Home

Mundo

Artículo

Foto: AP - Foto: Foto: AP

mundo

Con un gancho capturan a personas que violan cuarentena en Nepal

Los policías que adelantan los operativos en las calles no tienen necesidad de tener contacto físico con las personas detenidas.

En varios países del mundo se ha convertido en un problema para la Policía lograr que sus ciudadanos se queden en casa y no violen la cuarentena impuesta por los respectivos gobiernos, de cara a que el coronavirus no se siga expandiendo y traiga consigo, además de más contagios, muertes.

Sin embargo, no ha sido una tarea fácil para las autoridades, a pesar del anuncio de sanciones económicas y de horas de arresto a quienes violen el aislamiento obligatorio, lo que ha conllevado a que los policías tomen medidas más fuertes para hacer valer la norma.

Ante este panorama, la Policía de Nepal se vio obligada a utilizar ganchos extensibles para detener a las personas que encuentren en la calles rompiendo la cuarentena, y sin argumento válido. Sin embargo, lo llamativo de esta práctica es que evita que los agentes tengan contacto físico con las personas, y así evitar un posible contagio por coronavirus.

Se trata de dispositivos que antes la Policía de ese país utilizaba para extraer cadáveres del agua. Por lo tanto, al tratarse de ganchos extensibles, los agentes detienen a la persona a determinada distancia y luego la llevan hasta un camión para trasladarla a la estación más cercana.

El superintendente adjunto de la Policía Metropolitana de Katmandú, Pawan Kumar Bhattarai, dijo que con esta práctica, a la que llamó “arresto multifuncional”, han detenido a más de 1.400 personas desde que fue decretado el 24 de marzo la cuarentena en ese país, y que está siendo violada por algunos ciudadanos. 

“No solo es fácil de usar, sino que es muy seguro tanto para la Policía como para los delincuentes”, dijo Bhattarai, según Europa Press.

Entre tanto, Shyam Lal Gyawali, superintendente superior de la Policía de Nepal, advirtió que en los próximos días aumentarán las horas de castigo a las personas que decidan seguir violando la norma. 

Este método recuerda las prácticas ensayadas por la Policía china para darle captura a ciudadanos de ese país, sospechosos de ser portadores de coronavirus y no querer cooperar con las autoridades tanto sanitarias, como policiales.