Home

Mundo

Artículo

Migración a Reino Unido
Migración a Reino Unido. - Foto: Gareth Fuller/PA via AP

migración

Inmigración en Europa: Reino Unido denuncia flujo récord de ilegales por el canal de la Mancha

Se estima que este año, las autoridades de Reino Unido alcancen a bloquear el acceso de cerca de 60.000 personas que intentan alcanzar su territorio viajando desde las costas francesas en pequeñas embarcaciones.

En medio de la creciente ola de inmigración en Europa, autoridades de los diferentes países han denunciado el incremento de dichos flujos de ilegales durante los últimos meses, en su mayoría procedentes de países del Magreb.

Precisamente, en el marco de dicho fenómeno, una de las manifestaciones es la travesía de migrantes a bordo de pequeñas embarcaciones que buscan cruzar, entre otros, algunos territorios como el canal de la Mancha, situación que ha venido en un permanente auge, encendiendo las alarmas de las autoridades.

En ese contexto, dicho fenómeno ha presentado cifras récord, con cerca de 1.300 migrantes movilizados a través de dicha área en solo un día, lo que ha puesto de manifiesto para las autoridades británicas, la necesidad de tomar ingentes medidas para el control de dichos flujos, conscientes de que, además del reto de la acogida, dicha práctica refiere altos peligros para las personas que se aventuran a ella.

En el caso del canal de la Mancha, este tramo marítimo es uno de los más frecuentados por los inmigrantes, según refieren medios internacionales, y separa a Reino Unido del resto del territorio europeo.

Precisamente, dicho tramo fue recorrido el pasado lunes por un estimado de 1.300 migrantes, a bordo de pequeñas embarcaciones que buscaban coronar costas inglesas; no obstante, si bien el flujo de esta población en ese sector es alto, dicha cifra, alcanzada en una sola jornada, marcó un hito histórico, según advirtieron las autoridades de Defensa del Reino Unido, quienes registraron el arribo a sus costas de cerca de 27 embarcaciones, elevando el número de migrantes acogidos en lo corrido del año a 22.670, según recogen medios internacionales como la AFP.

De acuerdo con este medio internacional, el arribo de este grupo de migrantes el pasado lunes superó el hito histórico de arribo de migrantes a Reino Unido, el cual se había alcanzado el pasado mes de noviembre de 2021, cuando a bordo de pequeñas embarcaciones llegó un estimado de 1.185 ilegales.

En medio de estas travesías, se presentan varias emergencias que obligan a las autoridades a desplegar operativos de rescate para los náufragos, en panoramas que realmente despiertan preocupación, en tanto, dichos grupos de migrantes no están compuestos únicamente por adultos, sino también por poblaciones infantiles que corren aún mayor riesgo en las travesías, y adultos mayores que tampoco tienen las condiciones para enfrentarse a situaciones tan agrestes como la referida.

Sobre la llegada masiva de migrantes el pasado lunes al Reino Unido, medios internacionales destacan que el movimiento migratorio hacia las islas estuvo marcado por un período de espera a que las condiciones fueran las apropiadas; no obstante, la travesía sigue revistiendo gran peligro.

Sobre las razones por las que los migrantes buscan cruzar el canal de la Mancha, expertos de varias instituciones internacionales, citados por la AFP han referido que los migrantes no suelen quedarse en Francia, dado que allí las condiciones de vida a las que estos pueden acceder son deplorables, y a que las condiciones de calle son más difíciles, por lo que optan por buscar regiones costeras, para desde allí seguir su camino hacia el Reino Unido.

Según cifras de las autoridades británicas, durante el año 2021 lograron interceptar un estimado de 28.526 personas que intentaban acceder de manera ilegal a su país, mientras que un reciente informe presentado en el seno del Parlamento Británico refirió que durante el año 2022, el total de personas interceptadas podría ser cercano a los 60 mil, pese a que, después del Brexit, desde el Gobierno se tomó el tema de la migración como un problema central de la agenda, impulsando a que se adelanten trabajos mancomunados con Francia para buscar reforzar la vigilancia de algunos de los puntos desde donde se considera que parten dichos viajes migratorios.

En ese mismo sentido, la cooperación entre el Reino Unido y Francia también ha abogado porque las condiciones de acogida en el país galo sean mejores, con el fin de que los migrantes desistan de seguir su curso hacia el Reino Unido.

Aunque en el papel existe cooperación entre Francia y Reino Unido para lograr contener el fenómeno migratorio, en la práctica el tema se ha convertido en un factor de controversia para los dos estados. Tanto los ingleses como los franceses se señalan de ‘no hacer lo suficiente’ para combatir el fenómeno.

En ese mismo sentido, otra de las aristas que se han intentado abordar para ponerle coto a la situación ha sido la adopción de medidas aún más estrictas por parte de los dos estados, orientada a penalizar y castigar a las bandas o agrupaciones que se han logrado del llamado tráfico de personas, y que son los responsables de las irresponsables estrategias con las que los migrantes buscan atravesar, entre otros, el canal de la Mancha.

De igual modo, las estrategias que ha planteado Reino Unido para combatir la inmigración ilegal, como la de deportar a migrantes a Ruanda, también ha generado discordia y algunas quejas internacionales.

No obstante, el Reino Unido ha referido que su política es ‘necesaria’ debido al alto flujo de ilegales que llegan a su país buscando normalizar su situación.

Ante esta situación, también es importante notar que no todos los migrantes que buscan acceder al Reino Unido proceden de países del Magreb, sino que también lo son de otros países europeos, siendo Albania uno de ellos, de acuerdo con filtraciones de los cuerpos de inteligencia militar de ese país.

En ese sentido, desde ONG defensoras de Derechos Humanos como Amnistía Internacional se ha apuntado que en vez de políticas de deportación y garrote contra los migrantes, los países afectados deberían implementar sistemas de migración segura, con lo que se lograría encauzar los esfuerzos, evitando a su vez que grupos humanos se aventuren en medio de peligros que finalmente terminan siendo atendidos por los países que se ven afectados por la migración.

Según la AFP, se estima que al menos 203 personas han muerto o se han desaparecido desde el año 2014, en los intentos por acceder al Reino Unido desde Francia.

En ese contexto, medios internacionales refieren la tragedia de 27 personas que naufragaron el año anterior, y cuyo caso fue denunciado por la OIM.

*Con información de la AFP.