En cuatro años Colombia busca pasar de 7,3 a 12 millones de visitantes por turismo de negocios. Así planea lograrlo
La industria de reuniones en el país ha dejado de ser solo un segmento turístico para convertirse en una fuerza impulsora transversal que beneficia a las comunidades locales y a los demás sectores de la economía. | Foto: Getty Images

Especial Turismo de negocios

En cuatro años Colombia busca pasar de 7,3 a 12 millones de visitantes por turismo de negocios. Así planea lograrlo

Con el Plan Sectorial del Turismo 2022 – 2026, la vinculación del país al Consejo Mundial de Viajes y Turismo y la articulación con la Red Nacional de Bureaux, el país espera crecer aún más su participación regional. Hoy, ciudades como Bogotá y Cartagena lideran la oferta.

Durante la última década Colombia se ha encargado de demostrar que tiene todo lo necesario para convertirse en el principal destino regional de eventos y convenciones. Así lo ratifica el ranking del International Congress and Convention Association (ICCA), que señala que Bogotá (6) y Cartagena (9) están en el Top 10 de las ciudades favoritas para este tipo de actividades.

Según Arturo Bravo, viceministro de Turismo, en el país están presentes marcas hoteleras globales, lo cual es sinónimo de garantía para quienes exploran realizar aquí sus convenciones, congresos o encuentros. Adicionalmente, se cuenta con una infraestructura de alto nivel con estándares internacionales, modernos espacios para reuniones, muchos de ellos con zonas abiertas y escenarios naturales. En total, Colombia tiene 27 centros de convenciones, 18 centros de eventos, 117 locaciones no tradicionales y 510 hoteles entre cadenas locales y extranjeras, de los cuales 483 cuentan con salones para reuniones. “Además contamos con empresas de viajes profesionales especializadas en esta industria, con experiencia internacional que diseñan eventos y con manejo de la logística, la coordinación y el registro”, indicó Bravo.

El posicionamiento que ha alcanzado el país en este sector se debe, principalmente, a la preparación, experiencia, versatilidad de destinos y diversas alternativas para realizar reuniones de acuerdo con las necesidades y expectativas de las distintas empresas y organizaciones. “La combinación de atractivos turísticos con infraestructura ofrece la posibilidad de extender la experiencia en el tiempo para nómadas digitales o generar acompañamiento de familiares antes, durante o después de las reuniones”, agregó el viceministro.

Una industria sostenible

El sector tiene metas claras. La primera de ellas es pasar de 7,3 millones de viajeros a 12 millones en los próximos cuatro años. Este objetivo se logrará, de acuerdo con las estimaciones del viceministro, con acciones concretas como el Plan Sectorial del Turismo 2022-2026 ‘Turismo en armonía con la Vida’, a través del cual se busca mejorar las condiciones productivas de los destinos turísticos para que estén en línea con las nuevas tendencias del mercado. Un trabajo que se desarrolla en articulación con la Red Nacional de Bureaux, integrada por 11 destinos, el Fondo Nacional de Turismo y ProColombia.

Así mismo, como parte de las acciones que permitirán alcanzar la meta está la inclusión del país como miembro activo del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por su sigla en inglés), una apuesta que permitió, además, que Colombia se convirtiera en el primero de Suramérica en apoyar el proyecto Hotel Sustainability Basics, con el que se busca incentivar la implementación de criterios de sostenibilidad en los hoteles.

“La industria de reuniones en el país ha dejado de ser solo un segmento turístico para convertirse en una fuerza impulsora transversal que beneficia a las comunidades locales y a los demás sectores de la economía”, concluyó Bravo.