Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/11/2018 1:18:00 PM

Mary Austin, el verdadero y misterioso amor de Freddie Mercury

El papel protagónico de esta mujer fue revivido por Bohemian Rhapsody, la película que cuenta la vida del icono del rock. Nunca se casaron pero ella heredó la mitad de su fortuna, estuvo a su lado hasta el último respiro y es quien custodia sus cenizas.

Mary Austin, el verdadero y misterioso amor de Freddie Mercury Mary Austin, el verdadero y misterioso amor de Freddie Mercury Foto: Archivo particular

En la navidad de 1973, el año en que la banda británica lanzó su álbum Queen, Freddie Mercury le pidió matrimonio a quien, sin saberlo, sería de otra manera su eterno amor.

Llevaban cinco años juntos para aquel invierno en el que le obsequió una caja grande; dentro había otra caja, luego otra y así... Era como un juego lúdico, hasta que llegó a la caja más chica. En su interior, Mary Austin, su novia, encontró un hermoso anillo de jade. Austin le preguntó a Mercury en qué mano debería colocarla. Él respondió a la izquierda y le pidió que se casara con él. "Me quedé impactada. Simplemente no era lo que esperaba. Solo susurré, ‘Sí. Voy a". 

Esta historia fue relatada por Mary Austin al Daily Mail en el 2013; ocurrió cuando ella tenía apenas 23 años y fue uno de los momentos más dicientes de una historia de amor que no desaparece. Nunca se casaron pero cuando Mercury murió, ella reconoció que se había ido su amor eterno, con quien sintió que tuvo un matrimonio.

De la vida de Austin se conocen menos detalles de lo que se esperaría para la mujer que marcó la vida de una de las estrella de rock más talentosas del mundo, pero parte de esta historia cobró protagonismo con la película Bohemian Rhapsody, que revive la vida de esta poderosa voz británica. 

Puede leer: 25 datos sobre Freddie Mercury

Según el filme, Freddie vio por primera vez a Austin la misma noche en que conoció a la banda, le dijo que le gustaba su chaqueta y después la buscó en la tienda de modas Biba, lugar donde ella trabajaba, para invitarla a salir. No obstante existe una versión distinta, contada por el guitarrista y también compositor de Queen, Brian May.

En varias entrevistas May ha dicho que solían frecuentar la tienda con Mercury para ver a las "hermosas" empleadas; pero asegura que fue él quien salió primero con Mary Austin, no Mercury. "De manera lo suficientemente extraña, Mary fue la chica que escogí, era fabulosa, y empecé a salir con ella y Freddie se me acercó un día y me dijo, ‘¿Vas en serio con Mary? ¿La puedo invitar a salir?‘. Él lo hizo y fueron amantes por mucho tiempo", dijo May a Yahoo! Entertainment en 2017. 

“La única amiga de verdad que he tenido es Mary. Ella heredará la mayor parte de mi fortuna. ¿Qué mejor persona a quien dejarle mi herencia cuando me vaya? Naturalmente, mis padres están en mi testamento, igual que mis gatos, pero la mayor parte iría a parar a Mary”, dijo Mercury en su testamento.

De algo no cabe duda: ella fue novia, amiga y el amor eterno del creador de Queen. En 1992, cuando se hizo público el testamento de la estrella, se supo que dejaba a Mary su mansión de Garden Lodge, valorada en 22,5 millones de euros de la época; la mitad de su fortuna, inicialmente valorada en más de nueve millones de euros, y futuras ganancias por derechos de autor.

“La única amiga de verdad que he tenido es Mary. Ella heredará la mayor parte de mi fortuna. ¿Qué mejor persona a quien dejarle mi herencia cuando me vaya? Naturalmente, mis padres están en mi testamento, igual que mis gatos, pero la mayor parte iría a parar a Mary”, dijo Mercury en su testamento.

Jer Bulsara, la madre de Mercury, concedió una entrevista al Daily Telegraph en donde aseguró que, al menos por su parte, no había ningún tipo de rencor por la decisión de su hijo. “Mary era adorable y solía venir a comer a nuestra casa". "Me hubiera encantado que se casasen y tuviesen una vida normal, con hijos. Pero incluso cuando rompieron, yo sabía que seguía queriendo a mi chico y fueron amigos hasta el final. No la he vuelto a ver desde que él murió".

"Ella era como su familia y todavía lo es”, Jer Bulsara, madre de Freddie.

La lujosa mansión de Mercury heredada por Mary en Londres es asediada constantemente por periodistas. Detrás de sus muros infranqueables Mary guardó por años uno de los secretos mejor guardados del artista. Secreto que solo fue público hasta un día antes de morir ren 1991. Desde 1987 fue diagnosticado con VIH SIDA, una enfermedad terminal que no tenía cura o tratamiento que pudiera prolongar su vida. 

via GIPHY

Hasta 1968, Mary había tenido una vida privada. Sus padres eran pobres y sordos; él trabajaba como cortador de manos para especialistas en papel tapiz y ella era una empleada doméstica para una pequeña empresa. En su juventud Austin comenzó a trabajar a una prestigiosa tienda en Londres, Biba, a donde acudían como clientes Paul McCartney y Mick Jagger, y en donde Mercury cambió radicalmente su historia.

