región, la firma AngloGold Ashanti (AGA) busca con el proyecto Quebradona, ubicado en Jericó, Antioquia, un triple propósito: combinar simultáneamente las ventajas económicas de la actividad minera, con la posibilidad de preservar y promover el medioambiente y con el bienestar de los trabajadores y interés de la comunidad.

AGA lleva 14 años en la zona, y hace poco terminaron la etapa de exploración y ahora se encuentran a la espera de la licencia ambiental para proceder con las siguientes etapas: cuatro años de construcción y montaje, 21 de extracción, tres de cierre y 10 de poscierre, para un total de 38 años.

El proyecto se basa en la implementación de tecnología de punta, consumo eficiente de energía, minimización de impactos ambientales e implementación de estrategias de economía circular, apoyo a comunidades locales para logar los objetivos de desarrollo sostenible de la OCDE, mejora del capital natural y social, y crear un legado positivo con el desarrollo de una arquitectura paisajista.

Innovación + ambiente

De aprobarse la fase de explotación por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), Quebradona sería un hito en la historia ambiental del país, recuperar 2.500 hectáreas de bosques seco tropical y alto andino.

En la mina Quebradona se contempla el uso de las técnicas más avanzadas, exigidas internacionalmente para extracción de minerales, en este caso de cobre, especialmente. La mayoría de la operación será robótica y a distancia lo que agilizará la operación y evitará riesgos para los trabajadores.

El proyecto abarcará 610 hectáreas (3.2%) de las 19.300 hectáreas que tiene el municipio de Jericó. La mina se encontrará en la vereda Quebradona en donde se encuentra el depósito mineral ‘Nuevo Chaquiro’, a una profundidad de 400 metros. Allí, la roca será triturada y transportada por bandas a través de un túnel de 6 kilómetros.

Este túnel desemboca en la parte baja (Verdea Cauca) en donde quedará la zona de infraestructura que hará posible el proyecto, que consta del depósito mineral, las oficinas y el parque biodinámico.

Para Edwin Arango, gerente ambiental de Minera de Cobre Quebradona Anglo Gold (Ashi) el compromiso verde de esta compañía con Quebradona se basa en tres pilares:

Uno, la implementación del cierre progresivo: durante los 38 años, que durará el proyecto a medida que avanzan en la extracción de minerales van haciendo un cierre paulatino, revitalizando los terrenos.

Al final del proyecto, en la parte alta de la mina - zona de subsidencia-, en donde hay una plantación de pinos, se sembrarán especies de montaña, que se integrarán al distrito de manejo integrado La cuchilla -Jardín-Támesis.

Y en la parte baja (Cauca) quedará el parque biodinámico que contempla un área para la investigación y la educación, observatorios para el avistamiento de aves y contemplación, atrapanieblas, unidades de energía renovable con jardines solares y ruedas hidráulicas, y la recuperación del bosque seco tropical.

El segundo compromiso verde de esta mina será el legado ambiental que dejarán al recuperar la conectividad entre los ecosistemas entre el rio Cauca y el distrito de manejo La cuchilla, Jardín, Támesis “lo que vamos a hacer es básicamente un anillo alrededor del proyecto, circundado por todas las fuentes de agua, por el rio Piedras y bajando por la quebrada Guamo hasta llegar río Cauca, en el cual vamos a recuperar cerca de 2.548 hectáreas de ecosistema de bosque seco tropical y de bosque de montaña”, explicó Arango.

Y el tercer compromiso es el plan de inversión del 1 por ciento, en donde invertirán cerca de $ 28 mil millones en actividades de protección y conservación de los cuerpos de agua, pequeñas quebradas que se encuentren en la cuenca del río Piedras.

Manejo responsable del agua

Frente a este vital tema, el gerente ambiental de Minera de Cobre Quebradona, aclaró que el agua la van a captar directamente del río Cauca, en el sector de Puente Iglesias. Allí el caudal es de 760 metros cúbicos por segundo y el proyecto va a utilizar 0.2 metros por segundo, quiere decir que se usará menos del 0,1 por ciento del agua disponible en el rio Cauca.

El proyecto contempla además la construcción de plantas de tratamiento para recircular gran parte del agua captada, lo que hace parte del cumplimiento de las medidas ambientales exigidas internacionalmente.

En este sentido, Andrea Agudelo, técnica ambiental de Mina de Cobre Quebradona, destacó que, con los procesos de manejo de aguas, como el de reutilización del agua "le garantizamos a la ciudadanía que son procesos limpios, de los caudales que Corantioquia nos otorga ".

*Contenido hecho en colaboración con el proyecto Quebradona