Home

Mundo

Artículo

Saeed Shinwari
Saeed Shinwari - Foto: Facebook Saeed Shinwari

mundo

“He asumido que los talibanes terminarán matándome”: Saeed Shinwari, periodista afgano

El comunicador de 31 años es una de las mayores estrellas de la televisión de Afganistán.

Desde que los talibanes entraron a Kabul el pasado 15 de agosto, el famoso periodista afgano Saeed Shinwari sabía que el grupo terrorista iba por él, debido a que los fundamentalistas allanaron su casa y lo buscaron durante varios días.

Desde entonces, el comunicador y estrella de la cadena ToloTV lleva un mes sin salir de la cadena de televisión, que se ha convertido en un búnker en el centro de la capital del país. Desde antes del arribo de los talibanes a la ciudad, las fuerzas del Gobierno derrocado y los servicios secretos le habían informado que era uno de los objetivos de los terroristas, por lo que extremó sus medidas de seguridad.

“He asumido que me terminarán matando”, manifestó Shinwari, al señalar que no cuenta con contactos que lo puedan ayudar a salir del país.

“Hace un mes que no veo a mi familia”, indicó el periodista de 31 años, quien tiene una esposa y cuatro hijos, aunque también es el sustento económico de sus padres, varios hermanos y sobrinos. ”Fueron a mi casa y revolvieron todo. Mi madre les preguntó qué buscaban y le dijeron que alguna tarjeta que me vinculara al Gobierno. Desde entonces, el estrés no me deja comer, ni sonreír, me siento deprimido. ¿Qué puedo hacer?”, se pregunta.

De igual forma, añade que “una cosa que tienen en común la República y los talibanes, en realidad todos los gobiernos de este país desde los muyahidines, es que les encanta la prensa extranjera, pero odian a los medios locales”, afirma. “Si los talibanes te detienen a ti, te tratarán con respeto; si me detienen a mí, lo más probable es que me golpeen por mis programas y por mi carrera”, dijo convencido en declaraciones recogidas por el diario El País de España.

“Los odio con todas mis fuerzas. Nos han arrebatado nuestro país. Si pierdes dinero, no pasa nada, puedes recuperarlo; pero si pierdes tu país, lo has perdido todo”, asegura. “La gran pregunta que me hago, que nos hacemos todos los afganos, es por qué el mundo nos ha hecho esto, por qué nos han abandonado”, concluye.

“Creía que iba a morir”: el relato de otro periodista afgano

Recientemente se conoció el caso de dos periodistas de ese país que cubrían para su periódico una manifestación de mujeres que se realizó en Kabul, capital de Afganistán. Sin embargo, su presencia no gustó a los talibanes, quienes los detuvieron durante cuatro horas y les propinaron una brutal paliza.

Se trata del reportero Nemat Naqdi y el editor de video Taqi Daryabi, periodistas del medio EtilaatRoz, quienes denunciaron que fueron detenidos mientras cubrían una protesta de mujeres para exigir sus derechos y rechazar la participación de Pakistán en Afganistán, como recoge el medio norteamericano CNN.

En esta imagen tomada el 8 de septiembre de 2021, los periodistas del periódico afgano Etilaat Roz, llamados Nematullah Naqdi (izq.) y Taqi Daryabi, muestran sus heridas en su oficina de Acceptance luego de ser liberados de la custodia de los talibanes. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) / TO GO WITH, 'Afghanistan-conflict-journalists', Focus by Emmanuel Duparcq
En esta imagen tomada el 8 de septiembre de 2021, los periodistas del periódico afgano Etilaat Roz, llamados Nematullah Naqdi (izq.) y Taqi Daryabi, muestran sus heridas en su oficina de Acceptance luego de ser liberados de la custodia de los talibanes. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) / TO GO WITH, 'Afghanistan-conflict-journalists', Focus by Emmanuel Duparcq - Foto: (Photo by Wakil KOHSAR / AFP)

Nemat Naqdi, uno de los periodistas golpeados por los talibanes, relató que los talibanes lo golpearon brutalmente en el brazo, la cara y uno de sus ojos. “Me golpearon con tanta fuerza que realmente pensé que era el fin de mi vida”, dijo Naqdi a CNN.

Naqdi asegura que durante dos días no pudo mover uno de sus brazos debido a la fuerza con la que lo golpearon. También afirmó que uno de sus ojos sigue herido y que no puede escuchar nada por uno de sus oídos. “Me dieron cuatro o cinco bofetadas muy fuertes en la cara”, agregó el joven periodista.

Por su parte, Taqi Daryabi aseguró que los talibanes los llevaron a una comisaría cercana al lugar donde las mujeres protestaban. Allí dice que los torturaron durante unos 10 minutos. “Me golpearon con todo lo que pudieron agarrar”, denunció ante CNN.