contenido en colaboración

“Uno de mis propósitos es lograr que la marca Tapa Roja traspase fronteras”: gerente de la Fábrica de Licores del Tolima

En entrevista con SEMANA, Franz Bedoya Rubio relata cómo la organización se reinventó durante la pandemia produciendo alcohol antiséptico y cuenta sobre su apuesta por explorar mercados para llevar el aguardiente del Tolima a otras regiones del país.


SEMANA: ¿De qué forma la Fábrica de Licores del Tolima ha utilizado la innovación para hacerle frente a la crisis derivada de la pandemia?

Franz Bedoya Rubio: En tiempos de crisis, las oportunidades son más fuertes. La pandemia nos permitió desarrollar estrategias para la Fábrica de Licores del Tolima, en las que la innovación y la transformación fueron los dos insumos más importantes, pues mantenerse en el mercado no solo fue un reto sino una opción fundamental de alta competencia. Supimos asumir la realidad y observamos las posibilidades que teníamos para lanzar al mercado una línea que ganara un espacio en medio de la pandemia.

En junio del 2020 lanzamos al mercado esta línea de alcohol antiséptico y glicerinado, una decisión acertada que respaldó nuestro gobernador, Ricardo Orozco Valero, gestor y apoyo permanente de la visión comercial de la fábrica. Esta línea cumple con los requisitos para la fabricación de antisépticos categorizados como medicamentos para el uso en la emergencia sanitaria declarada por el covid-19, lo que le que permitió, en época de pandemia, adecuar nuestras instalaciones, repotenciar la maquinaria y crear un producto con altos estándares de calidad y aceptación para nuestros clientes a nivel local y nacional.

Hoy estamos posicionados en las ciudades más importantes del país, Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín y Pereira. Muy pronto estaremos cubriendo todo el mercado nacional con nuestra marca.

SEMANA: ¿Cómo aprovecharon la tecnología para ingresar a nuevos mercados y seguir comercializando sus productos?

F.B.R.: Contamos con productos de reconocida trayectoria nacional e internacional, pero el mundo de hoy exige innovación y tecnología para conquistar mercados. Durante este tiempo preparamos la fábrica para enfrentarnos a estas exigencias, para lo cual fueron fundamentales las herramientas digitales, que nos permitieron manejar los procesos y abrirle espacio en nuevos territorios al aguardiente. La tecnología nos permitió llegar a otros países, acercarnos a distribuidores potenciales y a concretar negocios más importantes.

SEMANA: ¿Qué cambios puntuales se llevaron a cabo al interior de la organización para aprovechar la innovación?

F.B.R.: Una organización que confía en el uso de las tecnologías para sus procesos y deposita inversión en la innovación, hace que estos se optimicen y a su vez se generen mejores resultados en temas de productividad. De esta forma adquirimos nuevos equipos que ayudaron a obtener tiempos más productivos en bodega e hicimos adaptación de procesos amigables con el medioambiente. Además, Aguardiente Tapa Roja ha consolidado un equipo de marketing digital compuesto por comunicadores, diseñadores, publicistas, planners estratégicos y creadores de contenidos que, a través de su experiencia, han ayudado al fortalecimiento de los canales digitales que actualmente tenemos y que han logrado, a través de la creación de estrategias de contenidos, un aumento visible en el alcance, posicionamiento y fidelización de la marca, además de la construcción de una comunidad fortalecida que se identifica con ella. Este trabajo se ve reflejado en una mayor atención en clientes potenciales dentro y fuera del país, además de la adaptación de las plataformas digitales como un canal robusto de generación de ventas.

SEMANA: En medio de esta época difícil sacaron la nueva línea de Aguardiente Tapa Roja ORO. ¿Qué los motivó a hacer este lanzamiento y qué significa esta nueva línea para la región?

F.B.R.: La Fábrica de Licores del Tolima es una de las empresas de licores con más trayectoria en el país y es por esta razón que debía ser la casa de un producto premium que la posicionara en el mercado nacional e internacional como una de las compañías líderes en el sector. Además, es un producto lleno de significado, de tradición y cultura, que exalta emblemas tolimenses como nuestra bandera y la pujante raza pijao. Aguardiente Tapa Roja Oro es una especie de lingote de oro con 32 grados de alcohol, sin azúcar, su presentación es elegante y está fabricado con una combinación perfecta de anises seleccionados. Es un producto que lleva por dentro la historia del territorio tolimense, los pasos de nuestros ancestros, las riquezas que nos rodean y el dulce sabor del mejor aguardiente del mundo. ¡Los invito a que lo prueben!

SEMANA: ¿Cuál es el balance de las ventas de la organización en medio de la crisis sanitaria?

F.B.R.: A nivel país, la industria de licores decreció en 48 por ciento. No obstante, la Fábrica de Licores del Tolima pudo sostenerse, ubicándose como una de las tres fábricas con mejor desempeño en sus ventas por sus estrategias de comercialización, innovación y compromiso con su gente. Durante el periodo del año 2020 y hasta la fecha, nos hemos mantenido como una institución ejemplo en estabilidad y adaptación a las circunstancias. y esto se traduce en el balance obtenido en ventas y resultados. Aguardiente Tapa Roja continúa comprometido con su trabajo para seguir fortaleciéndose en el mercado nacional e internacional, lo cual hemos alcanzado gracias al posicionamiento de marca que hoy se hace visible en el incremento favorable de ventas de todos nuestros productos.

SEMANA: ¿Cómo planean seguir expandiéndose para llegar a otras regiones del país?

F.B.R.: Uno de mis propósitos fundamentales es lograr que la marca Tapa Roja traspase fronteras y pueda posicionarse en las diferentes regiones del país. Hoy seguimos avanzando en la expansión de mercados, buscando acuerdos comerciales con los demás departamentos; seguimos apoyados en serios estudios de mercado identificando posibles nichos de ventas, donde podamos expandir nuestros productos. Hemos trabajado de forma directa en cada uno de los escenarios donde queremos llegar y posicionar nuestra marca, creando alianzas estratégicas que generen una fuerza efectiva de mercado. Seguimos orgullosos de lo nuestro porque Tapa Roja tiene un efecto de recordación que lo ha llevado a estar presente en los mercados de Cundinamarca, Atlántico, Bolívar, Quindío, Risaralda y seguramente muy pronto en todas las regiones del país.

SEMANA: ¿Cuál es el portafolio actual de la Fábrica de Licores del Tolima?

F.B.R.: Tapa Roja maneja colores, emociones, sabores y aromas que la hacen versátil al público consumidor, porque goza de una identidad propia y un público consumidor definido que conoce y ama la marca; por ejemplo, tenemos el Aguardiente Rojo tradicional, el Azul Special, el Verde 24, el nuevo Tapa Roja Oro, y la línea de alcohol antiséptico y glicerinado. Todos nuestros productos tienen presentaciones de 375 centímetros cúbicos, 750 y 1.500, en media botella, botella y garrafa para los aguardientes; y en el alcohol, tenemos presentaciones de 500 centímetros cúbicos, 1000, galón y de 20 litros.

Lea también: Café, cacao, plátano y aguacate hass: los otros jugadores de Colombia en los Olímpicos de Tokio

Lea también: Así lograron las pymes colombianas adaptarse al mundo digital para sobrevivir a la pandemia