especial medicina estética

“La cirugía plástica más bonita es la que no se nota”: Ernesto Andrade

El cirujano plástico, reconocido por su técnica de abdominoplastia, habla sobre las tendencias del mercado, la amenaza que representan las redes sociales para el sector y el aporte de la ciencia y la tecnología al éxito de las intervenciones.


En sus 30 años de trayectoria, ¿cómo ha variado el concepto de bienestar y belleza en el país?

ERNESTO ANDRADE: Cambia en la medida en que nacen nuevas tendencias, que también son geográficas. Cuando me inicié como cirujano plástico, los implantes más grandes que se usaban eran de 280 centímetros cúbicos; hoy, esos son los más pequeños. Sin embargo, justo ahora avanza una tendencia de implantes de pocos centímetros cúbicos, ya que las mujeres están prefiriendo bustos más sutiles y discretos. Soy de una tendencia más clásica, discreta, cuyos resultados son más naturales. Para mí, la cirugía plástica más bonita es la que no se nota y ese es mi objetivo.

¿Cree que las cirugías estéticas llegan a crear adicción en algunas personas?

E.A.: No he conocido al primer adicto a las cirugías plásticas. Lo que sí creo es que hay gente a la que le gusta mucho realizarse cirugías plásticas. Hay una doble moral con respecto a la vanidad, y Colombia no es la excepción: todos la odian, pero la veneran.

¿Dé qué manera están influyendo las redes sociales en las decisiones que toman los pacientes sobre las cirugías que quieren realizarse?

NO USAR, USO EXCLUSIVO MEJOR COLOMBIA, Especial Salud estética, Doctor Ernesto Andrade
El doctor Ernesto Andrade cuenta con treinta años de experiencia exitosa, mortalidad cero y complicaciones mínimas en sus cirugías. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

E.A.: Le quiero decir a la gente que tenga cuidado con las redes sociales. Muchos desconocen programas como Photoshop, con el que realizan ajustes o cambios a las fotos originales de los pacientes. Incluso, se publican fotos intraoperatorias, lo cual considero una falta de respeto. La cirugía plástica es un procedimiento irreversible. Las redes sociales –que yo considero un reino de la mentira– empezó a florecer porque las personas prefieren ver avatares que personas reales. Algunas veces, los pacientes me muestran fotos y me dicen: “Doctor, quiero que me deje así”, pero yo no opero fotos, opero gente.

¿Cual es la mejor ruta para elegir un cirujano plástico?

E.A.: Es muy difícil definir qué es un buen cirujano plástico. Hoy el criterio ya no está mediado por su formación, su experiencia o la recomendación de alguien más, sino por las estrategias comerciales y de posicionamiento en el mundo digital, el número de seguidores y las fotos que postea. Existe una gran responsabilidad del paciente en los criterios de elección de su cirujano. Debe informarse sobre la cirugía plástica que se va a realizar y de cómo el procedimiento impactará su vida y la de todo su entorno. Es importante considerar, además del presupuesto, la calidad a largo plazo.

Todos los pacientes deben saber que la cirugía plástica es un procedimiento irreversible.
Todos los pacientes deben saber que la cirugía plástica es un procedimiento irreversible. - Foto: Getty Images

La ciencia y la tecnología le han permitido a la medicina lograr mejores resultados. ¿Cómo ha sido ese aporte en su caso?

E.A.: Treinta años de experiencia exitosa, con mortalidad cero y complicaciones mínimas en mis pacientes son mi mejor carta de presentación. Varios de los éxitos en mis procedimientos se deben a técnicas avanzadas. En la cirugía de nariz, por ejemplo, ya no hay cicatrices visibles y por eso el paciente puede respirar desde el primer día, no hay tantos hematomas ni inflamaciones y la recuperación es más tranquila y con resultados satisfactorios.

¿Cuáles son sus principales logros?

E.A.: Hace varios años realicé importantes aportes a la cirugía de cuello, gracias a una serie de técnicas quirúrgicas que permiten avanzar los músculos y darles un mejor soporte para que el hueso mandibular sea más marcado. Este procedimiento, que pasó de siete horas a cerca de una hora y media, trae como resultado signos de juventud en la zona del cuello.

Desarrollé, así mismo, avances en la cirugía de busto, con la invención de los únicos implantes suturables del mundo, es decir, a los que se les pueden pasar unos puntos y no se rompen. Esta técnica impide que los implantes, a largo plazo, se desplacen o volteen. Es un producto orgullosamente colombiano, al igual que nuestro micro implante de silicona en glúteos, que además exportamos. También hemos logrado avances en cirugía en mentón, orejas e incluso en liposucción.

A usted se le reconoce por la abdominoplastia, que incluso fue galardonada con el Premio Nacional de Cirugía Plástica de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica. ¿Qué la hace tan relevante?

E.A.: El paciente sale caminando completamente derecho, sin drenes, los puntos son absorbibles, el ombligo es muy pequeño y muy natural, no tiene que doblarse ni sufrir, ni le duele, y se reincorpora a sus actividades más o menos al quinto día. Quizá por esto, alrededor de 12.000 pacientes han confiado en nosotros para esta cirugía.

Las cirugías más comunes que se hacen los hombres son mentón, nariz, cuello y orejas.
Las cirugías más comunes que se hacen los hombres son mentón, nariz, cuello y orejas. - Foto: Getty Images

¿Qué tan cierto es que hay cada vez más hombres como pacientes de cirujanos estéticos?

E.A.: Los hombres ya le perdieron la pena a la cirugía estética. Sin embargo, en toda mi experiencia como cirujano plástico, la proporción sigue siendo la misma: por 30 mujeres que se operan, un hombre lo hace. Entre las cirugías más comunes en ellos están las de mentón, nariz, cuello y orejas.

Si quiere conocer más información sobre el doctor Ernesto Andrade y sus procedimientos, visite sus redes sociales y su página web.

*Contenido elaborado con apoyo de Ernesto Andrade.