china

Habitantes de Pekín son enviados a trabajar en casa para controlar el rebrote de la covid-19

La ciudad intenta reducir los casos del virus para mantener su estrategia de cero covid-19.


Después de varios días festivos, Pekín volvía este jueves a la actividad luego de que millones de personas teletrabajaran en medio de una escala de restricciones por un rebrote de la covid-19 en la capital de China.

Hoy el gigante asiático mantiene su estrategia “cero covid” y una de sus prioridades es seguir haciendo test masivos e imponiendo fuertes restricciones a la movilidad internacional y decretando confinamientos como el aplicado desde hace semanas en Shanghái, su principal centro económico, que sigue registrando miles de casos a diario.

Aunque en la capital el número de contagios es menor, (50 nuevos este jueves), las autoridades han aplicado numerosas restricciones para contener las infecciones y evitar un brote como el de la metrópolis meridional.

El jueves, en el primer día laborable después de varios festivos por el Día de los Trabajadores, los distritos de Chaoyang, el más poblado de Pekín con unos 3,5 millones de residentes, y Tongzhou, pidieron a sus locales trabajar desde casa.

Además, las autoridades cerraron los accesos de decenas de estaciones de metro, prohibieron comer dentro de restaurantes e ir gimnasios.

Aun así, Feng Yinhao, que trabaja en un centro de masajes en el distrito de Chaoyang, aseguró que la vida en Pekín era “todavía normal”, comparado con Shanghái, donde el encierro provocó enfado de numerosos residentes y molestia por las dificultades para conseguir comida.

“Los habitantes podemos aceptar la situación ahora”, afirmó Zhan Jun, un residente en Chaoyang. Pero “si las cosas son como en Shanghái (...), si se vuelve demasiado severo, serán distintas”, aseguró.

Pérdida de atractivo económico

El gigante asiático se ha visto sacudido en las últimas semanas por un fuerte brote de covid que ha tenido su epicentro en Shanghái, con más de 4.600 nuevas infecciones el jueves a pesar del largo confinamiento aplicado en la capital económica de China.

Allí, decenas de ciudades están aplicando confinamientos totales o parciales o medidas de restricción en la movilidad. Además, urbes importantes como Hangzhou o Pekín han ordenado test masivos a su población.

Estos controles están repercutiendo en la economía. Los ingresos por el turismo interno durante los cinco días festivos por el Día de los Trabajadores cayeron en un 40 % respecto al año anterior.

Un estudio de la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China publicado este jueves aseguró que esta gestión de la pandemia ha hecho perder al gigante asiático “gran parte de su atractivo” para numerosas empresas europeas.

Según datos independientes del grupo mediático Caixin, la actividad del sector servicios de China cayó en abril a su segundo peor nivel en el registro histórico.

Sin embargo, las autoridades anunciaron el miércoles que reducían la cuarentena para pasajeros internacionales de 21 a 10 días en una instalación determinada y siete días en casa.

La política de “cero covid” en China merma la confianza de empresas europeas

La política de lucha contra la covid-19 ha hecho perder a China “gran parte de su atractivo” para numerosas empresas europeas, afectadas por la ruptura en las cadenas de suministro y el freno a la actividad económica, según un estudio publicado el jueves.

La segunda economía mundial intenta eliminar cualquier foco de coronavirus desde su aparición gracias a confinamientos y masivos test, pero la variante ómicron ha complicado esta tarea.

Los confinamientos en decenas de ciudades chinas han provocado “asombrosas perturbaciones”, así lo explica un informe de la Cámara de comercio dela Unión europea en China

“La guerra (en Ucrania) ha tenido un impacto en las empresas europeas presentes en China” pero “la covid-19 supone un desafío mucho más inmediato y provocó una caída considerable en la confianza de las empresas” agrega el estudio, realizado a fines de abril ante más de 370 miembros.

Cerca de una cuarta parte de las personas interrogadas contemplan un desplazamiento de sus inversiones, en curso o programados, de China hacia otros mercados, cifra que se ha duplicado en dos meses.

Cerca del 60 % ha revisado a la baja sus previsiones de ingresos para este año, y un tercio constata una reducción de sus efectivos, según el estudio

“El mercado chino ha perdido mucho de su atractivo para varias personas interrogadas” subraya la Cámara europea de comercio.

Según el estudio, las empresas también se han visto afectadas por la guerra en Ucrania, pues perturba la logística con Europa.

Además, este estudio subraya la necesidad de prepararse a “choques futuros” en especial “ante la perspectiva de un deterioro del as relaciones UE-China”.

*Con información de AFP