Home

Mundo

Artículo

(Photo by OLIVIER DOULIERY / Pool / AFP)
Antony Blinken afirmó que los funcionarios cubanos actuaron "injustamente" contra los ciudadanos en las protestas del año pasado. (Photo by OLIVIER DOULIERY / Pool / AFP) - Foto: AFP

mundo

Estados Unidos sanciona a cinco funcionarios cubanos por su actuación contra manifestantes en 2021

Los funcionarios actuaron “injustamente” contra los cubanos que participaron en las protestas de 2021.

Estados Unidos sancionó a cinco funcionarios cubanos por su papel en los juicios “injustos” y el encarcelamiento de manifestantes que participaron en las protestas de julio de 2021, informó este jueves (16 de junio) el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.

El Departamento de Estado “tomó medidas para imponer restricciones de visado a cinco funcionarios” en virtud de “la Proclamación Presidencial 5377″ que suspende la posibilidad de que funcionarios del Gobierno cubano entren en Estados Unidos como no inmigrantes, informa en un comunicado.

Estos cinco funcionarios “están relacionados con juicios injustos y sentencias injustas, y el encarcelamiento de manifestantes pacíficos del 11 de julio de 2021″, señala Blinken sin dar nombres.

Se trata de una respuesta a los funcionarios “que niegan a los cubanos sus derechos humanos básicos y libertades fundamentales”, añade.

Las protestas que estallaron el 11 de julio pasado al grito de “tenemos hambre” y “libertad” dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, cientos de los cuales siguen en prisión, según la organización civil Justicia 11J.

De acuerdo con la Fiscalía General cubana, un total de 381 manifestantes que participaron en estas protestas fueron condenados por varios delitos, incluidos 36 que recibieron penas de hasta 25 años de cárcel por sedición.

Las autoridades cubanas afirman que las manifestaciones fueron orquestadas desde Estados Unidos.

Las nuevas restricciones de visado potencian “esfuerzos previos para promover que los funcionarios cubanos que permiten los abusos y la represión de los derechos humanos por parte del Gobierno rindan cuentas”, detalla el comunicado.

En noviembre de 2021 y enero de 2022 el Departamento de Estado ya tomó medidas similares “para apoyar al pueblo cubano”, recuerda Blinken. Cuba se halla bajo embargo estadounidense desde 1962, con distintos tipos de sanciones que han variado a lo largo del tiempo.

El presidente Joe Biden prometió revisar la política hacia La Habana cuando llegó a la Casa Blanca en enero de 2021.

En mayo pasado anunció que levantaría algunas de las restricciones impuestas a Cuba bajo el mandato de su predecesor Donald Trump, para facilitar procedimientos de inmigración, transferencias de dinero y vuelos a la isla, una decisión aplaudida por La Habana.

La política respecto a la isla es un tema políticamente delicado en Estados Unidos, que alberga una gran comunidad de inmigrantes de origen cubano.

Estados Unidos acusó a Cuba, Nicaragua y Venezuela de criminalizar el periodismo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, acusó este martes a Cuba, Nicaragua y Venezuela de criminalizar el periodismo libre, en el marco de la Cumbre de las Américas que está teniendo lugar esta semana en Los Ángeles, Estados Unidos.

En Cuba, Nicaragua y Venezuela el simple hecho de hacer periodismo independiente es un delito”, dijo el secretario de Estado estadounidense, señalando a los tres países que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha excluido de la cumbre por “no respetar la democracia”, según recogió la agencia Bloomberg.

Blinken afirmó que “cuando los periodistas independientes son atacados, cuando son perseguidos, cuando son encarcelados, cuando son atacados de cualquier otra manera, los efectos escalofriantes van mucho más allá de las víctimas inmediatas”, según informó la citada agencia.

Por otra parte, el secretario de Estado aseguró que la administración Biden ha financiado con 28 millones de euros algunas iniciativas y organizaciones de noticias de interés público en “entornos inestables y de escasos recursos”, y que proporcionará hasta 8,5 millones de euros para defender a periodistas acusados de difamación.

*Con información de la AFP.