No pudo ocultar su fascinación por este músico artístico de "aspecto salvaje", como ella lo describe. "Él era como nadie que yo había conocido antes. Tenía mucha confianza y nunca he tenido confianza. Crecimos juntos. Me gustó, y siguió desde allí". En la primera invitación que le hizo ella fingió que estaba ocupada para esa noche; pero Freddie no se rindió y la buscó al día siguiente.

Mercury apenas comenzaba su carrera artística y no tenía mucho dinero, así que solo hacían cosas normales, sin cenas de lujo o regalos suntuosos. Al comienzo vivieron en una habitación en Victoria Road, Kensington. Después de dos años, se mudaron a un apartamento más grande en Holland Road. Este ascenso tuvo una explicación y es que para entonces Queen había firmado un contrato discográfico y tuvo su primer gran éxito, Seven Seas Of Rhye.

El verdadero talento de Mercury en el escenario, Mary lo descubrió en un concierto en Ealing College of Art, la antigua escuela de arte de Freddie, en donde Mary quedó eclipsada. Estaba naciendo una estrella. "Cuando salió del escenario, todas las chicas y sus amigos se amontonaban a su alrededor", dice. "Estaba tan ocupado. Comencé a alejarme y él vino corriendo detrás de mí. Él dijo: "¿A dónde vas?" Le dije que me iba a casa.

Austin describe que se sintió halagada e importante en su vida. Se dio cuenta que tenía que aceptar parte de eso. Estaba feliz porque él quería estar con ella. 

"Para mí, fue un matrimonio. Creemos el uno en el otro. Todos mis amantes me han preguntado por qué no podrían reemplazar a Mary. Es porque es sencillamente imposible”, Freddie Mercury

Fue en esta segunda mudanza, en el apartamento de Holland Road, en donde ella sintió que las cosas no marchaban bien. Llevaban seis años juntos, la discusión sobre el matrimonio había quedado en el congelador y ella decidió discutir el asunto con Mercury. "Algo está está sucediendo y me siento como una soga alrededor de tu cuello. Creo que es hora de que me vaya ", relató años después.

El éxito de la banda para ese momento era inigualable y él solo atinó a decirle que no había nada mal. Las presentaciones eran frecuentes, llegaba a altas horas de la noche con frecuencia y Austin solo podía pensar en que tenía a otra mujer. Hasta que en
1976 Mercury decidió discutir abiertamente con ella sus sentimientos.

Este momento fue inolvidable para ella y para la historia del rock. Él le confesó que era bisexual, una condición que le había tomado tiempo descubrir. A lo que Mary le respondió: "No Freddie, no creo que seas bisexual. Creo que eres gay ".

Esta revelación puso fin a la relación física que existía entre ellos; Austin se mudó a un piso cercano comprado por la compañía de publicaciones de música Mercury cuyo valor ascendió a las 30.000 libras. Era un lugar pequeño, para una sola persona, y desde el baño se podía ver el apartamento de Mercury. A pesar de que habían puesto distancia a esta relación ella nunca se separó demasiado de la banda, hay registros fotográficos de su presencia en giras y conciertos hasta finales de los sesenta.

En contexto: Todo lo que usted debe saber sobre Queen

Mary intentó varias relaciones después de vivir con Freddie Mercury pero ninguna consiguió la empatía que sí tenía la estrella de rock. Tuvo dos hijos con el pintor Piers Cameron, quien terminó, al igual que los demás, por salir de su vida. La razón de esta separación también sería  Mercury, situaciones en las que los encontró juntos habrían hecho que su nueva pareja se distanciara.

"Freddie había ensanchado tanto el tapiz de mi vida al introducirme en el mundo del ballet, la ópera y el arte, que aprendí mucho de él y me ha dado mucho personalmente. No había manera de que quisiera abandonarlo, nunca", ha reconocido Austin.

Cuando Mercury murió Mary estaba a su lado, lo cuidaba, le dejó un vacío que lamentó por años. Pasó mucho tiempo para que ella le abriera la puerta a una nueva relación. El empresario británico Nick Holford compartió la mansión a su lado, se casó con él en el más absoluto hermetismo, a la ceremonia en Long Island solo asistieron los dos hijos de Mary, Richard y Jamie. Pero de él también se divorció. 

El único hombre que ha perdurado en su vida fue Mercury. Mary fue la musa que inspiró Love of my life, portó los secretos más íntimos del artista y hoy custodia los detalles de su última voluntad. Antes de morir, Freddie le dijo que no quería que nadie intentara desenterrarlo y ella cumplió con sacar las cenizas de la mansión dos años después de su muerte. Hoy es la única que conoce dónde fueron esparcidos sus restos. 

Le recomendamos: Vea el primer trailer de la película sobre Freddie Mercury y Queen

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1933

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.