Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Idlib, Siria,
(Cascos Blancos de Defensa Civil Siria vía AP) - Foto: AP

mundo

Alto jefe de Al Qaeda cayó muerto en Siria por un dron de Estados Unidos

Un portavoz del Comando Central del Pentágono confirmó el ataque aéreo en el que resultó abatido Abdul Hamid al-Matar.

Un líder de alto rango de Al Qaeda murió en un ataque con drones no tripulados estadounidenses en Siria, informó este viernes un vocero del Pentágono a la agencia de noticias AFP.

“Un ataque aéreo de Estados Unidos en el noroeste de Siria mató hoy al líder de Al Qaeda, Abdul Hamid al-Matar”, confirmó en un comunicado el portavoz del Comando Central, Mayor del Ejército, John Rigsbee.

“La eliminación de este alto dirigente de Al Qaeda interrumpirá la capacidad de la organización terrorista para seguir tramando y llevando a cabo ataques globales que amenacen a los ciudadanos estadounidenses, a nuestros socios y a civiles inocentes”, acotó Rigsbee.

El vocero del Pentágono precisó que no se conocen víctimas del ataque, que se llevó ejecutó utilizando una aeronave MQ-9. El suceso ocurrió dos días después de un ataque a “deliberado y coordinado” con el uso de drones y fuego indirecto contra la base militar estadounidense de Al Tanf, ubicada en la provincia siria de Homs, que no dejó víctimas.

De momento se desconoce quién perpetró el ataque. Por su parte, Rigsbee no afirmó a los medios si el ataque estadounidense con drones se llevó a cabo en represalia.

Según el Pentágono, Al Qaeda utiliza Siria como un “refugio” para reconstruirse, coordinarse y planear operaciones. A finales de septiembre, el Pentágono mató a Salim Abu-Ahmad, otro alto comandante de Al Qaeda en Siria, en un ataque aéreo cerca de Idlib en el noroeste del país. Había sido responsable de “planificar, financiar y aprobar los ataques transregionales de Al Qaida”, según el Comando Central.

Este miércoles 20 de octubre, al menos 14 personas murieron en un atentado contra un autobús militar en Damasco, donde no se registraba un ataque tan sangriento desde hacía cuatro años, y momentos después, hubo al menos 13 fallecidos en un bombardeo del gobierno sirio sobre zonas rebeldes.

De momento, el atentado no fue reivindicado, pero las fuerzas gubernamentales bombardearon una hora después la provincia de Idlib, último gran bastión yihadista y rebelde, en el noroeste del país, causando al menos 13 muertos, civiles en su mayoría.

Un autobús militar que circulaba cerca de un puente estratégico de la capital “fue blanco de un ataque terrorista con dos aparatos explosivos pegados al bus, causando la muerte de 14 personas y dejando varios heridos”, indicó la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA), citando a una fuente militar.

Una fuente militar citada por SANA explicó que el vehículo llevaba dos artefactos explosivos enganchados y que un tercer artefacto “cayó del autobús después de la explosión” y que “fue desmantelado”.

Las imágenes divulgadas por la agencia siria mostraban a los socorristas inspeccionando el autobús calcinado, en una zona en general muy animada de la capital siria.

*Con información de la AFP.