mundo

Expresidente Trump niega que haya tenido documentos nucleares en su mansión

A través de su red social, describió como “tipos sórdidos” a los agentes federales involucrados en el allanamiento.


El expresidente de Estados Unidos Donald Trump negó este viernes que estuviera guardando documentos nucleares clasificados en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida, tras insistir en sus cuestionamientos al allanamiento adelantado por el FBI.

“Esto de las armas nucleares es un engaño”, dijo el exmandatario en un mensaje publicado en su plataforma Truth Social, y en el que describe como “tipos sórdidos” a los agentes federales involucrados en el registro.

Trump responde así a una información del Washington Post, publicada el jueves, pero no especificó detalles sobre el contenido de estos presuntos documentos, ni si la agencia encontró lo que buscaba.

El informe del diario se produce después de que el Departamento de Justicia presentara una moción para solicitar que un tribunal de Florida revele la orden de allanamiento ejecutada por el FBI, después de las acusaciones del expresidente de EE. UU. sobre una supuesta persecución por parte de los agentes federales y la Administración Biden.

“El interés claro y poderoso del público en comprender lo que ocurrió bajo estas circunstancias pesa mucho a favor de la revelación”, expresó el Departamento de Justicia, de acuerdo con The Hill, un periódico y sitio web de periodismo político estadounidense.

Simpatizantes y seguidores del expresidente han convocado una serie de movilizaciones para protestar por la redada del FBI a la casa en Florida de Trump.

El expresidente acusó a los agentes federales de estar llevando a cabo una persecución contra su persona.

Luz verde para publicación de orden de allanamiento a mansión de Trump

Entre tanto, la justicia estadounidense está a punto de hacer públicos documentos judiciales que levantarían el velo sobre los motivos del registro sin precedentes llevado a cabo esta semana en la mansión del expresidente Trump en Mar-a-Lago, Palm Beach.

La muy inusual disposición del Departamento de Justicia de hacer pública la orden de allanamiento, anunciada por el fiscal general Merrick Garland, fue bien recibida por el expresidente.

Casa Trump Mar a Lago
La justicia estadounidense está a punto de hacer públicos documentos judiciales que levantarían el velo sobre los motivos del registro sin precedentes llevado a cabo esta semana en la mansión del expresidente Trump en Mar-a-Lago, Palm Beach.(AP Photo/Steve Helber) - Foto: AP

“No solo no me opondré a la divulgación de los documentos relacionados con el allanamiento (...) sino que voy un paso más allá al alentar la publicación inmediata de esos documentos”, escribió en Truth Social el exmandatario quien, sin embargo, se abstuvo de hacer pública la copia de la orden judicial que recibió.

Los abogados de Trump tienen hasta las 3:00 p.m. (hora local) para responder a la propuesta de Garland, quien aseguró haber “aprobado personalmente” el allanamiento.

El secretario de Justicia también denunció, durante su breve intervención televisada, los “ataques infundados” de los republicanos contra su cartera y contra el FBI.

“El Departamento no toma este tipo de decisiones a la ligera”, señaló, y agregó que el caso reviste un “importante interés público”, a tres meses de las elecciones legislativas intermedias.

Al pedir que se levantara la confidencialidad de la orden judicial, el Departamento de Justicia citó, sin contradecirlas, las declaraciones de representantes de Trump indicando que el FBI buscaba documentos de archivo de la Casa Blanca, posiblemente secretos de defensa clasificados.

(AP Photo/J. Scott Applewhite)
El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, anunció la posibilidad de hacer pública la orden de allanamiento. La decisión fue bien recibida por el expresidente Donald Trump. (AP Photo/J. Scott Applewhite) - Foto: AP

Entre tanto, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo este viernes que no había sido informada de los motivos del allanamiento, pero recordó que la ley regula estrictamente la posesión de documentos confidenciales.

“Debe reconocerse que esta información, tal como se ha divulgado, se sabrá más posteriormente, es altamente confidencial, muy por encima del nivel de ‘top secret’”, dijo en una conferencia de prensa, en la que habló de un asunto potencialmente “muy grave”.

Bloque

Simpatizantes republicanos, aunque conocidos por su apoyo a las fuerzas del orden, reprocharon la intervención del FBI.

Una asociación de agentes denunció llamados “inaceptables (...) a la violencia contra la policía”.

Un hombre armado que había intentado entrar en las oficinas del FBI en Ohio (norte) fue abatido por la policía tras un largo enfrentamiento.

Luego del allanamiento, los dirigentes republicanos formaron un bloque compacto de defensa del expresidente, quien mantiene un fuerte control sobre el partido conservador.

Su exvicepresidente Mike Pence, aunque potencial rival de Trump en dos años, expresó su “profunda preocupación” tras la operación policial.

El pasado miércoles, apenas dos días después del registro del FBI, el exmandatario fue interrogado durante cuatro horas en la oficina de Manhattan por Letitia James, la fiscal general del estado de Nueva York, que desde 2019 investiga las prácticas comerciales de la Organización Trump.

Según medios estadounidenses, el expresidente invocó más de 400 veces su derecho a no responder preguntas consagrado en la Quinta Enmienda de la Constitución.

Con información de Europa Press y AFP